Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 11 12 2004 Internacional 39 Donald Rumsfeld, durante su visita a los militares de EE. UU. en Kuwait REUTERS La falta de vehículos blindados en Irak deja en evidencia a la Administración Bush y sus improvisados planes militares para hacer frente al vacío de poder creado tras la caída de Sadam El yakolev de Rumsfeld POR PEDRO RODRÍGUEZ, CORRESPONSAL WASHINGTON. Para un gobierno que presume de hacer todo lo posible por sus Fuerzas Armadas, esta semana ha resultado pésima. Durante una visita a un regimiento estadounidense estacionado en Kuwait como preludio a la sangrienta realidad de Irak, el secretario de Defensa se reunió este miércoles con un grupo de soldados animándoles a formular duras preguntas. Siguiendo los deseos del reconfirmado Donald Rumsfeld, uno de esos militares le preguntó cómo es posible que a estas alturas estén obligados a improvisar blindajes para sus desprotegidos vehículos con restos de desguace y chatarra. Esta pregunta respetuosa pero brutalmente directa- -en el contexto de una acción armada que empezó ya hace 21 meses- -ha servido para dejar en evidencia a la Administración Bush y sus improvisados planes para la posguerra iraquí. Sobre todo, cuando el Pentágono va camino de acumular 1.300 bajas mortales en Irak y 10.000 heridos en un conflicto donde los análisis internos de la CIA no anticipan un final a la vista para la espiral insurgente de ataques esporádicos, emboscadas y bombas- trampa. Rumsfeld, que inicialmente se salió por la tangente diciendo que uno va a la guerra con los recursos que tiene no con los que quisiera tener, ha tenido que rebajar su percibida chulería calificando de muy constructivo su encontronazo con el soldado Thomas Wilson. Este reservista de Tennessee se ha convertido en una especie de héroe castrense sin haber disparado más que una sola pregunta sugerida, al pa- recer, por un periodista encamado con su unidad. Hasta el presidente Bush ha tenido que dar la razón al soldado Wilson reconociendo que alguien que pone en juego su vida para defender los intereses de Estados Unidos tiene derecho a plantear este tipo de cuestiones. Un periodista, el instigador El Departamento de Defensa, además de criticar el papel instigador de un periodista en este escándalo, ha explicado la falta de vehículos blindados porque su capacidad de producción en Estados Unidos se encuentra al límite, especialmente en lo referente a los todoterreno conocidos como Humvees De todo el parque móvil de 30.000 vehículos utilizado por el Pentágono en Oriente Medio y Asia Central, 8.000 carecen de blindaje. Con unas necesidades no satisfechas que solo para Irak requieren un contingente adicional de 2.000 Humvees debidamente protegidos. A la oposición demócrata en el Congreso le ha faltado tiempo para exigir el inmediato cese de Rumsfeld. Según la portavoz demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, el secretario de Defensa todavía no ha hecho todo lo necesario- -es decir, no ha cumplido con su primera obligación- -para proteger a nuestras tropas al mayor nivel posible. Si ningún director gerente de una gran empresa en Estados Unidos mantendría en el puesto a un manager como un historial tan claro de fracaso, tampoco lo debería hacer el presidente Bush