Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
106 Deportes PRIMERA DIVISIÓN DECIMOQUINTA JORNADA DOMINGO 12 12 2004 ABC Pobres y tristes Atléticos Un error del árbitro dio la victoria a los bilbaínos en un partido mal jugado por ambos equipos y con muy poco fútbol que ofrecer JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Bien que lo intenta el Athletic, y también el Atlético. Ambos ponen ardor, valentía, pelea en la batalla, crudeza para dominar el medio campo, pero a los dos se les ve las vergüenzas. Y es que lo poquito que tienen de calidad en las plantillas ayer no estaba en el campo. Para el Athletic el concurso de Yeste es vital porque le da al equipo la calidad, talento y clase que no tiene ningún otro en el equipo de Valverde. En el Atlético más de lo mismo. Sin Ibagaza falta chispa arriba, la que hace que explote Torres. Cierto es que ambos se fajaron bien, sobre todo el Atlético que, acostumbrado a vaguear fuera de casa, esta vez salió enchufado, peleando el medio campo con la versatilidad que le ofrece Colsa y que no le da Sosa. El Athletic puso lo suyo: garra, entrega y las cosas de Iraola y Jonan García. Sin más, porque no tiene más. Así que el choque se decantó por el tono físico, unos y otros peleando, chocando, sudando, pero sin un ápice de calidad en su fútbol, que fue francamente pobre. Si bien la actitud del Atlético era mejor que en otras jornadas fuera del Calderón, su eficacia en ataque fue igualmente pobre, muy desacertado en la entrega Aguilera y excesivamente dedicado a la destrucción Antonio López. El proceso de desaciertos en el partido creció aparatosamente: mucho desacierto, escasa precisión y poquísimas ocasiones de gol. Una por cada equipo en toda la primera mitad y poco que echarse a la boca. Estaba el partido muy nivelado por abajo, es decir, en la mayor de las miserias, cuando el árbitro se decidió a echar un poco de salsa al encuentro. Así que se tragó un doble fuera de juego de Urzaiz y Del Horno para que el lateral marcase un gol que, francamente, ni uno ni otro habían merecido porque los escasos detalles que ofrecieron ATHLETIC ATLÉTICO 1 0 (los destellos de Iraola o la solvencia defensiva del Atlético) no bastaban para señalar con el dedo a algún vencedor de forma decidida. Bien es cierto que los de Ferrando habían mostrado una mayor iniciativa, con Luccin muy activo y Colsa unos pasos por delante de él, y también con una defensa que jugó unos metros más adelantada de la habitual, pero con todo esto dicho, al equipo le siguió faltando enlace entre líneas, frescura en las ideas y talento para hacerse con los mandos del partido. En el Athletic un poco de lo mismo pues ni Orbaiz ni Gurpegui dieron un solo toque de distinción que fuese capaz de desbordar el engranaje defensivo de los de César Ferrando, habitualmente muy firme y seguro. cierto orden y firmeza defensiva para anular los ataques madrileños, que siempre tuvieron una pinta un tanto insipida, demasiada directa su ofensiva, sin mezclar juego, con excesos de pelotazos a ver si la bajaba Salva y balones largos a las carreras desesperadas, y perdedoras por imposibilidad de que llegaran a buen puerto, de Fernando Torres. En suma, otro pobre partido. Athletic (4- 2- 3- 1) Aranzubía; Iraola, Prieto, Murillo, Del Horno (Casas, m. 83) Orbaiz, Gurpegui; Etxeberría (César, m. 90) Jonan García (Tiko, m. 63) Ezquerro; y Urzaiz. Atlético (4- 4- 2) Leo Franco; Velasco, Pablo, Perea (García Calvo, m. 30) Sergi; Aguilera (Jorge, m. 60) Luccin, Colsa (Ibagaza, m. 60) Antonio López; Salva y Fernando Torres. Árbitro Turienzo Álvarez, del Comité castellano- leonés. Enseñó tarjeta amarilla a