Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional VIERNES 10 12 2004 ABC El Rey alaba en Mondragón el cooperativismo vasco, bueno para Euskadi y para España Don Juan Carlos y Doña Sofía fueron invitados por el séptimo grupo empresarial de España que presidieron los Reyes se desarrollaron en un ambiente distendido, aunque la ilegalizada Batasuna había convocado movilizaciones de protesta M. LUISA G. FRANCO MONDRAGÓN. Sus Majestades los Reyes volvieron ayer al País Vasco para colocar la primera piedra de un centro de innovación tecnológica promovido por Mondragón Corporación Cooperativa y las instituciones vascas, y para inaugurar las nuevas instalaciones de la planta de Fagor Electrodomésticos en Garagarza, perteneciente también al cooperativismo vasco, que se ha convertido en el primer grupo empresarial de la Comunidad autónoma y el séptimo de España, según destacó ayer su presidente, Jesús Catania. Los dos actos que presidieron los Reyes en Mondragón se desarrollaron en un ambiente distendido, a pesar de que la ilegalizada Batasuna había convocado movilizaciones en contra de la visita de Don Juan Carlos y Doña Sofía y había acusado a los directivos de Mondragón Corporación Cooperativa de haber organizado una operación de márketing para consolidar su fuerte presencia en el mercado español. Ongi etorri (Bienvenidos) y Eskerri kasko (Gracias) fueron las palabras más repetidas en los discursos de los directivos del grupo, que mostraron en todo momento su agradecimiento a los Reyes por haber aceptado la invitación del Consejo de Administración del Polo de Innovación Garaia, del que forman parte MCC, el Gobierno vasco, la Diputación de Guipúzcoa y el Ayuntamiento de Mondragón, que en estos momentos tiene alcalde del PNV, después de que durante muchos años estuviera dirigido por Batasuna. b Los dos actos Despliegue de ikurriñas El entorno etarra intentó que los vecinos de Mondragón expresaran su rechazo a la visita de los Reyes y a sus anfitriones, incluido el alcalde del pueblo, del PNV, pero la marcha convocada a las doce y media en la plaza del Ayuntamiento, en la que participaron unas mil personas, no consiguió acercarse a los lugares donde se celebraron los actos presididos por Don Juan Carlos y Doña Sofía, debido al operativo de seguridad. Los Reyes sí pudieron ver el despliegue de ikurriñas en los balcones, así como alguna pancarta en la que se pedía libertad para los presos, ya que las condiciones meteorológicas les obligaron a desplazarse por carretera desde Vitoria. También recibieron los aplausos de un centenar de personas que se había concentrado para saludarles. El entorno etarra protagonizó también algunos actos de kale borroka como la quema de contenedores de basura y un vehículo en el centro del pueblo. Al final de la visita, Don Juan Carlos y Doña Sofía se interesaron por aspectos técnicos del centro de innovación y de la nueva fábrica de Fagor en sus conversaciones con los directivos del grupo MCC, representantes de las asociaciones empresariales y de las instituciones vascas. Don Juan Carlos saludó también a los periodistas, a los que comentó que conocía desde hacía bastante tiempo el cooperativismo vasco, que ha mejorado muchísimo y que grupos como El lendakari Juan José Ibarretxe saluda a Don Juan Carlos y a Doña Sofía en Mondragón, donde inauguraron las nuevas instalaciones de Fagor MCC son buenos para Euskadi, para España y para los trabajadores El Rey expresó asimismo su admiración por proyectos como el Polo de Innovación Garaia, que promueve la investigación tecnológica, y comentó que tendríamos que encontrar más grupos como MCC y hacer más Universidades profesionales y técnicas como la de Mondragón. El presidente del Consejo General de MCC, Jesús Catania, recordó durante el discurso que pronunció antes de que los Reyes destaparan la primera piedra del Polo de Innovación Garaia, que hace 35 años uno de los promotores del cooperativismo vasco, José María Arizmendiarreta, había escrito al marqués de Mondejar, cuando el Rey era todavía Príncipe, para explicarle su proyecto y para decirle que consideraban a Don Juan Carlos símbolo de esperanza y promesa de paz El Rey comentó después a los perio- AFP distas que había sacado de los archivos esa carta, cuando el día anterior le comentaron que Jesús Catania iba a citarla en su discurso, y añadió que le encanta visitar el País Vasco y que trata de venir siempre que le invitan. Ciertamente el Rey parecía cómodo con el lendakari Juan José Ibarretxe como anfitrión y también entre los directivos del cooperativismo vasco, con los que mantuvo conversaciones en las que no faltó el humor. Los Reyes también se acercaron a varios trabajadores de la nueva fábrica de Fagor y se interesaron por su labor y, en todo momento, recibieron muestras de aprecio de los operarios. En los actos no faltó el protocolo vasco con aurresku de honor en el que la txapela fue entregada a Don Juan Carlos, pero el euskera se limitó a los saludos, a pesar de que los Reyes visitaron ayer un valle, el del Alto Deba, en el que el castellano no es la lengua más utilizada.