Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional SÁBADO 11 12 2004 ABC Diecinueve escolares de Burgos serán juzgados por agresiones a una compañera El inspector de Educación que las investigó dice que el perfil de la víctima no encaja con este caso b Los 19 menores acusados por la chica son acusados de maltrato, lesiones e injurias. Según el padre, su hija se intentó suicidar en marzo por el acoso que sufría MAR GONZÁLEZ BURGOS. El tribunal de menores de Burgos juzgará a un grupo de adolescentes por faltas de maltrato, lesiones e injurias a una compañera. La presunta víctima, Tania Hernández, es otra joven de 14 años cuyo padre ha presentado ante la fiscalía una veintena de denuncias por acoso contra 19 compañeros de su hija. Mientras la dirección provincial de educación niega que se trate de un caso de bulling -acoso a una estudiante por parte de sus compañeros de colegio- el padre asegura que su hija ha sido acosada durante dos años como consecuencia de lo cual incluso intentó suicidarse. El suceso, obviamente, ha levantado gran alarma tras lo sucedido en Fuenterrabía con el caso Jokin Clemencio Hernández, padre de la menor, ha denunciado ante la fiscalía de menores a 19 alumnos del Colegio Liceo Castilla de Burgos por agredir verbal y físicamente a su hija, que llegó incluso a intentar suicidarse el pasado mes de marzo. Según su relato, le esperaban a la salida del colegio, le pedían dinero y cuando no se lo daba la insultaban, amenazaban y agredían En una ocasión, y cuando ya la joven había sido cambiada de centro escolar, llegaron a romperla un brazo. El padre de Tania considera culpable también al centro escolar porque los niños han actuado mal, pero la culpa es del colegio que no ha sabido poner los medios para atajarlo Tras presentar las denuncias pertinentes en la fiscalía de menores y hacer público el caso, ahora sólo quiero que intervenga quien tenga que intervenir y esto se acabe La niña supuestamente acosada, en casa con su familia tituto Comuneros de Castilla, también de la capital burgalesa. El inspector de la dirección provincial de Educación que llevó el caso, Antonio Barriuso, dejó claro ayer que el traslado se realizó a petición de la propia Tania, quien manifestó que en el otro instituto tenía algunos amigos. En el Comuneros de Castilla ha sido elegida incluso por sus compañeros delegada de clase y según el informe del psicopedagogo ella afirma encontrarse allí perfectamente. Barriuso explicó que según los informes que él ha recabado de Tania, sus características personales, psicológicas y su nivel de aceptación en el grupo no legitiman el perfil del acosado En su opinión, en este caso, los acosadores reúnen los requisitos del bulling pero, en este caso, la víctima no En este sentido presentó a Tania como una chica de carácter fuerte, aceptada en el grupo, lo que no es el FELIX ORDOÑEZ Liceo Castilla Los hechos ocurrieron en el colegio Liceo Castilla que dirigen los Hermanos Maristas en la capital burgalesa. Su actual director, Jesús Corral, reconoció ayer que existía cierta rivalidad entre un grupo de muchachos que se focalizó en una persona pero dejó claro que en cuanto la dirección se dio cuenta se realizaron las intervenciones oportunas En este sentido explicó que tanto la tutora como el jefe de estudios mantuvieron diversas entrevistas con las niñas implicadas en los hechos así como con sus padres y el caso se trató incluso en la comisión de convivencia del consejo escolar de este centro en el que estudian 1.200 alumnos de 3 a 18 años. Como primera medida se optó por cambiar de clase a Tania y finalmente se tramitó su traslado a otro centro, el Ins- típico caso de víctima que es reservada, huidiza y no participa Por todo ello el director provincial de educación, Juan Carlos Rodríguez Santillana, negó rotundamente que se trate de un caso de bulling persecución ni nada por el estilo sino de enfrentamientos entre adolescentes que se producían tanto dentro como fuera de los centros de educación. Tribunales El inspector remitió todos los informes del caso a la fiscalía de menores y el tema se encuentra ahora en los tribunales. La fiscalía decidió imputar a los chicos denunciados por faltas de maltrato, lesiones e injurias. La imputación se realizó a finales de octubre y el tribunal todavía no ha fijado la fecha de la vista oral, que se desarrollará a puerta cerrada. Todavía falta la calificación de los hechos por parte de la acusación particular y la defensa.