Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 9 12 2004 25 Congreso y Senado de EE. UU. aprueban una ambiciosa reforma de los servicios de Inteligencia La negativa del IRA a publicar las fotos de su desarme hace fracasar un acuerdo para el Ulster La OTAN rompe con la vieja Ucrania ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. Los ministros de Exteriores de la OTAN suspendieron ayer una reunión prevista para hoy con su colega ucraniano, para señalar así su falta de simpatía por el actual Gobierno de Kiev, acusado de fraude en las pasadas elecciones. Aunque las causas no se mencionan de forma tan abierta, se trata de una decisión de claro significado político que podría agravar las ya tensas relaciones entre Rusia y Occidente. El secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, justificó la decisión diciendo que todo lo que queremos son elecciones libres y limpias, para que el pueblo ucraniano pueda ser oído Powell, que se despide de Europa en esta gira, ha pedido asimismo a los aliados que se unan a los esfuerzos norteamericano para instaurar un sistema democrático y estable en Irak. Cualesquiera hayan sido nuestras diferencias en Irak, debemos mirar hacia adelante subrayó. Víktor Yúshenko, antes de su extraña enfermedad (a la izquierda) y después de la crisis que desfiguró su rostro AP Los especialistas que han tratado la misteriosa enfermedad que ha desfigurado el rostro de Yúshenko no salen de su asombro. Parece un envenenamiento, pero nadie encuentra pruebas El enigma del veneno TEXTO ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS. CORRESPONSAL rrirá. La diputada ucraniana afirmó además que, con el recorte de poderes, a Yúshenko le va ser muy difícil dirigir el país En lo que se refiere a la ley electoral, su nueva redacción hará mucho más difícil el fraude. Así lo admitió ayer el propio dirigente de Nuestra Ucrania cabecilla, junto a Timoshenko, de la Revolución Naranja Se trata de cambios radicales en la ideología y en los mecanismos de los comicios del día 26, que hacen imposibles las falsificaciones que se cometieron el pasado 21 de noviembre dijo Yúshenko. El Parlamento ucraniano ratificó también la salida del Gobierno de Yanukóvich, decretada el martes por Kuchma para darle posibilidad de dedicarse a la campaña electoral. Se trata en realidad de una destitución prácticamente definitiva. Por eso la oposición no ha insistido más en su exigencia de dimitir a todo el Ejecutivo. Cuatro de los miembros de la Comisión Electoral Central fueron también destituidos, entre ellos su presidente, Serguéi Kiválov. El presidente saliente de Ucrania anunció además que aceptará la renuncia del fiscal general, Guennadi Vasíliev, otra de las cabezas que Yúshenko pidió que rodaran. Kuchma firmó en el mismo hemiciclo, ante toda la Cámara en pleno, las leyes, enmiendas y destituciones votadas por los legisladores. La sesión se cerró con una fuerte ovación y sobre el fondo de las bufandas naranjas de los parlamentarios de Nuestra Ucrania VIENA. Sushi en mal estado, demasiado coñac, mucho estrés o un intento de asesinato con veneno. Muchas explicaciones para un hecho: Víktor Yúshenko, el dirigente opositor y candidato a la presidencia de Ucrania, enfermó repentinamente a principios de septiembre sin que se sepan aún las causas. Desde entonces, el otrora atractivo político tiene el rostro desfigurado, surcado de pústulas y heridas, dificultades de locución, dolores crónicos de espalda, problemas de movilidad facial y un ojo que lagrimea sin cesar. La historia comienza el 10 de septiembre, cuando el jefe de la Revolución Naranja ingresa en el Rudolfinerhaus, un prestigioso hospital privado en Viena. Aunque, según Yúshenko, todo empezó días antes, cuando cenó con la cúpula del SBU, los servicios secretos ucranianos. A su llegada a la clínica vienesa, los doctores se encuentran con un caso clínico de espanto: pancreatitis, gastritis aguda, inflamación muscular, parálisis facial y fuertes dolores en el pecho y el abdomen. Lo anómalo del caso dispararó los rumores de que el político había sido envenenado para alejarlo de la carrera por la presidencia de Ucrania. Unos rumores que aumentaron cuando los médicos vieneses fueron incapaces de concretar el origen de la enfermedad. Una semana después de su ingreso, Yúshenko volvió a su país a retomar la campaña electoral, aunque en octubre hubo de volver a Viena aquejado de fuertes dolores de espalda. Más análisis y, de nuevo, pocas conclusiones. Los médicos sostienen que las causas de la enfermedad siguen sin estar claras. El ambiente se enrarece, sobre todo tras recibir uno de los doctores amenazas anónimas. Pero el hospital ni niega ni confirma el envenenamiento, aunque el rumor se convierte en clamor cuando los médicos decidieron consultar a expertos en armamento biológico y químico. Desde entonces, especialistas británicos y de EE. UU. han ofrecido diagnósticos de lo más variado: desde envenenamiento con dioxinas a un ataque de rosácea, una inflamación cutánea provocada por estrés. El doctor Michael Zimpfer, director clínico del Rudolfinerhaus, aseguró a ABC que aún no puede afirmar ni desmentir que hubo envenenamiento. Lo que sí anunció es que la próxima semana se dispondrá de los resultados de nuevos análisis que podrán arrojar luz so- Los médicos se encontraron con un caso clínico de espanto: pancreatitis, gastritis, parálisis, dolores... El director de la clínica donde fue tratado insiste en que no puede afirmar ni desmentir si fue envenenado bre el asunto. Sin embargo, en su edición de ayer, el rotativo británico The Times anunció que uno de los facultativos que atendió a Yúshenko en Viena, Nikolai Korpan, había confirmado que los males del político tenían su origen en una operación para acabar con su vida. Una información que fue inmediatamente desmentida tanto por Zimpfer como por el propio Korpan, quien explicó que existen tres vías de investigación relacionadas con un envenenamiento, pero que aún hay que realizar más análisis y contar con la presencia del paciente para corroborar esta hipótesis. Por su parte, Zimpfer dejó bien claro el asunto: La teoría del envenenamiento no ha sido confirmada Y por si no había bastante confusión, ayer Korpan y Zimpfer confirmaban ante la Prensa que hay abiertas tres vías de investigación, todas contemplan el envenenamiento, pero siguen faltando pruebas. Y ni siquiera se descarta la posibilidad de una infección. Todo meras hipótesis. Lo cierto es que con la repetición de las elecciones a la vuelta de la esquina, el affaire Yúshenko es un arma política de primera magnitud. El candidato opositor no ha dudado en acusar al Gobierno y a los servicios secretos ucranianos de intentar asesinarle poniendo veneno en la comida. Y los partidarios de su oponente, Víktor Yanukóvich, han usado el asunto para restar credibilidad a Yúshenko afirmando que un candidato no puede estar tan grave y achacando al exceso de alcohol los males que sufre.