Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional LA INVESTIGACIÓN DEL 11- M ANÁLISIS DOMINGO 12 12 2004 ABC Es irresponsable inocular en la opinión pública la duda razonable de una conspiración Resumen de la conferencia sobre la matanza del 11- M pronunciada en Londres por José Antonio Zarzalejos b El secretario general de Vocento expuso en la sede londinense del Instituto Cervantes su visión sobre la masacre, sus consecuencias y la actual situación política ABC MADRID. José Antonio Zarzalejos, secretario general de Vocento, pronunció el pasado jueves en el Instituto Cervantes de Londres la conferencia Nueve meses después del 11- M: conspiración, revancha y revisionismo en España Por su interés, a continuación ofrecemos un amplio resumen: Trascendencia Comparable al 23- F Nueve meses después de los terribles atentados del 11- M se ha instalado en la vida pública nacional una situación de malestar muy perceptible en función de la cual el Gobierno hace una política fortuita y la oposición da síntomas de padecer una suerte de alucinación que le impide comportarse como tal de manera eficiente. El PSOE administra lo que no creyó poder administrar y el PP deambula por donde nunca pensó hacerlo. ¿Qué tiene que ver esta situación alterada con el 11- M? Todo. Estos atentados han demostrado disponer de un potencial desestabilizador sólo comparable con el del intento del golpe de Estado del 23- F. Hasta tal punto que sectores de la oposición poco reflexivos y escasamente perspicaces, siguiendo la estela de una estrategia periodístico- comercial, se están tratando de convencer de que el 11- M fue el resultado de una conspiración que tenía como propósito propiciar un cambio de Gobierno y, a la vez, de régimen constitucional La ideación del diabólico plan fue, según los datos de que se dispone, de la íntegra responsabilidad de los terroristas en todas las fases de participación en el delito. Por su parte, el Ejecutivo de Zapatero coadyuva a esta percepción conspirativa con decisiones abiertamente imprevisibles y torpes pero con un denominador común: destruir todo lo construido en las dos legislaturas anteriores y hacer irreconocible dentro y fuera de nuestras fronteras la política exterior española. El carácter discutido y discutible que el jefe del Ejecutivo atribuye al concepto de nación española expresado en la Constitución establece un precedente de extraordinaria gravedad porque sobre la duda política de la existencia de la nación española puede contaminarse todo el andamiaje constitucional. Si a ello se añaden los perfiles de las reformas constitucionales que el Gobierno socialista proyecta bajo la estrecha vigilancia del independentismo republicano catalán y la repugnan- José Antonio Zarzalejos, secretario general de Vocento, durante la conferencia en el Instituo Cervantes de Londres cia constitucional de los nacionalistas vascos que persisten en su plan secesionista, se comprenderá que el terreno está más que abonado para la siembra de las teorías conspirativas. Tan feraz ha sido el terreno en el que han caído semejantes tesis que desde el propio PP se han perpetrado fechorías dialécticas tan incomprensibles como hacer recaer sobre mandos de la Guardia Civil sugerencias de connivencia con otras instancias, que podrían ser socialistas, en la ocultación dolosa de investigaciones que de no haber sido evitadas a la superioridad y a los jueces hubiesen podido evitar los atentados. ABC Se produjo un revanchismo mediático por parte del mayor grupo de comunicación de España que practicó una propaganda y agitación bochornosa -lo que no es difícil- -los muchos que cometieron y cometen sus adversarios. Quienes discurren en términos conspirativos- -e inducen a otros a que lo hagan- -se están repitiendo a sí mismos. Son los mismos que en el trienio 1993- 96 llegaron hasta a complotarse para desestabilizar al presidente Felipe González. Vuelven por donde solían: a partir de determinadas informaciones llegan a conclusiones exorbitantes que propalan con absoluta desfachatez con la indisimulada pretensión de constituirse en la vanguardia, mediática y política, del sector social derrotado en las elecciones del 14- M. Luego, siempre podrán pasar factura. Es de esperar que, esta vez, los dirigentes más lúcidos del PP no entren en el juego conspirativo. participantes en actos terroristas. Todo el progresismo -que fracasó espectacularmente el 2 de noviembre pasado en las elecciones presidenciales de EE. UU. -se afanó en impugnar la tesis del choque de civilizaciones y en anegar de responsabilidades históricas y actuales a las administraciones norteamericanas en relación con la situación en el Oriente Próximo y Medio. Conexión ETA- 11- M Meramente circunstanciales La posible relación entre los comandos islamistas que atentaron el 11- M con ETA, ofrece cobertura añadida a la versión un tanto esotérica de la conspiración Tanto el juez Garzón como el propio coordinador de la lucha antiterrorista en la Unión Europea, Gijs de Vries, han negado esa vinculación que, aunque sugerida e, incluso, argumentada, no pasa de asentarse en lo que podrían denominarse como pruebas circunstanciales. El profesor Jon Juaristi ya ha explicado que las relaciones entre los islamistas radicales y los terroristas de ETA existen de antiguo ETA y Alá ABC 14.3.04) pero, aunque haya que seguir haciéndose preguntas al modo en que lo hizo- -y lo hizo muy bien- -el ex ministro de Interior Ángel Acebes en su comparecencia en la Comisión parlamentaria, carecemos de respuestas que permitan argumentar que la banda terrorista ETA estuviese implicada en el 11- M. Conspiración Fue de los terroristas islamistas Es cierto que el 11- M fue la fase última de una conspiración. Pero se trató de una conspiración terrorista de carácter islamista que ha venido utilizando España como una auténtica base, primero de descanso y luego, operativa Los errores de valoración que, al parecer, habrían cometido mandos de la Guardia Civil en el episodio de la trama de los explosivos deben ser entendidos, con los datos existentes ahora, como muy graves pero nada autoriza a suponer que forman parte de una conspiración contra el Gobierno del PP. La investigación judicial determinará el alcance de tanta suposición, pero es absolutamente irresponsable inocular en el circuito de la opinión pública la duda razonable de una conspiración- -que lo sería, no se olvide, contra el sistema- -para lograr la deslegitimación del actual Gobierno creyendo así que el PP dispondrá de más y mejores oportunidades para llegar al poder. Por el contrario, la derecha democrática estará en mejores condiciones de retornar al Gobierno en tanto en cuanto sepa diagnosticar con corrección la situación que acaeció entonces y acaece ahora, asumiendo sus errores y detectando Terrorismo Histórica gestión contra ETA El Ejecutivo de Aznar realizó una histórica gestión en la erradicación del terrorismo de ETA pero no midió el alcance de la amenaza del terrorismo islamista. Tampoco el Gobierno norteamericano pudo evitar el 11- S. Y hasta ahí todos estaríamos de acuerdo en el juicio. Se discrepa, sin embargo, sobre si esa atención policial sobre ETA se produjo en detrimento de la que precisaba el terrorismo islámico. En este punto habría que recordar que la entonces oposición socialista ridiculizó, incluso en el Parlamento, la detención de individuos que, más tarde, se demostraron Ataques al Gobierno Aznar Se alteraron gravemente las normas En el 11- M era responsable de la dirección de ABC y sostengo nueve meses después de la matanza que, en mi opinión, y creo tenerla con elementos de juicio sólidos, el Gobierno no mintió sino que gestionó la crisis de un modo totalmente inadecuado, impropio de las circunstancias que concurrieron esos días.