Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 DOMINGO 12 12 2004 ABC Sociedad Nadie como Extremadura se ha tomado en nuestro país tan en serio los retos que plantea la era digital. Desde la Educación a la Sanidad y a la formación ciudadana. El futuro existe y ya está aquí Extremadura revoluciona la Educación y la Sanidad a través de la tecnología TEXTO Y FOTOS: JOSÉ MANUEL NIEVES MÉRIDA. Hace ya muchos, muchos años, alguien imaginó un país en el que no existieran las distancias, en el que todos pudieran comunicarse con todos; un lugar donde los que más saben pudieran compartir sus conocimientos y los que menos, preguntar con libertad hasta obtener las respuestas. Hace muchos, muchos años, alguien soñó con un mundo más justo, en el que los niños pudieran elegir entre mil formas distintas de aprender. A ese país debería poder viajar quien quisiera, todo el mundo, sin excepciones. En ese lugar sin fronteras nadie debería pagar dinero por tener lo que es de todos, por disfrutar de lo que, por derecho, pertenece a todos por igual. Nadie, sin embargo, ha conseguido construir aún ese país, y eso a pesar de que son muchos, cada vez más, quienes lo intentan. El concepto de partida es sencillo: las nuevas tecnologías llevan, o deberían llevar, hacia el bien universal. Algo difícil de conseguir, especialmente en una sociedad más pendiente de las cuentas de resultados que de los resultados de las cuentas. Por eso, no es de extrañar que algunas de las iniciativas más destacadas en este sentido no procedan precisamente de las regiones más prósperas, sino de las más pobres. Extremadura es uno de los mejores ejemplos de ello. Tanto en España como fuera de ella, lo que ha conseguido esta región, entre las más deprimidas de Europa, resulta, a todas luces, impresionante. Extremadura en cifras La Comunidad Autónoma de Extremadura tiene una extensión de 41.634 km 2, una población de 1.073.000 habitantes y una densidad de población de 25,78 habitantes km 2. Según el último Padrón Municipal de Habitantes coordinado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) 663.142 de esos habitantes se encuentran en la provincia de Badajoz y 410.762 en la de Cáceres. La característica fundamental de la Comunidad extremeña, en relación a su población, es la elevada dispersión geográfica de sus habitantes. El 36,23 de la población se concentra, en efecto, en apenas siete municipios y el resto en 384 núcleos de población, de los cuales sólo 38 (menos de un 10 superan los 5.000 habitantes. La pirámide de población en esta Comunidad denota una clara tendencia al envejecimiento, con un 24 de población que supera los sesenta años. Estas cifras son el resultado de la evolución del crecimiento vegetativo, la disminución de la tasa de natalidad y el descenso de la tasa de mortalidad. do sobre software libre, es decir, sobre aplicaciones informáticas gratuitas, por cuyo uso no hay que pagar licencia a propietario alguno. No tenemos que gastar dinero, sino compartir conocimientos asegura Luis Millán Vázquez de Miguel, consejero de Educación, Ciencia y Tecnología de la Junta de Extremadura y uno de los máximos impulsores de la Sociedad de la Información en esta Comunidad Autónoma. Desde el año 2000- -asegura- -hemos ahorrado unos cincuenta millones de euros. Y eso sin contar los programas desarrollados por nosotros sobre el software original (y que por tanto no ha habido que comprar) Y sin contar tampoco con que no hemos perdido ni un solo minuto, ni un solo dato, a causa de los virus, que tanto daño hacen a otras plataformas Darío Rapisardi, un joven desarrollador argentino de Linux que vino de visita y se quedó para siempre asegura desde su puesto en el zulo el Centro de Desarrollo Linex y auténtico corazón técnico del tinglado, que con Linex sólo se necesita un técnico por cada colegio, en vez de uno cada doce alumnos, como pasaría con Windows Linex, término que procede de la unión entre Linux y Extremadura, es la auténtica palabra mágica de esta región. La extremeña, en efecto, es la mayor red Linux que existe en el mundo. Nuevos proyectos de la mano del CERN Una de las últimas sorpresas tecnológicas de la Junta de Extremadura ha sido la firma de un acuerdo con el Centro Europeo de Investigaciones Nucleares (CERN) auténtica meca mundial de la física de partículas y el mismo lugar donde Tim Werners- Lee inventó la World Wide Web (www) Hemos firmado con ellos un acuerdo que consta de tres partes explica Luis Millán Vázquez de Miguel. Por un lado, el CERN colaborará en el desarrollo de contenidos educativos para la red de escuelas e institutos extremeños. Por el otro, está el proyecto Mamogrid, que permitirá colgar de la red millones de mamografías en una inmensa base de datos. Cada médico podrá comparar la mamografía que acaba de realizar a su paciente con miles de ellas ya hechas en todo el mundo. El sistema buscará similitudes y diferencias, y proporcionará datos de inestimable ayuda para el diagnóstico precoz del cáncer de mama. Consideramos esto como un primer paso, ampliable después a otros campos de la Medicina La tercera pata del acuerdo con el CERN compromete a la prestigiosa institución científica europea a buscar la forma de aprovechar la potencia de la que podría ser la red Grid más poderosa del mundo. En Extremadura La mayor red Linux del mundo Algunas cifras sueltas pueden servir para hacerse una idea de la magnitud del proyecto: en todos los centros de la ESO, Bachillerato y Formación Profesional de la región existe un ordenador por cada dos alumnos, cuando la media europea está en 11,7 máquinas por cada cien estudiantes. Y hay más. De un total de un millón setenta mil extremeños censados, seiscientos cuarenta mil han recibido ya cursos de iniciación a la informática o a la navegación por internet. Por si lo anterior pareciera poco, la red de ordenadores conectados entre sí por banda ancha en Extremadura incluye ya a más de setenta mil máquinas y es una de las mayores del mundo. Todo el sistema, además, está construi- Luis Millán Vázquez de Miguel, frente a su ordenador -explica el consejero de Educación- -tenemos 70.000 ordenadores en red que de noche no se usan y que podrían sumar sus potencias para calcular y almacenar. El superordenador que se está montando en Barcelona equivale a la suma de 1.800 PC individuales. Si el CERN descubre cómo utilizar nuestra red, será toda una revolución