Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 VIERNES 10 12 2004 ABC Internacional Powell se despide de la OTAN con reproches a los países que no colaboran en Irak El secretario de Estado intercambió brevemente impresiones con Miguel Ángel Moratinos b El responsable de la diplomacia norteamericana criticó a los aliados que no cumplen lo acordado en la cumbre de Estambul sobre la asistencia militar a Irak ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. La Alianza Atlántica ha vuelto a poner su mejor cara para tratar de disimular los desacuerdos soterrados que siguen minando su capacidad de imponerse en el mundo como una organización militar que representa a los países más importantes del planeta. El secretario norteamericano de Estado, Colin Powell, reiteró ayer el mensaje de que Estados Unidos quiere llegar a un acuerdo con todos sus aliados europeos para resolver la crisis de Irak y para ello, el presidente George W. Bush vendrá el 22 de febrero a Bruselas a reunirse con los miembros de la OTAN. Powell se despedía de la Alianza no sin antes decir muy diplomáticamente que algunos comportamientos de ciertos aliados le parecen cuanto menos bastante extraños en referencia a los países que siguen oponiéndose a la intervención de la Alianza Atlántica en Irak, acordada en la cumbre de Estambul. Muchos de los ministros de Exteriores aliados eran conscientes de que Powell, que deja el gabinete norteamericano, ha sido estos años probablemente la mejor paloma entre los halcones y que las relaciones que puedan tener con sus sucesora, Condoleezza Rice, tendrán otro ambiente. No se sabe, por ejemplo, si con Rice en el puesto hubiera sido posible la mini entrevista que ayer aceptó mantener Powell con el ministro español Miguel Ángel Moratinos y que, según este último, fue corta, fructífera y cordial y se celebró dentro de la normalidad con que él insiste en calificar las relaciones entre España y Estados Unidos. Según Moratinos, no hay ninguna crisis que justifique otro formato de relaciones y así acordaron por teléfono tener un encuentro en la sala de reuniones del Consejo Atlántico, en un pequeño y discreto aparte, en las sillas dedicadas a las delegaciones. El Gobierno quiere seguir manteniendo el mejor nivel en las relaciones con Estados Unidos y para ello ya le ha pedido que transmita a Rice su interés por reunirse con ella en cuanto el nuevo Gobierno esté instalado Powell no habló públicamente de su reunión con Moratinos, pero estaba claro que se refería a España cuando citó a los países que siguen poniendo obstáculos a la misión acordada por los jefes de Estado para ayudar a Irak a Moratinos y Powell se estrechaban la mano ayer durante la foto de familia del encuentro en la sede de la OTAN AP Nostalgia y bromas en el adiós de un veterano de la Guerra Fría E. S. BRUSELAS. Colin Powell no pudo ocultar un cierto grado de nostalgia al despedirse de una organización militar con la que lleva vinculado, tal como recordó ayer, desde 1958, cuando era un teniente de 21 años destinado en la frontera entre las dos Alemanias, y agrupaba a su pelotón en aquella estratégica frontera frente al mundo comunista y en plena Guerra Fría diciéndoles: Nosotros formamos parte de la OTAN, y mientras nosotros seamos los vencedores en esta pequeña sección de frontera, Europa Occidental y Estados Unidos estarán seguros. ¿entendido, muchachos? Ahora, después de haber llegado a general, a jefe del Ejército durante la Primera Guerra del Golfo y después a secretario de Estado, Powell dice estar seguro de que con aquel pelotón, en la frontera interalemana, él contribuyó a ganar la Guerra Fría. Powell contó que una vez Mijail Gorbachov le dijo que la URSS ya no era una amenaza para Occidente y que tendrían que buscarse un nuevo enemigo. Colin Powell dijo que entonces le respondió: Hombre, no hace falta que cambie mi vida sólo porque usted ha tenido un mal día Y en estos momentos de despedida, hasta el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Joshka Fisher, le dijo que había apreciado su buen hacer incluso en los momentos difíciles que en los últimos dos años han sido muchos para la Alianza Atlántica. crear un ejército propio. La OTAN ha preparado un plan para enviar a unos 300 instructores y más de un millar de soldados para las tareas de seguridad de esta especie de academia militar El problema es que la mayor parte de los instructores que se pretende enviar son personal adscrito a este tipo de tareas dentro de la estructura multinacional de la OTAN, y un puñado de países ha denegado el permiso a todos los oficiales que forman parte de este grupo, aunque estén formalmente a las órdenes de la Alianza. Promesas incumplidas Me parece extraño que de repente algunos miembros del staff internacional de la OTAN dicen que no pueden ir a Irak por condicionantes nacionales. Yo creo que están dañando gravemente la cohesión de toda la Organización Los países que han puesto reservas a que sus oficiales sean enviados en misión de la OTAN a Irak son Alemania, Francia, España, Bélgica, Grecia y