Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 Economía SÁBADO 11 12 2004 ABC EFE política de sonrisas y fotos con los líderes europeos, y traiga de esa cumbre resultados concretos, ya que, insistió, de otro modo España se convertirá en el gran pagador del coste de la ampliación. En concreto, el PP considera que España debe lograr unos recursos adicionales de 12.000 millones de euros sobre la propuesta que la Comisión ha puesto sobre la mesa. Recordó que la alternativa de Francia y Alemania es todavía peor, y convertirían a España en contribuyente neto de la Unión. Mariano Rajoy advirtió al Ejecutivo que la mejor campaña a favor de la Constitución europea es una buena defensa de los intereses de los españoles. Explicó que el Partido Popular defendió en su día la ampliación de la Unión Europea y es consciente de que España debe asumir parte del coste de la misma, que cifró en 200.000 millones de euros, pero insistió en que no puede ser la economía más perjudicada. En el acto intervinieron también los eurodiputados Gerardo Galeote y Jaime Mayor Oreja, así como el responsable de Economía del Partido, Miguel Arias Cañete. El mayor peso de la ampliación Rajoy alerta de que España perderá cada año 6.000 millones de euros en fondos de la UE Denuncia la pasividad del Gobierno ante la propuesta de la Comisión b El líder de la oposición pide a Zapatero firmeza e inteligencia en la negociación para evitar que España sea la que asuma el mayor coste de la ampliación Y. GÓMEZ MADRID. El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, advirtió ayer que la propuesta de la Comisión Europea (CE) sobre las Perspectivas Financieras de la Unión, para el periodo 2006- 2013, supondrá para España la pérdida cada año de un billón de las antiguas pesetas, 6.000 millones de euros. Además, señaló que si prospera este escenario, cada español debería pagar 450 euros más de impuestos para mantener el nivel de inversiones actual. Rajoy, durante un acto organizado por el partido para analizar el nuevo escenario de las ayudas europeas, denunció la pasividad del Gobierno socialista ante la propuesta y pidió a Rodríguez Zapatero firmeza y rigor en las negociaciones, para que España no sea el país que tenga que asumir los mayores costes de la ampliación. El líder popular reprochó al presidente del Gobierno que no haya utilizado las recientes cumbres bilaterales con Alemania, Italia y Francia para defender las posiciones españolas. Cada abrazo nos puede costar 6.000 millones de euros ironizó. Por todo ello, el líder del PP reclamó a Rodríguez Zapatero una negociación dura y rigurosa y que en la próxima reunión del Consejo Europeo, el 17 de diciembre, eche el resto y olvide su Coste anual de la ampliación 450 400 350 300 250 200 150 100 50 0 450 Cifras en euros por hogar 300 260 240 240 120 España Francia Italia Alemania Holanda Reino Unido Infografía ABC Galeote aseguró que el PP está tan comprometido como el que más con los nuevos países, pero insistió en que no es razonable que sobre nuestros hombros caiga el mayor peso de la ampliación Arias Cañete recordó la capacidad negociadora del Ejecutivo de José María Aznar, que consiguió para España 62.000 millones de euros en ayudas para el periodo 2000- 2006, una media de 7.200 millones por año, frente a los 2.200 que habíamos recibido entre 1986 y 1995. El ex ministro de Agricultura denunció que el Gobierno ya ha perdido dos batallas en la Unión Europea, la de las ayudas al aceite y el algodón, y la de la Constitución, por lo que pidió a Rodríguez Zapatero que de la cara y negocie con talento y dureza. Mayor Oreja hizo hincapié en que las Perspectivas Financieras que se negociarán el próximo viernes son fundamentales para el futuro de España. Explicó que, según los cálculos del PP, el coste para España de la propuesta de la Comisión será de más de 39.000 millones de euros, cantidad sólo superada por Alemania, 45.000 millones, y Francia, 42.000. Pidió al Gobierno que alce la voz ya y pida una Europa más justa. Los inspectores aceptan la propuesta retributiva de Hacienda Y. G. MADRID. La Organización de Inspectores de Hacienda, la antigua Apife, que agrupa a más de 1.500 inspectores, ha decidido finalmente aceptar la propuesta de la dirección de la Agencia Tributaria de repartir 2,8 millones de euros entre el colectivo, ligados a productividad. Esta aceptación se produce a pesar del malestar que, como avanzó ayer ABC, había surgido en las últimas semanas entre los inspectores de Ha- cienda con la cúpula de la Agencia. La Unión Profesional de Inspectores de Hacienda (UPIH) una organización minoritaria dentro del colectivo, criticó ayer duramente que se haya aceptado la propuesta. La Asociaciación denuncia que esta oferta la realizó el secretario de Estado de Hacienda a cambio del apoyo de la antigua Apife al plan de prevención del fraude fiscal, en un contexto de calificaciones denigratorias para la inspección Asegura, en este sentido, que la vinculación realizada por el secretario de Estado de Hacienda de un incremento de las retribuciones a las que se tiene derecho por otros conceptos, al respaldo por parte de los inspectores a una decisión política de tal transcendencia social como tiene el plan de prevención del fraude, imposibilita la aceptación de tal oferta por parte de los inspectores. El plan, si se quiere imponer políticamente, se cumplirá por parte de los inspectores, pero siempre sin engañar, al menos por parte de la UPIH, a la opinión pública acerca de su contenido, y, por supuesto, sin que nadie pueda pensar que se ha cambiado de opinión sobre el mismo a cambio de unos euros.