Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional JUEVES 9 12 2004 ABC El Tsahal admite que mató a 29 inocentes este año en Cisjordania b Betselem acusa al Ejército de Los estudiantes de las yeshivas -escuelas rabínicas- -envían mensajes escritos para ligar con amigas y se olvidan de concentrarse en el Pentateuco, que rige al milímetro la conducta de los haredim los temerosos de Dios Israel de mentir y eleva sus cifras hasta los 187 muertos, 111 de ellos sin relación alguna con la violencia o el terrorismo J. C. JERUSALÉN. La guerra de guerrillas que libran desde hace más de cuatro años en Cisjordania y Gaza israelíes y palestinos tiene tantos frentes como muertos; tantos ángulos como heridos; tantos invitados como víctimas colaterales. En esos frentes trabajan a destajo soldados y milicianos, militares y suicidas, oficiales y guerrilleros. Pero también hay lugar, siempre en segundo plano, siempre bajo la protección insuficiente de chalecos antibalas, vehículos blindados, parapetos improvisados, para organizaciones de derechos humanos que intentan a la desesperada poner a cada uno en su sitio y denunciar los abusos sistemáticos. Se trata de otra guerra, no de guerrillas, sí de testimonios, de informes, de cifras en la que no corre la sangre propia pero sí la ajena. Ayer se libró otra batalla, donde las cifras hicieron, ojalá sirviera de precedente, las veces de balas. Guerra santa de los rabinos de Jerusalén a los teléfonos móviles TEXTO JUAN CIERCO. CORRESPONSAL La defensa de Sharón Así, el Tsahal envuelto en una crisis interna que ha obligado a intervenir a las más altas instancias del Estado de Israel (Ariel Sharón: Nuestro Ejército es el que más respeta los principios morales y éticos de todas las Fuerzas Armadas que operan en territorio civil reconocía ayer haber matado a 148 civiles palestinos en lo que va de año, sólo en Cisjordania. De ellos, 29 serían inocentes mientras que los otros 119 eran milicianos armados o palestinos que lanzaban cócteles explosivos o piedras. Y en esa guerra de cifras entró de inmediato la organización israelí de derechos humanos Betselem que acusó de mentir, simple y llanamente al Ejército hebreo. Sus números, bien distintos: sólo en Cisjordania, se habrían contado en lo que va de año 187 palestinos muertos, de los que 111 no tendrían nada que ver con actos de violencia. Sólo 52 estaban armados. Y 33 eran menores de 18 años de edad. Y eso que no se habla de Gaza, donde se ha producido el mayor número de muertos palestinos en lo que va de 2004, uno de ellos, un chaval de 15 años, Jaled Mahdi, quien fue alcanzado por 7 balazos en la cabeza cuando araba el campo junto a su padre y dos de sus hermanos en una zona limpia de amenazas. No para una patrulla de jóvenes soldados que salió de excursión y abrió fuego con certera puntería. Otra investigación pendiente. JERUSALÉN. Los teléfonos móviles los carga el Diablo El rabino Shmuel Halevy Wazner lo tiene tan claro que no entiende cómo nadie se había dado cuenta antes. Lo que tienen que hacer los chicos es estudiar, es concentrarse en Dios, en la Torá (Pentateuco) en las enseñanzas de sus maestros... De clase a su cuarto a estudiar, de su cuarto de estudiar a clase Esa es la vida de los jóvenes estudiantes judíos de las yeshivas de Jerusalén. Y de otras partes del país. Y de otros países. Pero no todos están dispuestos a disciplinas tan rígidas. No todos están decididos a desconectarse por completo del mundo exterior. Muchos de ellos se han agarrado a los teléfonos móviles como puente salvador con la realidad de la calle. No sólo tienen un aparato. Muchos tienen dos. Incluso de última generación, de los que permiten navegar por internet, hacer fotos y, sobre todo, eso es lo que más les importa a ellos, enviar mensajes de texto a sus amigas. Los cuartos de baño de las yeshivas se han convertido en los últimos tiempos en lugares de peregrinación para los alumnos. Allí, en la intimidad obligada, se recogen para enviar esos mensajes, para hacer llamadas a líneas eróticas, para contactar con esas amigas con las que ya no ligan como antes con miradas oblicuas y decenas de testigos siempre presentes, siempre disfrazados de carabinas. Ahora basta un mensaje para ligar. Ya no es como antes. A tanto ha llegado la afición de los aspirantes a rabino por los teléfonos móviles que los líderes religiosos de los haredim han tomado cartas en el asunto. No permitirán que el demonio siga haciendo de las suyas En un gesto nada habitual, extraordinario si cabe, el Consejo Supremo de Rabinos fue convocado en la noche del pasado sábado (bien acabado, por supuesto, el sagrado descanso semanal del sabat para debatir sobre la amenaza telefónica. Un judío ultraortodoxo reza en el muro de las Lamentaciones AP Su mundo está tan alejado de la realidad que entienden, en efecto, que el teléfono móvil lo carga el Diablo Los haredim no trabajan, ni pagan impuestos, ni cumplen el servicio militar obligatorio de tres años nes, los cerebros de los muchachos. Los temerosos de Dios visten de riguroso negro por la destrucción del Templo; pasean con sus largos rizos que les cuelgan de las sienes no acercarás cuchillo a tu cara se dice en la Torá; se dedican a orar, estudiar, interpretar el Pentateuco; y niegan la existencia del actual Estado de Israel, pues el verdadero Israel sólo nacerá con la llegada del Mesías. Pese a ello, los haredim maman de las ubres de ese estado del que reniegan. El estado financia sus estudios, sus casas; concede ayudas económicas por tener familias numerosas. A cambio, ellos no tienen que trabajar, tampoco pagan impuestos, ni cumplen el Prohibido aprender a conducir A instancias del rabino Leib Steinman, responsable de Asuntos de Educación de la comunidad haredim los rabinos de Jerusalén declararon la guerra, se entiende que santa, al uso de los teléfonos móviles en las yeshivas como en su día prohibieron a sus estudiantes aprender a conducir, o estudiar en inglés en sus escuelas, o navegar por internet... Todo con un fin principal: evitar que la cultura exterior- -las costumbres ajenas a su comunidad- -penetre en sus mundos, en las almas, los corazo- servicio militar obligatorio de tres años de duración... Las mujeres llevan siempre cubierta la cabeza con un pañuelo o sombrero, también con pelucas, cortadas todas por el mismo rasero, para tapar el pelo, considerado un atributo erótico que podría fomentar el adulterio. Viven aislados del resto de la comunidad, con sus propias reglas (los coches no circulan en sabat por sus barrios cerrados al tráfico) con sus periódicos, sus comercios, sus partidos políticos. Con éstos, el Shas y el Judaísmo Unificado de la Torá, negocia hoy Ariel Sharón una hipotética incorporación al Gobierno junto a los laboristas. Su principal enemigo, el Shinui de Tommy Lapid, cuya ley de vida es acabar con la dictadura de los haredim acaba de abandonar ese Ejecutivo del que ha formado parte en los dos últimos años. Su mundo está tan alejado de la realidad que entienden, en efecto, que el teléfono móvil lo carga el Diablo. Otra cosa es el dinero de plástico. El Banco Leumi está a punto de comercializar una tarjeta de crédito inteligente para los ultraortodoxos. Es decir, dejará de funcionar automáticamente en sabat para volver a hacerlo la noche de los sábados. Y es que el negocio es el negocio.