Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 12 12 2004 29 El senador italiano Marcelo Dell Utri, colaborador de Berlusconi, condenado por colaboración mafiosa Triunfo de la oposición en Taiwán y varapalo a los proyectos independentistas del Gobierno La esposa afirma que ella no tenía ninguna duda Dpa VIENA. La esposa del líder opositor ucraniano y candidato presidencial Víktor Yúshenko dijo ayer que ya antes del anuncio del diagnóstico médico no tenía ninguna duda de que su marido fue envenenado. Horas antes de la publicación del resultado de las pruebas que le practicaron a Yúshenko en Viena, Katarina Yúshenko dijo ante los periodistas que su marido había recibido amenazas ya antes de enfermar en septiembre y que las sigue recibiendo. Hay mucha gente que ve en mi marido y en las transformaciones que podría llevar a Ucrania una gran amenaza personal Según indicó, la noche en la que se habría producido el envenenamiento saboreó algo con un sabor a metal y a medicina. La noche en la que mi marido llegó a casa sentí que su aliento era un poco raro. Después nos dimos cuenta de que yo tenía razón dijo. El líder opositor aseguró que había enfermado justo después de un encuentro con el jefe de los servicios secretos ucranianos. FOTOS: AP DOCTOR ANTONIO DUEÑAS Representante de España en el Comité de Seguridad de la UE Estamos ante un arma química alternativa ¿Intento de asesinato o sólo de eliminación política? Para el doctor Dueñas, experto en armas químicas en la UE, el caso Yúshenko puede ser también un aviso de riesgos más graves TEXTO: FRANCISCO DE ANDRÉS de un intento de asesinato. La investigación se cerró un mes después al concluir la Fiscalía que Yúshenko, de 50 años, sufría fiebre herpética viral tras tener acceso al expediente médico del candidato pese a su negativa. Por su parte, un portavoz del Departamento de Estado de EE. UU. afirmó que su país está profundamente preocupado por el informe de Viena. La revelación del hospital de Viena- -que confirmó que Yúshenko puede regresar a la actividad normal- -será para él otra carta electoral Un presidente eslovaco, un disidente búlgaro y dos líderes chechenos, entre los últimos casos F. DE A. MADRID. La práctica del envenenamiento a gran escala por razones políticas, que conoció su último cenit en el genocidio de Ruanda, es aún práctica común en algunas zonas de África. En Europa, su uso resulta anacrónico, y en los últimos años parece limitado al ámbito de la antigua Unión Soviética. Entre los casos más recientes de envenenamiento figura el del primer ministro checheno Anatoli Popov, a finales de septiembre del año pasado. El entonces presidente prorruso en funciones tuvo que ser ingresado de urgencia tras una intoxicación en la cena, que Moscú achacó a los separatistas chechenos. Moscú devolvió aparentemente el golpe. El 29 de abril de 2002 el líder checheno Jatab murió envenenado tras recibir una carta que le entregó un desconocido. Meses más tarde, el presidente eslovaco, Rudolf Schuster, fue internado de urgencia con fiebre alta en vísperas de unas elecciones clave. Su familia afirmó que fue envenenado. El caso más audaz de la Guerra Fría fue llevado a cabo por el KGB. El 11 de septiembre de 1978, el disidente búlgaro Georgi Markov murió asesinado en Londres. El arma utilizada fue un paraguas que disparó una cápsula de ricina, el veneno más letal de la tierra. ¿Qué es exactamente la dioxina? -Es en realidad un grupo de 75 sustancias. Pero la más peligrosa, y la que se utilizó según parece contra Yúshenko, es la conocida por las siglas TCDD. La dioxina aparece de modo natural y en pequeñas cantidades cuando se sintetizan herbicidas o se queman sustancias como el cartón o la madera. Sus exposiciones en seres humanos son más bien raras. ¿Existe algún precedente del caso del líder ucraniano? -El único del que tenemos documentación médica pertenece al accidente de 1976 en la localidad italiana de Seveso. En aquel momento, un accidente industrial generó una nube tóxica de TCDD que se desplazó hacia la ciudad. Varios miles de personas desarrollaron problemas en la piel similares a los de Yúshenko. ¿Cuál es el cuadro más característico de la acción de la dioxina en humanos? -El más típico es el cloroacné. Tanto los casos estudiados en Italia como el que se registró en Sevilla en 1982, cuando una familia consumió aceite de un recipiente con dioxinas, presentaron deformaciones en la piel, pero no tan graves como las que observamos en el caso del envenenamiento de Yúshenko. Con él se utilizó sin duda una cantidad más pura de dioxina. ¿Qué consecuencias puede tener la dioxina además de las dermatológicas? -El seguimiento de las víctimas del accidente de Seveso, desde 1976 a 2003, demuestra que en bastantes casos aparecieron al cabo de los años procesos cancerígenos, en particular linfomas, cáncer de recto y cáncer de pulmón, que en algunos casos fueron mortales. Eso significa que Yúshenko tiene más posibilidades de desarrollar con el tiempo un cáncer, como podría ser el caso de un fumador. ¿Puede llegar a matar el veneno que se hizo ingerir a Yúshenko? -Pienso que el que usa dioxina con intención de envenenar no tiene la pretensión de matar, pero sí la de producir lesiones espectaculares como las que vemos en el caso del político ucraniano. -Pero ¿son lesiones que tienen cura? -Si se aplican algunos tratamientos dermatológicos con ácido retoico y antiobióticos, el cloroacné puede remitir; pero estamos hablando de un proceso lento, que puede llevar de tres a cinco años. Los efectos hepáticos que además sufrió Yúshenko son transitorios. ¿Es sencillo elaborar la dioxina? -En absoluto. La sustancia del TCDD no puede comprarse en el mercado y su elaboración requiere el trabajo de un especialista en armas químicas. Podemos decir que la dioxina es un arma química alternativa. Se ha especulado con la posibilidad de su presencia en el agente naranja utilizado en la guerra de Vietnam. -Usted representa a España en el Grupo de Amenazas Químicas del Comité de Seguridad de la UE, creado tras el 11- S. ¿Qué alcance puede tener un suceso como el del envenenamiento del líder de la oposición ucraniana? -Creo que es preocupante. En la Unión Soviética había grupos de expertos en armas químicas, que se han distribuido por otros países del Este de Europa después de la desaparición de la URSS. ¿Ve la mano del ex KGB? -El de Yúshenko es el primer caso con dioxina del que tenemos constancia. El KGB intentó asesinar antes, pero con otras sustancias químicas.