Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 Espectáculos VIERNES 10 12 2004 ABC VIERNES DE ESTRENO Javier Bardem junto a Lola Dueñas, Alejandro Amenábar, Belén Rueda, Mabel Rivera y el productor Fernando Bobaira, antes de la rueda de Prensa en Nueva York CORINA ARRANZ Mucha expectación, fuertes ovaciones y buenas críticas preceden al estreno de la última película de Alejandro Amenábar en Nueva York. Mientras tanto, el nombre Javier Bardem vuelve a sonar con fuerza como candidato al Oscar al mejor actor Manhattan espera Mar adentro ALFONSO ARMADA CORRESPONSAL NUEVA YORK. El estreno oficial no se celebrará hasta el próximo viernes en siete ciudades de Estados Unidos, pero cuando hace dos semanas clausuró el festival del American Film Institute de Los Ángeles casi todo fueron parabienes y bienaventuranzas para Mar adentro la última película que puede significar el verdadero desembarco de Alejandro Amenábar en la marea del cine estadounidense. Ayer tuvo su premiere y alfombra roja en un cine de Manhattan en medio de enorme expectación, buenos comentarios críticos iniciales y la confianza firme de la distribuidora estadounidense de que tiene una poderosa candidata a los Oscar, y no sólo por la encarnación que Javier Bardem hace de Ramón Sampedro y su lucha por una muerte digna, celebrada de forma entusiasta por colegas y por la crítica anglosajona. Tranquilo y escéptico en medio de la pasión que desata The sea inside El mar interior como ha sido traducido Mar adentro en el mundo anglosajón) Amenábar dijo que Fine Line, su distribuidora estadounidense, confía mucho en las posibilidades de la película El Oscar no le quita el sueño, aunque el artífice de Los otros admite que la estatuilla dorada como icono es definitivo para un director Las excelentes reacciones que los pa- ses de la película han desencadenado hasta ahora entre profesionales del cine y la crítica, con el público puesto en pie ha hecho concebir a la productora y a los principales intérpretes que Mar adentro puede optar no sólo al Oscar al mejor filme de habla no inglesa, sino volver a poner a Bardem en la rampa del Oscar que ya acarició con su interpretación del escritor cubano Reynaldo Arenas. Bardem, acompañado de Belén Rueda, Mabel Rivera y Lola Dueñas, tres de las mujeres que dan vida a Mar adentro destilaban ayer confianza y buena química en el piso 39 de un hotel de Manhattan horas antes de que se proyectara la película por primera vez en Nueva York. La dulce tortura de Bardem Bardem reconoció que resultaba una suerte de dulce tortura el regresar a Estados Unidos para promocionar una película como Mar adentro trató de enjaular al animal que lleva dentro no dándole demasiada importancia al hecho de que su nombre vuelva a figurar en todas las quinielas de los Oscar y le tomó la palabra a su director para hacer hincapié en que los premios son estupendos para llevar más gente al cine y sobre todo para que, como le ocurrió recientemente, un ti- po de Oklahoma le hablara de Ramón Sampedro. En este caso dijo que para encarnar al filósofo gallego que por amar la vida no temía la muerte tuvo que dejar menos espacio a la imaginación y trabajar sobre datos, como un detective Belén Rueda, que se estrena cinematográficamente con esta cinta, dijo que lo más grato es escuchar cómo la gente te da las gracias por haber hecho una película así Tanto Rueda como Amenábar destacaron el hecho de la película se ha entendido bien, ya que conecta con su aspecto positivo que transmite. No trata de la eutanasia, sino de sentimientos y de reacciones humanas resaltó Amenábar, quien dijo no haber hecho concesiones a la hora de concebir una historia que le fue atando a la realidad, por eso quiso ceñirla a Galicia, región por la que ahora no dejan de preguntarle donde quiera que se proyecta Mar adentro A Mabel Rivera, cuyo trabajo ha sido reconocido por el New York Times como una de las grandes interpretaciones del año, le emocionó que la familia reconociera que habían sido fieles a Ramón Sampedro y a su espíritu, mientras que Lola Dueñas desborda perplejidad y alegría, como si viviera despierta un sueño y la película siguiera rodándose, un día en Shanghai, hoy en Nueva York viviendo intensamente cada instante. Catalogada para mayores de 13 años por su intensa presentación de temática de naturaleza adulta lo distribuye Fine Line Features y hace semanas que aparece como uno de los estrenos importantes del final de la temporada, a punto para poder concursar en la ginkana de los Oscar. A partir del 17 de diciembre, la película espera estar entre 350 y 400 salas de las 35.000 que proyectan filmes de habla no inglesa en Estados Unidos. Críticos y comentaristas vaticinan que se puede repetir el caso de Pedro Almodóvar: al margen de que sea elegida para competir en la categoría de mejor película extranjera tanto Bardem en la categoría de interpretación masculina como Amenábar en el de director podrían figurar en el corte final para optar a una estatuilla como la que Almodóvar logró como mejor guionista por Habla con ella A juzgar por las críticas que recoge la popular página digital Tomates Podridos, la mayoría de los críticos se muestra elogiosa hacia el reparto, la historia y el trabajo de Alejandro Amenábar como director, productor y compositor de la banda sonora, y considera el trabajo de Javier Bardem como digno de ser reconocido con un Oscar.