Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional LA INVESTIGACIÓN DEL 11- M COMPARECENCIA DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO LUNES 13 12 2004 ABC El PP intentará que Zapatero explique hoy el papel del PSOE en la jornada de reflexión Zaplana le preguntará en la comisión del 11- M por sus llamadas a medios de comunicación tras el atentado b Los populares pedirán explica- ciones al presidente del Gobierno sobre el veto de los socialistas a una veintena de comparecencias ante la comisión parlamentaria J. L. LORENTE MADRID. El Grupo Popular sacará a relucir durante la comparecencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero- -primera de un jefe del Ejecutivo en ejercicio ante una comisión parlamentaria de investigación- uno de los asuntos sobre los que menos han indagado los comisionados del 11- M: las manifestaciones convocadas ante las sedes del PP en la jornada de reflexión de las elecciones generales. El principal partido de la oposición basará su hilo argumental durante el interrogatorio a Zapatero en tres ejes fundamentales: el papel que desempeñó el PSOE durante el 13- M, las llamadas que realizó el jefe del Ejecutivo a los medios de comunicación en aquellas fechas y la negativa de los socialistas a aceptar una veintena de nuevas comparecencias. plicaciones a Zapatero sobre el papel desempeñado por los socialistas en la difusión aquellos días de diversas informaciones falsas, como los bulos sobre los terroristas suicidas, la dimisión masiva de responsables policiales en protesta contra el Gobierno y la audiencia del Rey con el entonces ministro del Interior en la que Ángel Acebes habría sometido a la firma de Don Juan Carlos un decreto de suspensión de las elecciones. Los populares también preguntarán al presidente del Gobierno por el veto del PSOE a su petición de comparecencias. El presidente del PP, Mariano Rajoy, sostuvo el pasado lunes que no es equitativo ni justo que a lo largo de los trabajos que ha efectuado la comisión se hayan atendido las peticiones de comparecencias de los demás grupos y no haya sucedido así con las del principal partido de la oposición. Pacto contra el terrorismo islamista El Grupo Popular ya ha adelantado que pedirá que acudan a declarar de nuevo ante el Congreso todos los mandos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional en Asturias, una vez que hayan testificado Zapatero y un representante de las víctimas del 11- M. Los populares estiman que el presidente del Gobierno no debe tener la última palabra de la comisión. Por último, el primer partido de la oposición dirá sí a la propuesta de Zapatero de constituir un pacto de Estado contra el terrorismo islamista. No obstante, el PP intentará dejar claro que el actual pacto contra ETA suscrito con los socialistas sirve también para combatir el terrorismo islamista, con independencia de que puedan incorporarse al mismo nuevos firmantes. Rodríguez Zapatero preside una reunión del pacto antiterrorista Tono agresivo Los populares no esperan un tono bronco de Zapatero- no es su estilo comentan- pero sí agresivo contra la labor de José María Aznar al frente del Gobierno del PP. Por eso, preparan una estrategia ante la eventualidad de que el presidente del Gobierno les ataque con datos nuevos sobre los atentados. Zapatero comentó a los periodistas el pasado lunes- -durante la recepción celebrada en el Congreso por el aniversario de la Carta Magna- -que ha conocido muchos aspectos novedosos relacionados con el 11- M desde que fue investido jefe del Ejecutivo. El portavoz del Grupo Popular, Eduardo Zaplana- -que será el encargado de interrogar a Zapatero, como ya hizo con el anterior presidente del Gobierno, José María Aznar- no rehuirá el ataque por ese flanco y, si se da el caso, reprochará al líder socialista que los datos que conoció tras ser investido los tendría que haber contado antes en la última reunión de la comisión de seguimiento del Pacto Antiterrorista celebrada hace un mes. Pese a los reiterados intentos del PP por abrir la investigación a las manifestaciones del 13- J, lo cierto es que la comisión parlamentaria ha pasado de puntillas por las posibles vulneraciones de la legalidad en la jornada de reflexión, básicamente por el veto de los socialistas a determinadas comparencias. Los populares sólo consiguieron que en el órgano investigador se hablase de las concentraciones ante las sedes del PP durante la comparecencia del portavoz del Grupo Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba. que tuvo lugar el pasado mes de julio. DANIEL G. LÓPEZ El factor sorpresa Zaplana podría sorprender a Zapatero con nuevos datos sobre la presencia de dirigentes socialistas en las manifestaciones ante las sedes del PP, que los populares se han guardado a la espera de la comparecencia del presidente del Gobierno ante la comisión. Otro punto básico de la estrategia del PP se centrará en las llamadas a medios de comunicación que, según los dirigentes populares, hizo el entonces líder de la oposición durante los días 11 a 14 de marzo. Tal y como denunció Aznar ante el órgano investigador, el PSOE y sus medios afines fabricaron una gran mentira en torno a la gestión del Gobierno popular y jugaron a desestabilizar pocas horas antes de las elecciones generales del 14 de marzo En este capítulo, Zaplana pedirá ex- El jefe del Ejecutivo acude a la comisión con datos para negar que el atentado fuese teledirigido M. MARÍN MADRID. Está previsto que a las nueve de la mañana. por primera vez, un presidente del Gobierno en ejercicio, José Luis Rodríguez Zapatero, se someta a las preguntas de una comisión parlamentaria de investigación, que, como ocurrió hace quince días con José María Aznar, será televisada. Más allá de que el jefe del Ejecutivo traslade a los comisionados su propuesta para conformar un gran Pacto contra el terrorismo internacional ante el brutal acoso que sufren muchos países- -entre ellos España, con el dramático ejemplo del 11- M- nada más ha trascendido sobre el contenido de la declaración que Zapatero leerá al comienzo de su comparecencia ni sobre la estrategia que seguirá ante las preguntas del PP tendentes a comprometerle e implicarle en lo que este partido ha denominado un atentado teledirigido Por el momento, Zapatero se ha limitado a asegurar que en cada respuesta tendrá presentes a las 192 víctimas, a sus familiares y a los ciudadanos, y que su intervención responderá, en clave de futuro, a la incertidumbre que genera la capacidad del Gobierno de prevenir matanzas como la ocurrida en marzo. En todo caso, los socialistas- -cuyo portavoz parla- mentario, Alfredo Pérez Rubalcaba, llevará el peso del interrogatorio- -esperan a un Zapatero contundente, cargado de datos para contrarrestar la ofensiva del PP, pero institucional y alejado del tono bronco y hostil que le atribuyeron a Aznar. Zapatero explicará, con los datos que ahora tiene como presidente del Gobierno, en qué falló a su juicio la política de prevención del PP y desgranará las medidas de coordinación política, policial y judicial que ha adoptado para que un atentado así no vuelva a ocurrir dijo ayer el número dos del Grupo Socialista, Diego López Garrido. Además, se afanará en demostrar que el PSOE no incurrió en conductas irregulares durante la jornada electoral que lleven a pensar en un resultado deslegitimado. Todo el mundo sabe que el PSOE no convocó ninguna manifestación el 13- M. Decir eso no tiene ni pies ni cabeza censuró López Garrido al PP.