Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional ASAMBLEA EXTRAORDINARIA DE IU SÁBADO 11 12 2004 ABC La licantropía de los populares Llamazares afirmó ayer que el PP tiene un problema de licantropía pues es un lobo para los ciudadanos al tiempo que apuesta por la deslegitimación política y por dinamitar cualquier elemento de cambio en la política exterior El todavía líder de IU dibujó un retrato demoledor de los populares que, a su juicio, se van a atrincherar en el poder judicial y van a utilizar la Sala Segunda para paralizar cualquier reforma que tenga que ver con los derechos civiles en referencia a la polémica surgida con la reforma en la elección de la vacantes judiciales. La amenaza popular fue uno de los principales argumentos de Llamazares para justificar su respaldo a los socialistas en el Congreso. Sin embargo, el secretario general del PCE, Francisco Frutos, se preguntó: ¿Por qué tras cuatro años de tranquilidad interna tenemos estos resultados electorales? El líder de IU, junto a la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, en la jornada inaugural de la Asamblea DANIEL G. LÓPEZ Llamazares pide que la autocrítica no sirva para buscar adversarios internos El coordinador general tiende la mano a Alcaraz y a De Santiago Popular de no hacer una oposición democrática y vaticina que habrá una moción de censura contra José Luis Rodríguez Zapatero CRISTINA DE LA HOZ MADRID. Gaspar Llamazares, que se presenta a la reelección como coordinador general de IU en la Asamblea extraordinaria de la coalición, que comenzó ayer en Madrid, hizo un llamamiento a la unidad entre las distintas candidaturas que se presentan y aunque admitió errores, también se atribuyó como éxito la derrota electoral de los populares el pasado 14 de marzo. No se trató de un informe de gestión al uso- -ni siquiera se sometió a votación- -sino una intervención en la que defendió al menos un aspecto de su gestión e hizo un retrato de la situación política en la que considera indispensable la intervención de IU. Tras admitir que no nos han ido bien las cosas y proclamar que en nosotros está el debate y la esperanza de la izquierda dijo que la pérdida del poder del PP supuso la derrota de una derecha extrema que amenazaba nuestra democracia Feliz de que José María Aznar sólo nos pueda echar broncas con intervenciones extemporáneas en referencia a la de la comisión del 11- M, dijo que sin la movilización por el Prestige o contra la guerra en Irak, el PP no hubiera sido derrotado y calificó de falacia atribuir a los atentados perpetrab Acusa al Partido dos en Madrid el vuelco electoral. Este fue el capítulo de la luz. Luego vino el de las sombras, el de una fuerte autocrítica y la asunción de una serie de errores como no haber conseguido una dirección colectiva, la incapacidad para alcanzar la cohesión interna e, incluso, la desconfianza entre ellos mismos y el miedo para avanzar en una propuesta de convergencia con los movimientos sociales de la izquierda. En todo caso, la autocrítica, apuntó, no debe derivar ni en masoquismos ni en odios ni en situacio- nes enfermizas Sobre todo, no debe servir para buscar adversarios internos e intentó desmontar el que se ha convertido en el argumento eje de sus críticos: el entreguismo al PSOE. Ante cerca de 800 delegados, Llamazares proclamó que IU seguirá siendo roja, hoy, mañana y pasado mañana y proclamó su orgullo de pertenecer al PCE. Tras estas premisas animó, a influir políticamente sobre un Gobierno deudo de sus hipotecas como el atlantismo o la constitución europea, pero al que hay que ayudar también ante un PP que ha decidido tocar a arrebato y no va a hacer oposición democrática Vaticinó que los populares acabarán presentando una moción de censura, y que el presidente del Gobierno puede llegar a convocar elecciones por anticipado, lo que sería mortal, aseveró, para la coalición. En definitiva, la mejor forma de salir de esta Asamblea es tener un proyecto de relanzamiento que haga posible que IU practique una oposición nítida con perfil propio y distinta del PSOE, pero, también, que sea beligerante contra cualquier intento de desestabilización de la derecha y eso cree que le acerca a los dos candidatos alternativos: Felipe Alcaraz y Enrique de Santiago. Lo más importante- -dijo- -es ponernos de acuerdo en que hay que avanzar. Se pueden mantener la pluralidad con cohesión, la corresponsabilidad y una dirección colectiva y federal Los críticos Alcaraz y Santiago pactan una lista alternativa única ABC MADRID. El ex diputado Felipe Alcaraz y el secretario general del Comité Español de Ayuda al Refugiado (CEAR) Enrique Santiago, llegaron a un principio de acuerdo, a última hora de la noche de ayer, para presentar una lista única conjunta contra la que encabeza Gaspar Llamazares para la coordinación general de IU. Así lo explicaron a EFE fuentes de la reunión en la que se pactó que Santiago será el número uno de la lista, pero después se entregarán los votos a Alcaraz para que sea él quien ocupe el puesto de coordinador general, si así lo decide la mayoría de los 880 de- legados de la VIII Asamblea que se celebra este fin de semana. Esta solución se produce después de que las desavenencias entre ambos sobre el nombre que debería ocupar el primer puesto evitara que se llegara a un acuerdo. Según explicaron estas fuentes, durante las reuniones mantenidas se barajó y descartó la posibilidad de que fuera una tercera persona, el dirigente andaluz Enrique Centella, el que encabezara una lista unitaria. Por su parte, fuentes cercanas a Llamazares consideraron que la decisión de sus adversarios genera diversas contradicciones ya que el sector de Santiago se ha manifestado contra Felipe Alcaraz por considerar que no representa la renovación que ellos defienden. Además, calificaron esta lista como de confrontación y de veto ya que está principalmente promovida por la consigna de un sector de la dirección del PCE que se ha limitado a expresar su rechazo a la continuidad de Llamazares. En cualquier caso, aseguraron que a pesar de esta coalición contra Llamazares la dirección saliente mantiene su estimación de que obtendrá un 55 de votos de los delegados y renovará la confianza de IU. De hecho, destacados nombres de IU supuestamente próximos a Alcaraz apoyan a Llamazares, como es el caso de Rosa Aguilar, alcaldesa de Córdoba, o Ángel Pérez, ex coordinador general de IU en Madrid.