Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 VIERNES 10 12 2004 ABC Nacional El poder judicial amenaza con extender al TC el conflicto entre jueces y Congreso El portavoz del CGPJ cree que la reforma judicial ha roto las reglas del juego y está viciada de nulidad b Sólo si el PP decide promover REACCIONES Enrique López Portavoz del CGPJ (PP) Se dan causas más que suficientes para dudar del procedimiento ya que la celeridad puede estar mermando derechos Respecto al contenido del texto, podría haber vicios de nulidad un recurso de inconstitucionalidad contra la reforma judicial, el CGPJ se replantearía su idea de un conflicto de competencias MANUEL MARÍN MADRID. La guerra abierta entre el Gobierno en una trinchera y el PP en otra, derivada de la discutida aprobación de la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial para modificar el sistema de mayorías en la elección de magistrados del Tribunal Supremo y de los Tribunales autonómicos, amenaza con extender sus efectos más allá de la pura contienda parlamentaria. De hecho, este conflicto, inicialmente limitado al estruendo del debate estrictamente político, podría llegar a convertirse en próximas semanas en un conflicto entre instituciones de relevante cariz jurídico y de consecuencias imprevisibles con un enfrentamiento en el Tribunal Constitucional entre el Poder Judicial y el Parlamento. El vocal portavoz del Consejo General del Poder Judicial, Enrique López, anunció ayer que una vez que la reforma legal esté definitivamente aprobada, el órgano de gobierno de los jueces estudiará la posibilidad de plantear un conflicto de competencias ante el TC. Y ello porque, en su opinión, el Gobierno en primera instancia y el Parlamento después han introducido cambios que alteran el vigente sistema de mayorías para la elección de determinadas- -y representativas- -plazas judiciales sin haber esperado a que expire el mandato del Consejo. Se trata, según el vocal de la mayoría conservadora del CGPJ, de una alteración de las reglas a mitad de partido, lo que conllevaría vicios de nulidad en el resultado final del juego. Por ello, López insistió ayer en el hecho de que la modificación del sistema de mayorías en el CGPJ vulnera abiertamente el acuerdo alcanzado en 2001 por el Parlamento- -especialmente impulsado por PP y PSOE- en virtud del cual no sólo se reformulaba la metodología para la elección de vocales del Poder Judicial vigente desde 1985, sino que se les atribuía un régimen de mayorías para las elecciones de jueces que debe permanecer vivo, al menos, hasta el final del mandato sin ser modificado sobre la marcha Zapatero charla con Puigcercós (ERC) tras sacar adelante la reforma judicial tivo de advertencia por parte del CGPJ. Un inédito procedimiento de angustia lo definió López. No obstante, no todas las voces del CGPJ coinciden con las suyas. El vocal de la minoría progresista Juan Carlos Campo censuró ayer sus palabras puesto que no se trata de una opinión del Consejo debatida en sus órganos colegiados, sino de un criterio personal. Además, Campo pidió a López que de la misma manera que exige respeto para el CGPJ, él respete a la mayoría del Congreso, sobre todo cuando una reforma cuenta con 195 votos En cualquier caso, en el Consejo del Poder Judicial son conscientes de las dificultades que entrañaría la admisión de un conflicto de competencias de estas características por parte del Tribunal Constitucional e, incluso, en ese supuesto, también resultaría muy difícil que el TC dejara en suspenso la reforma aprobada. listas sino un intento por dificultar- -si no impedir- -el acceso de concretos magistrados a plazas muy significativas de altas esferas de la magistratura. A la contra, el Gobierno insiste en que, pese al tropezón que supuso la no aprobación del texto en una primera votación en el Congreso por falta de diputados, el trámite seguido a continuación ha cumplido escrupulosamente la legalidad Estas palabras de la vicepresidenta primera del Gobierno, Teresa Fernández de la Vega, son compartidas por el titular de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, quien además no observa en la reforma legal ninguna pretensión de vetar a magistrados, sino un sistema más democrático y plural para su elección. Pese a ello, el Ejecutivo es sabedor de que este tipo de choques institucionales no suponen precisamente viento para sus velas. La amenaza de un conflicto de competencias entre poderes del Estado y la sensación de enfrentamiento con el Poder Judicial en apenas ocho meses de gobierno no parecen augurar un futuro de convivencia pacífica, al menos a dos años vista: los que le restan de mandato al actual CGPJ, de mayoría conservadora. Incluso, fuentes del Consejo recuerdan la advertencia lanzada semanas atrás por su presidente, Francisco Hernando, en sede parlamentaria, cuando anunció que utilizaría todos los medios que la ley le atribuye para proteger la independencia del poder judicial. Las mismas fuentes se remiten a la congelación de la renovación del Consejo de RTVE o a la pugna entre PSOE y PP por el control del Tribunal de Cuentas como otras muestras de que el el diálogo institucional entre el Gobierno y la oposición en materia de nombramientos parece de sordos... si no está completamente roto. Juan Carlos Campo Vocal del CGPJ (PSOE) Es muy poco adecuado que el portavoz emita opiniones que son suyas o de la mayoría conservadora, y no las del CGPJ, que es un órgano colegiado Juan F. López Aguilar Ministro de Justicia La reforma de la Ley del Poder Judicial es perfectamente constitucional. La independencia judicial saldrá reforzada con este texto Ignacio Astarloa Diputado del PP Calificó la reforma como una patraña incomprensible y afirmó que, durante su tramitación, se ha producido el debate parlamentario más irregular, más espurio, de toda la historia parlamentaria Pero más allá del fondo, las formas con que el Gobierno y el Congreso han procedido a aprobar la reforma también preocupan a la mayoría del Consejo del Poder Judicial elegida en su día a propuesta del PP. López calificó el trámite de precipitado y atropellado caracterizado por una celeridad que puede mermar derechos y cuyo teórico vicio de nulidad ya ha sido mo- Hernando ya lo advirtió Por ello, fuentes del Consejo hicieron hincapié en que, por el momento y a expensas de conocer el texto definitivo que salga de las Cortes, se trata de una hipótesis en fase de estudio. Además, en el caso de que el Grupo Parlamentario Popular presentase por decisión propia un recurso de inconstitucionalidad ante el TC, el hipotético conflicto de competencias impulsado por el CGPJ sería innecesario puesto que el efecto perseguido- -que la ley se discuta en el TC- -sería el mismo. Ocurra lo que ocurra en las próximas semanas, lo cierto es que la iniciativa del Gobierno que preside José Luis Rodríguez Zapatero ha enrarecido el ambiente en sectores de la Judicatura, especialmente del conservador, que no ve en la pretensión de los socia-