Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 9 12 2004 Internacional 31 La Justicia francesa condena al hijo de Mitterrand a 30 meses de prisión Jean- Christophe puede evitar la cárcel si paga su deuda fiscal b La esposa del ex presidente fran- cés fallecido ha hipotecado su vivienda en 300.000 euros para poder afrontar el pago de las primeras facturas JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Jean- Christophe Mitterrand (58 años) hijo del líder histórico del socialismo francés y presidente de la República desde 1981 hasta 1995, ha sido condenado por evasión de impuestos a 30 meses de prisión, con remisión de pena si los paga. Le queda pendiente un segundo juicio en el que está acusado de tráfico ilegal de armas, de influencias y abuso de bienes sociales. El primogénito de François Mitterrand fue ayer condenado por evadir 630.000 euros de impuestos, correspondientes a una parte de sus salarios conocidos, entre 1998 y 1999. Sus abogados presentarán un recurso que tiene carácter suspensivo para la aplicación de la condena, que va a acompañada de una cláusula especial: el condenado tendría que cumplir la pena efectiva de prisión si se negase a pagar los impuestos evadidos. Jean- Christophe Mitterrand ya estuvo en prisión el año 2000 y su madre, Danielle Mitterrand (80 años) tuvo que adelantar 5 millones de francos (más de 600.000 euros) para conseguir su libertad provisional, pagada en buena medida por algunas personalidades célebres. Uno de sus fiadores, Pascal Sevran, célebre animador de televisión, publicó en su día una denuncia escandalosa afirmando que el hijo del antiguo presidente se había quedado con su dinero e intentaba escabullir el pago de una deuda saldada en términos vergonzosos. Tras cuatro años de procedimientos jurídicos, el Tribunal de París dictó ayer su primera sentencia, en ausencia del condenado que, según sus abogados, atraviesa una cierta crisis de ansiedad Jean- Christophe Mitterrand vive en casa de su madre, a 500 metros de la catedral de Notre- Dame, durmiendo en la misma habitación en la que Mitterrand padre albergó a numerosas personalidades internacionales, y se beneficia del coche oficial, el chófer y el ma- yordomo al que su madre tiene derecho en tanto que viuda de jefe de Estado, cobrando una pensión oficial de 5.335 euros mensuales. Las cuentas bancarias suizas y francesas de Mitterrand hijo están secuestradas y en el proceso no se ha esclarecido dónde, cómo, ni cuándo se evaporó la discreta fortuna acumulada con su puesto de consejero de su padre para asuntos africanos, entre 1981 y 1995. Monsieur Papá me ha dicho Jean- Christophe Mitterrand, periodista de profesión, era corresponsal de la agencia France Press en Mauritania cuando su padre fue elegido presidente y abandonó Nuakchott para instalarse en el Elíseo como consejero para asuntos africanos. Pronto se ganó el mote de Papá me ha dicho entre quienes deseaban conseguir favores en París. Al mismo tiempo, Jean- Christophe fue contratado con sueldos de entre 50.000 a 100.000 francos mensuales (6.000 a 24.000 euros) por empresas que deseaban beneficiarse de sus consejos. Cuando François Mitterrand perdió el poder en 1995, ésas empresas rescindieron los contratos del hijo, que tuvo Jean- Christophe Mitterrand AFP que encontrar menos confesables fuentes de ingresos. A finales de los 90, un traficante de armas, Pierre Falcone contrató sus servicios por 3,1 millones de dólares anuales hasta 2000, cuando un juez descubrió el tráfico ilegal de armas entre Europa y Angola. JeanChristophe fue detenido, interrogado y encarcelado. Cuatro años más tarde, su madre ha vendido parte del mobiliario e hipotecado su casa para pagar las primeras facturas. Casado en 1975, su esposa pidió y consiguió el divorcio hace algunos meses.