Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 9 12 2004 Madrid 39 El puente le ha servido para reflexionar, como ella quería, sobre la remodelación del Gobierno que anunció hace doce días. Desde su equipo en la Puerta del Sol pronostican que los cambios serán mínimos La respuesta de Esperanza Aguirre, muy pronto Una crisis congelada TEXTO: MARIANO CALLEJA FOTO: CHEMA BARROSO MADRID. Quiero anunciarles que si resulto elegida presidenta del PP, el secretario general será Francisco Granados. Por ello, próximamente voy a proceder a una remodelación del Gobierno que le permita dedicar más tiempo a su nueva tarea en el partido El sábado 27 de noviembre, por la mañana, Esperanza Aguirre desvelaba así en el Palacio Municipal de Congresos el nombre del que sería su número dos en el PP de Madrid durante los próximos tres años y confirmaba que habría movimiento de fichas en su Ejecutivo, para que el secretario general pudiera trabajar a tiempo completo en la calle de Génova. Doce días después, la remodelación prometida por la presidenta regional sigue congelada. Aguirre se ha tomado el puente festivo para reflexionar y, de momento, todo es tranquilidad. Todavía no hay nada era la frase más repetida ayer en la Comunidad. Pero detrás de esa calma aparente, las conjeturas dentro del Gobierno autonómico y alrededores se multiplican cada día que pasa. Fuentes del Ejecutivo señalaron que Aguirre podría esperar a que su vicepresidente primero y portavoz, Ignacio González, vuelva de viaje este sábado para explicar en qué queda la crisis, ya que si lo hace en su ausencia, podría interpretarse mal Según comentaron, todo apunta a que los cambios serán mínimos y afectarán sólo a la Consejería de Transportes e Infraestructuras. Esos cambios mínimos podrían consistir en dos cosas: o bien se pasa a Francisco Granados a la Consejería de Presidencia, con muchas menos competencias que las que tiene ahora, y se nombra a otro consejero de Transportes e Infraestructuras, o bien se refuerza su actual Consejería, con el nombramiento de un segundo viceconsejero. El mismo día en que Aguirre anunció que Granados sería el secretario general del PP regional, se confirmó que le había ofrecido la Consejería de Presidencia, que hasta ahora estaba inte- tinuar como consejero de Transportes e Infraestructuras. La segunda opción para llevar a cabo esa remodelación mínima sería dejar las cosas como están y crear una segunda Viceconsejería en Transportes, que librara de carga de trabajo a Granados. Lo que ocurre es que muchos, incluso en el equipo de Aguirre, no consideran eso una remodelación de Gobierno, ya que se trata de un cambio en un segundo nivel. Además, desde el propio Ejecutivo se advierte de que esa medida sería muy criticada por la oposición, y quizás también por un sector del PP, porque se incrementaría el gasto público, con un cargo nuevo, para reforzar el partido En todo caso, no sería la única Consejería que tuviera dos viceconsejeros. La de Justicia e Interior ya tiene ese organigrama. Sin problemas: es compatible Lo único que parece seguro a estas alturas es que Granados continuará en el Consejo de Gobierno. Esto ya no lo discute nadie. El vicepresidente primero y portavoz del Gobierno ha reiterado que no ve incompatibilidad de ningún tipo para que un consejero no pueda ser al mismo tiempo número dos del PP en Madrid. Mientras tanto, la nueva dirección ejecutiva de los populares madrileños ha empezado a rodar. En las últimas semanas se han celebrado varios homenajes en distintos municipios al presidente y secretario general salientes, Pío García- Escudero y Ricardo Romero de Tejada, respectivamente. Y los que llegan ya han mantenido las primeras reuniones con alcaldes del PP de toda la Comunidad. En la Ejecutiva recién elegida hay dos mujeres que tendrán un protagonismo especial: Cristina Cifuentes, secretaria ejecutiva de Acción Territorial, y Anabel Mariño, secretaria ejecutiva de Organización. Ambas, junto a Granados, se han marcado como primer reto el avance del PP en el sur de la Comunidad. Francisco Granados, en una visita a un almacén de sal, hace un par de semanas grada en la Vicepresidencia primera del Gobierno. Ese cargo le permitiría dedicarse plenamente al PP, sin salir del Gobierno, como era su intención. Al día siguiente por la mañana, llegó a convocarse una rueda de prensa para informar de ese nombramiento, según fuentes de la Comunidad, pero la convocatoria se anuló poco después. Aguirre se lo quería pensar más. donde ha comenzado ya el grueso de las obras previstas hasta 2007, con contratos multimillonarios. La Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) elogió su gestión y la de su equipo y subrayó que sería muy positivo que acabase los proyectos que ha iniciado. Al mismo tiempo, desde la dirección nacional del PP se insistía en que el secretario general en Madrid debía tener plena dedicación, para lograr el avance del partido en toda la región y en especial en el sur, según fuentes del Ejecutivo regional. Granados, por su parte, no ocultaba que su deseo era con- El apoyo de los empresarios Los empresarios madrileños no dudaron en pedir la continuidad de Granados en Transportes e Infraestructuras,