Velasco, Prieto, Colsa, Sergi, Orbaiz y Salva. Gol 1- 0, m. 45: Del Horno remata un centro desde la derecha de Iraola mientras que los jugadores del Atlético reclamaban fuera de juego de Urzaiz y del mismo Del Horno. En busca de la reacción En la segunda parte el Atlético controló más el encuentro, pero sin resultados satisfactorios, quizás anclado por las bandas donde tenía dos laterales en la derecha y otros dos en la izquierda, con pocas opciones atacantes. El Athletic, reservón, tampoco daba un paso adelante, y así iba el partido, por caminos rutinarios, tristes y deprimentes. Un partido malísimo. Ferrando, visto lo visto, que era nada, dijo que ya estaba bien y que había que meter algo de talento en el campo (Ibagaza) y a eso fue. El Atlético pasó, de controlar el partido, a dominarlo con claridad mientras que su rival daba un paso hacia atrás a cada minuto que pasaba. No sucedió gran cosa. El Atlético, obtuso y limitado, se puso en manos de los centros de Antonio López y en lo que pudiese dar Ibagaza que, recién salido de una lesión, ofreció muy poco de sí. Tanto dominio no tuvo reflejo. Alguna ocasión, como la de Fernando Torres, que no logró materializar con lucidez, y poco más. Al Athletic le bastó ASÍ JUGARON ATHLETIC Aranzubía: regular. Iraola: bien. Prieto: regular. Murillo: bien. Del Horno: regular. Orbaiz: regular. Gurpegui: regular. Etxeberría: mal. Jonan García: bien. Ezquerro: mal. Urzaiz: mal. Tiko: regular. Casas: regular. César: sin calificar. El técnico: Ernesto Valverde. Regular. Maneja lo que tiene con cierto criterio pero tener, tiene poco, y sin Yeste menos. El equipo ofreció, al menos, cierta consistencia defensiva. Lo mejor: Las cosas de Iraola y Jonan García. El equipo se mantuvo firme en su defensa. Lo peor: Sin Yeste en el campo no tuvo ni fantasía ni fútbol que ofrecer. Todo lo que se le ocurrió fue meter pelotazos arriba. Las bandas no existieron y Urzaiz estuvo muy solo, sin opciones de crear nada de nada. ATLÉTICO Leo Franco: regular. Velasco: mal. Pablo: bien. Perea: regular. Sergi: regular. Aguilera: mal. Luccin: bien. Colsa: regular. Antonio López: regular. Salva: mal. Fernando Torres: mal. García Calvo: regular. Jorge: mal. Ibagaza: mal. El técnico: César Ferrando. Mal. El equipo tuvo una buena actitud, pero muy poco fútbol. Los cambios fueron tardíos y no funcionaron. Lo mejor: Esta vez Luccin fue de lo mejorcito, y se hizo con el control del medio campo. El equipo lo intentó en todo momento y no se rindió. Lo peor: Pocas ideas ofensivas. Las bandas no funcionaron, ni por arriba ni por atrás, con escasas ideas. En la delantera poca lucidez para mover a la zaga rival. Se esperaba más de los cambios, pero no arreglaron nada. Antonio López se apresta a cabecear el balón en una jugada de ataque visitante El dúo Torres- Salva, como el Atlético, tampoco funciona fuera Era el duelo de goleadores españoles. Urzaiz, ocho tantos, frente a Fernando Torres, siete. Y Salva Ballesta (tres) como complemento del Niño en el fútbol de estrategia madrileño que triunfó ante el Osasuna. Sólo Eto o- -doce- -supera al delantero del Athletic. Oliveira, con ocho, también aventaja al buque insignia de Ferrando. Anoche, ninguno de los rematadores demostró su capacidad. Tampoco funcionó el dúo Salva- Torres, aunque al final hubiera un posible penalti a Ballesta. Y es que el Atlético repitió su pecado a domicilio, ese que le impide pisar plazas de Liga de Campeones: en ocho salidas sólo ha ganado una vez (en Albacete) y ha empatado en dos ocasiones (Valencia y Mallorca) Lo que conquista en casa- -cinco victorias y dos igualadas- -lo desperdicia fuera. Se marchó Perea del campo y el Atlé-