Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional LUNES 13 12 2004 ABC ETA prosigue su campaña de extorsión, con bombas contra dos empresas b Muere Juan Alcorta, el primer El Gobierno abre otro cisma con los jueces, que exigen a De la Vega una rectificación La vicepresidenta matiza ahora que sólo son tenebrosos sectores minoritarios b Acebes llama indecente a la industrial que plantó cara a la banda, y que en 1980 envió una carta abierta a los terroristas para dejarles claro que no iba a ceder M. L. G. F. BILBAO. ETA insiste en su campaña de intimidación contra los empresarios para que paguen el impuesto revolucionario y, así, hizo estallar ayer dos artefactos contra sendas industrias de las localidades guipuzcoanas de Ormáiztegui y Usúrbil. No hubo llamada previa para anunciar la colocación de las bombas, que hicieron explosión a la misma hora, las dos y media de la madrugada, en una empresa situada en el barrio de Zumarralde, en la localidad de Ormáiztegui, y en otra en la calle Osiña, en Usúrbil. Los daños fueron exclusivamente materiales y afectaron a las ventanas y las puertas de acceso. Los últimos atentados de ETA en el País Vasco han tenido como objetivo a empresas que se niegan a pagar el chantaje terrorista. La banda criminal quiere poner más presión sobre los empresarios, ya que, tal y como adelantó ABC, a medida que las Fuerzas de Seguridad han debilitado la capacidad operativa de ETA se ha detectado un aumento de quienes denuncian ante la Ertzaintza que han recibido cartas en las que se les exige el pago del impuesto revolucionario El Gobierno vasco condenó ayer los atentados contra estas dos empresas guipuzcoanas, así como el ataque perpetrado por proetarras, también en la madrugada de ayer, contra la sede del PNV de Abendaño. vicepresidenta porque insulta a los católicos, a la independencia judicial y a la democracia sólo el PSOE defendió a De la Vega PATRICIA G. ROBLEDO ABC ÁVILA MADRID. Las acusaciones que la vicepresidenta primera del Gobierno dirigió anteayer a jueces y sacerdotes, a quienes tildó de tenebrosos e inmovilistas llevó ayer a Enrique López, portavoz del Consejo General del Poder Judicial, a pedirle una rectificación. Si bien desde la Iglesia no hubo una reacción oficial de crítica hacia esas palabras, lo cierto es que sí cayeron como un jarro de agua fría entre los jueces, tanto conservadores como progresistas, que dedicaron a Teresa Fernández de la Vega severos reproches. Tras conocerlos, De la Vega trató de aclarar que sólo quiso calificar a sectores minoritarios de la Iglesia y la Judicatura. A tenor de las reacciones que han suscitado mis palabras- -dijo a Europa Press- es evidente que no he estado acertada en mi expresión. No me refería ni a todos los miembros del mundo de la judicatura ni a toda la Iglesia Católica. Me estaba refiriendo a aquellos sectores que se vienen oponiendo sistemáticamente a los cambios del Gobierno Acebes acusó al Gobierno de provocar a los jueces y los sacerdotes buen gobierno para ironizar: el hecho de que la vicepresidenta pierda el calificativo de excelentísima no supone que pierda también el don de la responsabilidad Desde la mayoritaria y conservadora Asociación Profesional de la Magistratura, su portavoz, José Manuel Suárez Robledano, declinó opinar al respecto porque considera que no merece la pena. Las palabras de De la Vega se califican por sí mismas No obstante, otros miembros de la APM declararon a ABC más que sorprendidos si te- M. MARTIN De excelentísima, a irresponsable Sin embargo, desde el CGPJ López mantuvo que las afirmaciones le producen gran preocupación y perplejidad Son muy desafortunadas y una descalificación gratuita o una crítica a decisiones que puedan adoptarse tanto en el ámbito del poder judicial como de su órgano de Gobierno. No es de recibo- -añadió- -que una responsable del Gobierno lleve a cabo este intento de descalificación de otro poder del Estado López se remitió a otra reforma del Ejecutivo, el código ético para el El hombre de la dignidad Precisamente ayer falleció, a los 83 años de edad, el primer empresario que plantó cara a ETA y se negó públicamente a ceder a su chantaje, Juan Alcorta Maíz. Natural de San Sebastián, envió en 1980 una carta abierta a la banda en la que le dejaba claro que no iba a ceder y que seguiría haciendo vida normal, como la de acudir diariamente a su trabajo o cada dos domingos al campo de Atocha a ver a la Real Sociedad. No tendréis necesidad de buscarme decía a los terroristas. Su ejemplar postura, más meritoria si cabe en un contexto como aquel, en el que dominaba el miedo, desencadenó una ola de solidaridad. El entonces secretario general de los socialistas vascos, Txiki Benegas, se prestó a acompañarle al estadio de Atocha. El hombre de la dignidad como se le reconoció entonces. falleció en un centro sanitario de San Sebastián. Los jueces conservadores creen que De la Vega se califica por sí misma y los progresistas, que es sumamente injusta nemos en cuenta que en el Grupo Parlamentario Socialista hay varios jueces, y sólo en el Gobierno dos, entre ellos la propia vicepresidenta, que accedió a la judicatura desde su anterior puesto de secretaria judicial. Lo tenebroso en España son estas declaraciones Edmundo Rodríguez, portavoz de la progresista Jueces para la Democracia, a la que estuvo vinculada la propia De la Vega, tildó de sumamente injustas sus palabras, procediendo ella, además, de la Judicatura y lamentó que haya generalizado porque entre los jueces hay un sector muy amplio caracterizado por su sensibilidad social y su compromiso con los valores constitucionales Cristo y las mil vicepresidentas También recibió duras críticas De la Vega desde el PP. Su secretario general, Ángel Acebes, dijo en Ávila que el Gobierno insulta a los católicos, a la independencia judicial, a la democracia y a todos aquellos que no se sometan a las convicciones del Partido Socialista Acebes, que calificó de indecente a De la Vega, opinó que el Gobierno está provocando un clima de crispación en estos sectores como desde hace años no se conocía. Esta lumbrera ha hecho un mal servicio a España y al Gobierno que tendrá consecuencias muy negativas Sólo el PSOE, a través de Diego López Garrido, salió en defensa de De la Vega al pedírsele su opinión sobre el comentario de un sacerdote en una homilía, según el cual vale más Cristo que mil vicepresidentas juntas López Garrido deslindó el ámbito público y civil de la acción de Gobierno del privado y moral que ha de caracterizar a la religión y mantuvo que con el PSOE en el poder la Iglesia no ha perdido ni una gota de libertad de expresión y de culto