Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 10 12 2004 Nacional 13 POLÉMICA POR EL BOICOT DE ESQUERRA A MADRID 2012 Madrid tacha de lamentable el apoyo de ERC a la candidatura de Nueva York Bargalló rechaza que la Generalitad deba apoyar a la capital española b El Ayuntamiento de Madrid decli- Carod dice que Bono representa la España del pasado El presidente de Esquerra Republicana, Josep Lluís Carod- Rovira, rechaza la firma de acuerdos anuales con el PSOE para dar estabilidad al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, tal y como ha defendido el número dos de la formación, Joan Puigcercós. En opinión de Carod, un acuerdo estable sólo serviría para atar las manos a ERC en un año clave para la reforma del Estatuto catalán. Al margen de esta cuestión, tanto Carod- Rovira como el consejero jefe de la Generalitat, Josep Bargalló, coincidieron en criticar el discurso del ministro de Defensa, José Bono, en la celebración de la Inmaculada, y señalaron que Bono representa la España del pasado y José Luis Rodríguez Zapatero la del futuro Críticas y dudas Alfredo Prada, vicepresidente segundo del Gobierno autonómico de Madrid, se refirió ayer al asesoramiento de Portabella a la candidatura de Nueva York como un hecho aislado que hay que calificar de lamentable y no dar más trascendencia de la que tiene Josep Bargalló, consejero jefe de la Generalitat, explicó ayer que desde Cataluña nadie nunca ha pedido un boicot a la candidatura de Madrid sino que se ha cuestionado la validez de los planteamientos de las autoridades que presentan la candidatura El conseller en cap expresó sus dudas acerca de que una ciudad que ha organizado unos Juegos como Barcelona pudiera ser subsede en unos Juegos posteriores que, al mismo tiempo, cuestionó el papel que han jugado en este proceso los socialistas, tanto en la política catalana como en el Gobierno español. Bargalló resistió la presión del diputado de CiU Quico Homs, quien intentó forzar un pronunciamiento en contra de José Luis Rodríguez Zapatero por el rechazo a la selección catalana de hockey, aunque insinuó que el Ejecutivo, a diferencia del gobierno catalán, no había actuado con nobleza En este sentido, defendió las gestiones del secretario general del Deporte, Rafael Niubó, cuestionado desde las filas socialistas, y advirtió de que la Generalitat actuará en consecuencia si se comprueba que hubo presiones políticas en Fresno para que Cataluña pueda competir a nivel internacional. Bargalló propuso un pacto nacional de los partidos políticos catalanes para defender las selecciones catalanas, tanto en el Parlamento autonómico como en el Congreso. Una propuesta compartida por CiU pero que colocaría a los socialistas catalanes- -práctica- nó polemizar y remitió a unas recientes declaraciones de Gallardón en las dijo que estaba seguro del apoyo catalán a Madrid 2012 M. J. CAÑIZARES I. ANGUERA MADRID BARCELONA. La Comunidad de Madrid criticó ayer la actitud del segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Portabella, de ERC, por asesorar al presidente de la candidatura de Nueva York 2012, Dan Doctoroff, sobre las razones del éxito de Barcelona en 1992. El vicepresidente segundo del Gobierno autonómico de Madrid, Alfredo Prada, calificó de lamentable el apoyo del concejal de ERC a la candidatura de Nueva York. Prada añadió que poco más tenía que decir sobre ese asunto, porque, dijo, ese edil no representa la voluntad de los catalanes En este sentido, recordó el apoyo expreso del presidente de la Generalitat de Cataluña al proyecto de Madrid 2012. Por su parte, el Ayuntamiento de la capital declinó cualquier tipo de comentario y evitó polemizar sobre el tema. Un portavoz remitió a las declaraciones del alcalde, Ruiz- Gallardón- -en respuesta a otras de Carod- Rovira- -en las que afirmó que la mayoría de los catalanes apoya a Madrid 2012. mente ausentes durante la interpelación parlamentaria de Bargalló- -en una difícil situación, ya que esta cuestión, incluida en los acuerdos de gobierno firmados por PSC, ERC e ICV, no genera excesivo entusiasmo en sus filas. Precisamente a ellos se dirigió el consejero jefe de la Generalitat cuando aludió, recurriendo al símil deportivo, a quienes en mitad del partido, se cambian de camiseta y meten goles en su propia portería en alusión a la postura de los socialistas sobre las selecciones deportivas. Tampoco se logró arrancar de Bargalló una defensa de la candidatura de Madrid e incluso dijo que la Generalitat no tenía por qué pronunciarse al respecto. Unas declaraciones que se producen días después de que el segundo teniente de alcalde de Barcelona, Jordi Portabella (ERC) viajara a Nueva York, que compite con Madrid para acoger los Juegos de 2012, para prestar su asesoramiento. Rebajarse a ser subsede El portavoz del PP, Daniel Sirera, no consiguió el apoyo de Bargalló a la candidatura de Madrid a organizar los Juegos Olímpicos de 2012 ni a costa de recordarle al consejero jefe que Barcelona se beneficiaría de la elección acogiendo la competición olímpica de fútbol, tal y como acordaron los alcaldes de ambas ciudades. Bargalló respondió poniendo en duda que una ciudad que ha sido sede de unos juegos deba rebajarse a ser subsede. Bargalló argumentó, además, que el Gobierno catalán como tal sólo debe pronunciarse sobre hechos que suceden en su territorio y se declaró neutral, como europeo, entre Madrid y Londres o París. Aseguró además que nadie ha pedido el boicot, se ha cuestionado la validez de las autoridades que defienden la candidatura y afirmó que lo que realmente perjudica a Madrid son las muestras de racismo vividas en algunos campos de fútbol. Incomodidad en el tripartito Por otro lado, la llamada al boicot a la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos efectuada por el presidente de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira, ha colocado a los miembros del tripartito catalán en una incómoda situación, tal como se comprobó ayer en el Pleno del Parlamento catalán, donde el consejero jefe de la Generalitat, el republicano Josep Bargalló, defendió el papel del ejecutivo autonómico a favor de las selecciones deportivas catalanas aun-