Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 SÁBADO 11 12 2004 ABC Internacional Un tribunal confirma que Berlusconi sobornó a un juez y le absuelve por prescripción Ocho años de cárcel para el magistrado Squillante por haber aceptado 434.000 dólares en 1991 b El Tribunal de Milán consideró como atenuante la ausencia de antecedentes penales del jefe del Gobierno, por lo que el delito que cometió prescribió en 1998 JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. Italia dio ayer un suspiro de alivio cuando el Tribunal de Milán absolvió a Silvio Berlusconi del delito de soborno a un juez de Roma aplicando a su favor la prescripción anticipada por ausencia de antecedentes penales. Muy satisfecho, el primer ministro manifestó que más vale tarde que nunca. Tenía motivos para estar sereno porque era plenamente consciente de no haber cometido ningún delito Mientras los partidos de la coalición de Gobierno echaban las campanas al vuelo, los del centro izquierda subrayaban que la sentencia confirma que Berlusconi sobornó a un importante juez romano en 1991. Según el fallo del Tribunal de Milán, el primer ministro resulta explícitamente responsable pero jurídicamente inocente del pago de 434.000 dólares el 6 de marzo de 1991 al juez Renato Squillante que, en cambio, deberá cumplir 8 años de cárcel por ese delito de soborno mientras que Cesare Previti, el abogado de Berlusconi que actuó de intermediario, ha sido condenado a cinco años de prisión. A diferencia del resultado agridulce en el caso de los sobornos al ex- jefe de los jueces de instrucción de Roma, Renato Squillante, Berlusconi ha sido absuelto plenamente de un presunto delito de corrupción de los jueces del Tribunal de Roma que revocaron en 1985 la venta del grupo alimentario estatal SME al empresario Carlo de Benedetti que, por lo tanto, no verá ni un euro de los 4.500 millones que solicitaba como parte civil del caso, en concepto de daños. El fallo niega credibilidad a Stefania Ariosto, uno de los principales testigos de la acusación. En términos políticos, la sentencia de ayer permite a Berlusconi declararse inocente a todos los efectos legales mientras que los fiscales del caso obtienen el consuelo de haber demostrado que, efectivamente, dio las órdenes de pagar 434.000 dólares de Fininvest y de su propio bolsillo al juez Renato Squillante en marzo de 1991. El periodo de prescripción para ese tipo de delitos es de quince años y debería prescribir tan sólo en 2006, pero el Tribunal de Milán consideró atenuante la ausencia de antecedentes penales y redujo ese plazo a la mitad- -o sea, siete años y medio- por lo que el delito de soborno dejó técnicamente de existir en septiembre 1998. Estrategia judicial eficaz Gaetano Pecorella, uno de los abogados defensores de Berlusconi y a la vez presidente de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados, manifestó que presentaremos recurso al Tribunal Supremo, porque queremos clarificar totalmente el caso El segundo abogado defensor, Niccolo Ghedini, también diputado de Forza Italia y también miembro de la Comisión de Justicia, declaró que en cualquier otro país hubiera requerido sólo seis meses llegar a la conclusión que aquí ha consumido ocho años Es probable que sea cierto, pero también que la lentitud- -debida a docenas de recursos procesales perdidos y a una ley de inmunidad que fue declarada anticonstitucional- -ha jugado a favor de su defendido, facilitándole superar el plazo de prescripción. Desde el punto de vista político, una Silvio Berlusconi, en un reciente acto público en Roma fumata grigia (fumata gris) que no es blanca ni negra permite diversas interpretaciones, como un vaso medio lleno o medio vacío por lo que ayer unos repetían ¡inocente! y otros ¡culpable! según su color político. Uno de los primeros en comentar la sentencia fue el ex- magistrado de Manos Limpias Antonio Di Pietro, para quien Berlusconi se ha salvado por un pelo, pero el jueguecito de la prescripción anticipada no disminuye en nada la materialidad de los hechos: tenía jueces a sueldo y, habiéndolo hecho, carece de la moralidad y la estatura para ser primer ministro El portavoz de los Demócratas de Izquierda en la Cámara de Diputados, Luciano Violante, antiguo magistrado, subrayó que no ha habido absolución en el contenido. La acusación era fundada y el itinerario de los hechos es claro Pero añadió que en todo caso, el Berlusconi contra el que luchamos es el que recorta el estado social y abandona el Sur. Los procesos pertenecen a su vida privada El presidente de la Cámara de Diputados, Pier Ferdinando Casini, califico de hecho positivo el que se resuelva una situación como la de nuestro primer ministro A su vez, el presidente del Senado Marcello Pera, de Forza Italia, se limitó a declarar que tengo que estudiar y entender la sentencia Acto seguido, llamó a Berlusconi para felicitarle. Sentencia hoy en Palermo para Dell Utri, ex brazo derecho del cavaliere J. V. B. ROMA. La cotización política de Silvio Berlusconi sufrirá hoy un bajón o un realce dependiendo de que el Tribunal de Palermo declare culpable o inocente a su principal colaborador en la creación de la empresa Publitalia y del movimiento político Forza Italia, el senador Marcello Dell Utri, acusado de colaboración con la mafia. La deliberación de los tres jueces, absolutamente aislados en la cámara de consejo Bajo la protección de Craxi El delito de soborno, por el que ha sido condenado a 8 años de cárcel el juez Renato Squillante y a 5 años el abogado Cesare Previti, tuvo lugar en marzo de 1991 cuando el imperio televisivo de Silvio Berlusconi dependía de la protección política de Bettino Craxi, a quien financiaba con generosidad, y de la ayuda de algunos jueces de Roma. Los 434.000 dólares pagados al juez romano partieron de dos cuentas bancarias, denominadas Polifemo y Ferrido abiertas en Suiza por un cajero de la Fininvest, en las que se depositó dinero de la empresa y también recursos personales de Silvio Berlusconi. En el plazo de dos días, el dinero pasó a la cuenta Mercier de Cesare Previti, el abogado de Berlusconi, y de ésta a la cuenta Rowena del juez Renato Squillante. La pista bancaria, absolutamente diáfana, fue la principal prueba en la desde el pasado 29 de noviembre, se ha prolongado 13 días, y esa larga duración se considera, en general, un indicio de sentencia absolutoria pues las condenas suelen ser rápidas. Los testigos de cargo son mafiosos arrepentidos, cuyo testimonio es dudoso. Los fiscales Antonio Ingroia y Domenico Gozzo han pedido para Dell Utri una condena de 11 años de cárcel acusándole de ser el enlace entre la familia mafiosa de Stefano Bontade y el mundo económico milanés, empezando por el holding Fininvest, propiedad mayoritaria de la familia Berlusconi. Dell Utri facilitó al destacado mafioso Vittorio Mangano el trabajo de jefe de las caballerizas de Berlusconi en Milán durante varios años. La presencia de un capo de Cosa Nostra en la villa de Arcore era una advertencia disuasoria a posibles secuestradores, que constituían un peligro objetivo en aquellos años.