Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 10 12 2004 Nacional 17 LOS ATENTADOS DEL 11- M El Egipcio podría ser condenado a 5.822 años de cárcel por los 191 asesinatos El juez lo sitúa en una posición preeminente entre los implicados en la matanza quien ingresó el miércoles en la prisión madrileña de Soto del Real, prestará declaración ante Juan del Olmo el lunes o el martes próximos NATI VILLANUEVA MADRID. Rabei Osman, el Egipcio podría enfrentarse a penas que suman 5.822 años de prisión por 191 delitos de asesinato, cuatro de estragos y pertenencia a organización terrorista. Esta cifra no incluye- -pues el número está aún sin determinar- -las tentativas de asesinato de todas las personas que viajaban en los trenes y que resultaron heridas o salieron ilesas de los atentados del 11- M. Así lo señala el juez Juan del Olmo en el auto en el que ordenó, el pasado miércoles, el ingreso en prisión de Osman, quien horas antes de pisar la cárcel de Soto del Real era entregado a España por las autoridades italianas, que accedieron a la petición de extradición formulada por el instructor de la Audiencia Nacional. Del Olmo apunta que las investigab Rabei Osman, En libertad bajo fianza dos imputados de la trama asturiana N. V. MADRID. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Juan del Olmo, decretó ayer prisión provisional, eludible con fianza, para los hermanos Conrado- -10.000 euros- -y Juventino- -5.000 euros- -Pérez Tronco, vigilantes de las minas asturianas de donde se sustrajeron los explosivos del 11- M. El juez señala que de las investigaciones realizadas por la Guardia Civil y de los testimonios prestados por coimputados y testigos se deduce un sistema de descontrol en la explotación minera, favorecedor de la desviación y o sustracción de material explosivo en cantidad relevante y de modo continuado desde el año 2001. Esa ausencia de control, dice el juez, era dirigida por el imputado Emilio Llano- -cuñado de los hermanos Pérez Tronco- quien se aprovechó de los lazos familiares que mantenía con ambos, para manipular y alterar las cifras de explosivos, anotando cantidades absolutamente irreales ciones policiales y judiciales, especialmente mediante la información brindada por las autoridades judiciales italianas a España a través de comisiones rogatorias, han permitido fijar la presunta intervención del Egipcio en los atentados terroristas. De esas investigaciones- -dice el juez- -se ha prefijado un nivel de interrelación personal en el que Rabie Osman ostentaría una posición preeminente entre un núcleo relevante de los implicados en el 11- M. Ese núcleo estaría compuesto por Serhane Ben Abdelmajid- el Tunecino muerto en Leganés- Fouad El Morabit- -en cuya agenda electrónica se encontró el número de teléfono que utilizaba el Egipcio en Italia- Basel Ghalyoun- -en su poder se halló el número del móvil de Osman en Francia- -y Khaled Zeimi, entre otros. Además, Del Olmo señala que durante su estancia en Madrid, el Egipcio presunto miembro de la organización terrorista Yihad Islámica Egipcia- -encuadrada, como uno de sus componentes, en la estructura de Al Qaida- logró hacerse con el liderazgo de un grupo de seguidores de ideología extremista islámica, partidarios de la yihad guerra santa -y de Bin Laden Asimismo, Del Olmo recoge en su resolución las conversaciones telefónicas y ambientales -interceptadas entre mayo y junio de este año- -en las que el imputado señalaba que los atentados del 11- M habían sido planificados por él y que los ejecutores habían sido sus compañeros A ello cabe añadir- -continúa- -otros extremos que no es procedente en este momento ni precisar ni señalar, sin perjuicio de que se pongan en evidencia en el momento procesal oportuno para lograr el esclarecimiento de los hechos y que el referido Rabei Osman pueda dar cumplida cuenta de los mismos en presencia de su abogado es decir, cuando el juez le llame a declarar, lo que previsiblemente, y según fuentes jurídicas, tendrá lugar el lunes o el martes próximos. Del Olmo justifica la prisión provisional del Egipcio en el evidente riesgo de huida -dadas las penas a las que se enfrenta- -y en su posible reiteración delictiva- -evitar que pueda seguir realizando labores de captación de miembros para llevar a cabo otros atentados terroristas-