Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Sociedad VIERNES 10 12 2004 ABC El Papa propone un modelo de integración intercultural para los inmigrantes Juan Pablo II cree que deben aprender la nueva lengua y evitar diferencias exasperadas b En su mensaje para la Jornada Mundial del Inmigrante y el Refugiado, que se celebrará el 16 de enero, el Pontífice llama al entendimiento entre las culturas JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. Entre los dos errores opuestos del asimilacionismo y la marginación en enclaves étnicos, Juan Pablo II propuso ayer el modelo de la integración intercultural de los inmigrantes, basado en el aprendizaje de la nueva lengua y, de modo progresivo, en el enriquecimiento de la cultura del país de destino. A diferencia del multiculturalismo que tiende a mantener un mosaico de culturas separadas, el interculturalismo invita a un proceso de enriquecimiento mutuo. Al mismo tiempo, el Papa aboga por la integración muy distinta de la asimilación uniformista, pues no considera la cultura del inmigrante como un rasgo a borrar sino como un elemento enriquecedor del país de destino. En su mensaje para la Jornada Mundial del Inmigrante y el Refugiado, que se celebrará el 16 de enero, Juan Pablo II señala que la integración no se presenta como una asimilación, que induce a suprimir o a olvidar la propia identidad cultural. El contacto con el otro lleva más bien a descubrir su secreto a abrirse a él para aceptar aspectos válidos Se trata, según el Papa, de un proceso largo encaminado a formar sociedades y culturas que sean cada vez más reflejo de los multiformes dones de Dios a los hombres En ese proceso, corresponde al inmigrante esforzarse por dar los pasos necesarios para la integración social, como el aprendizaje de la lengua nacional y la adecuación a las leyes, a fin de evitar una diferenciación exasperada A su vez, el país de acogida debe excluir tanto los modelos asimilacionistas, que tienden a hacer del otro una mera copia, como los modelos de Juan Pablo II, el miércoles, durante la misa por la Inmaculada Concepción marginación, que llevan incluso al apartheid El Papa advierte que una simple yuxtaposición de grupos de inmigrantes y de autóctonos tiende a una recíproca cerrazón de las culturas en la mera tolerancia, mientras que se debería promover una fecundación recíproca de las culturas lo cual requiere conocimiento y apertura, en un marco de entendimiento y benevolencia Evidentemente, es preciso conjugar REUTERS el principio de respeto a las diferencias culturales con el de tutela de los valores comunes irrenunciables, porque están basados en los derechos humanos universales. De aquí brota un clima de racionalidad cívica que permite una convivencia amistosa y serena En la presentación del informe en el Vaticano, el arzobispo Agostino Marchetto señaló que más que acoger, se trata de llegar a una comunión de etnias