Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid DOMINGO 12 12 2004 ABC (Viene de la página anterior) Recorrido de la antigua muralla Restos conservados Primer recinto Segundo recinto Plaza de Oriente 7 Sus 2.200 metros se adornaban con puertas como la de Balnadú- -en la plaza de Isabel II- la de Guadalajara- -en la plaza Mayor; aún existe la placa que indica su existencia- la Puerta Cerrada o Puerta de Moros. Restos de esta muralla se han localizado en varios puntos de Madrid; algunos aún son- -teóricamente- -visitables: la Cava Baja 30, 22 y 24- -visibles aquí en una medianera- la calle Almendro, 17, un sótano de un bar en Puerta Cerrada, la calle Escalinata números 9 y 11, o la plaza de Isabel II- -en una antigua tienda de música- También hubo otros restos: en la calle Mesón de Paños 11, 13 y 15, y en la estación de Metro de Ópera. En ambos casos, fueron destruidos. El Plan Especial cuya redacción está pendiente en Urbanismo tiene como fin recuperar lo posible de la muralla primitiva y proteger, para los ciudadanos, las partes que aún se conservan, impidiendo que caigan en el olvido. Incluirá acciones para destacar estas piezas de alto valor histórico y facilitar su contemplación por parte de madrileños y foráneos. La ocupación de los arrabales y el fin de la muralla Los restos materiales de la muralla carecen de la monumentalidad de los recintos existentes en ciudades castellanas de su entorno. Sin embargo, conocer su trazado permite comprender el desarrollo urbano y la historia de la ciudad desde su fundación en el siglo XI. La mayoría de sus lienzos y todas sus puertas han desaparecido o se encuentran ocultos en las medianerías de las actuales manzanas de casas, en el interior de patios o cubiertos por construcciones modernas. Para comprender la desaparición de este recinto hay que remontarse a mediados del siglo XV. En esa época, comenzó la ocupación de los descampados existentes entre las cavas (foso) de la muralla y los arrabales de San Martín, San Ginés y Santa Cruz. Entre 1449 y 1453, la Villa promueve una ocupación intensiva del arrabal. Esta práctica es una de las claves de la desaparición de las murallas y sus estructuras defensivas a partir del siglo XVI. Palacio Real Teatro Real Inmuebles con restos no visitables Inmuebles con restos visitables 3 San tia go 6 Bailén Catedral de la Almudena 1 2 y o r Pza. Ma Pza. de de la laVilla Villla Plaza Mayor Sac ram ent o 5 Segovia 1. -Puerta de la Vega 2. -Puerta de Santa María 3. -Puerta de la Sagra 4. -Puerta de Moros 5. -Puerta Cerrada 6. -Puerta de Guadalajara 7. -Puerta de Balnadú Localizar atalayas La muralla es sólo un primer objetivo de los que se ha fijado el área de Urbanismo, que dirige la concejal Pilar Martínez. También tienen previsto, dentro de su programa operativo para este mandato, actuaciones para incrementar los atractivos de la ciudad y facilitar su contemplación. Aquí se encuadra el Plan de Miradores. Consiste esta iniciativa en elaborar un plan de localización de edificios y puntos de la ciudad desde los que sea posible una visión amplia de la misma: elevaciones del terreno, atalayas, balcones o azoteas podrán incluirse. Una vez localizados los emplazamientos en altura, se constituirá y gestionará una red de miradores sobre la ciudad. Un ejemplo podría ser la atalaya del Parque Lineal del Manzanares: una pirámide recubierta de manto verde, creada a partir de la transformación de una montaña de escombros. Mide 21 metros de altura y sirve de plataforma a la Dama del Manzanares, la estatua de Manuel Valdés. Desde esta atalaya, la visión de Madrid es de una belleza impresionante. Y lo mismo ocurre en otros puntos de la ciudad, como el Cerro del Tío Pío- -en Vallecas Villa- desde cuyo cuartel de bomberos el pintor Antonio López retrata, desde hace años, la ciudad. Pza. de la Paja 4 Infografía ABC Los bulevares, siguientes en la lista de mejoras El área de Urbanismo es, en estos meses, una máquina de producir proyectos para la mejora de la ciudad, que tendrán que concretarse en el tiempo. Entre ellos, figura un plan para la creación de bulevares. Consiste, según lo planeado hasta el momento, en rediseñar el espacio público de las rondas así como hacer lo mismo con algunos ejes del barrio de Salamanca, para recuperar espacio de paseo peatonal en ellos y modernizar los tradicionales bulevares- -en la imagen, Juan Bravo- -que aún existen en esta zona. SIGEFREDO