Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 9 12 2004 Nacional 17 ERC asesora a la candidatura de Nueva York 2012, competidora de Madrid El segundo teniente de alcalde de Barcelona se reúne con los responsables de EE. UU. b Desde ERC se asegura que no hay que buscar más interpretaciones ya que el objeto del encuentro era la cooperación económica entre Barcelona y Nueva York À. GUBERN BARCELONA. Ahora desde Nueva York, Esquerra Republicana sigue empeñada en meter palos en las ruedas a las aspiraciones de Madrid 2012. Cuando hace unos días el líder de este partido, Josep Lluís Carod- Rovira, aseguraba que la capital de España no estaba capacitada para organizar los Juegos, se llegó a decir que sus palabras obedecían a una reacción en caliente tras el veto en Fresno a la selección catalana de hockey, una forma suave de disculpar su desatino. Sin embargo ahora, y en un gesto cargado de dobles lecturas, Jordi Portabella, segundo teniente de alcalde, líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona y socio de Joan Clos, se entrevistó el martes en Nueva York con el presidente de la candidatura NYC 2012, Dan Doctoroff, a quien asesoró sobre las razones del éxito de la capital catalana en 1992. Si bien desde la formación republicana se aseguró a ABC que no hay que buscar mayores interpretaciones y que el objetivo principal de la reunión era avanzar en los proyectos de coope- Portabella, a la izquierda, junto a Doctoroff, el martes en Nueva York ración entre ambas ciudades- -Portabella encabeza una misión de empresarios a la ciudad estadounidense en calidad de concejal de Promoción Económica- las aspiraciones olímpicas de Nueva York fueron abordadas. En el transcurso de la reunión, el político republicano obsequió a Doctoroff con dos libros: una memoria sobre los Juegos de Barcelona y otro escrito por el catedrático Miquel de Moragas y titulado Las claves del éxito de Barcelona 92 Según explicó durante el encuentro el responsable de la candidatu- ABC ra estadounidense, la olimpiada de la capital catalana es el modelo en el que quiere inspirarse Nueva York, tanto en lo que se refiere a la organización estricta de los Juegos como en la fórmula con la que Barcelona aprovechó para renovarse urbanísticamente, sobre todo en la construcción de la Villa Olímpica y la transformación del litoral. En cualquier caso, el gesto de Portabella es un empujón más hacia el callejón en el que ERC encierra regularmente al tripartito tanto en la Generalitat como en el Ayuntamiento. EL ATROPELLO JESÚS LÓPEZ- MEDEL Vocal de la Comisión Constitucional a Constitución cualifica a un tipo de leyes (las orgánicas) que por razón de su contenido constituyen unas normas especiales para las cuales se exige una mayoría especial (absoluta) Son, según el artículo 81, las relativas al desarrollo de los derechos fundamentales y las libertades públicas, las que aprueban los Estatutos de Autonomía y el régimen electoral y las demás previstas en la Constitución entre las cuales está la que regula el Poder Judicial (art. 122) Así pues, se observa claramente la especial importancia que se ha querido dar a este tipo de normas que forman la arquitectura básica del funcionamiento de un sistema democrático. No regula el texto constitucional el procedimiento legislativo, siendo en los Reglamentos de las Cámaras donde se aborda el procedimiento ordinario, junto al cual se establece el procedimiento de urgencia (en el que se reducen los plazos a la mitad) y, en ter- L cer lugar, el de lectura única como mecanismo excepcional en el que no existe posibilidad de presentar enmiendas, lo cual por su carácter expeditivo le asemeja al decreto- ley, que se convalida o no en bloque por la Cámara en una sola votación. Característico de un sistema parlamentario es que un proyecto legislativo puede verse enriquecido o modificado en el iter de las Cámaras, lo cual no es posible cuando es el Ejecutivo el que aprueba la norma por un decreto- ley o cuando se tramita en el Parlamento por el procedimiento de lectura única, lo cual aproxima uno y otro supuesto como excepcionales. Incluso, ha de advertirse que, mientras que la vía del decreto- ley (a pesar de la exigida extraordinaria y urgente necesidad del artículo 86) se utiliza con algo más de frecuencia para la producción normativa, en cambio el procedimiento legislativo por lectura única es algo que solo en supuestos singulares se ha empleado. En la anterior legislatura con mayoría absoluta del PP solo se aplicó este último para la aprobación de la ley de protección de víctimas del terrorismo y la ley de protección de violencia doméstica, en ambos casos por unanimidad y sin que ningún grupo se opusiere a su tramitación por este procedimiento. Ahora se utiliza arrolladora y torpemente para modificar una de las normas que regulan una de las instituciones capitales del Estado democrático, no solo violentando la unanimidad siempre empleada para este mecanismo, sino también vulnerando normas constitucionales. A este tipo de leyes el constituyente quiso reforzar la exigibilidad de un consenso, más allá incluso de las mayorías aritméticas necesarias para su aprobación, e incluso contiene un precepto, el artículo 86, que prohíbe utilizar la vía expedita del decreto- ley (o análogo) cuando se trate de normas que afectan al ordenamiento de las instituciones básicas del Estado u otras materias regulables mediante leyes orgánicas El Gobierno y la mayoría que le apoya estaban legitimados para cambiar una ley que no le gustaba o no le convenía en estos momentos, pero ello no significa que tenga que hacerlo arrasando procedimientos y principios constitucionales que hay que preservar, si no se quiere que la acción disparatada provoque en el futuro una reacción también unilateral cuando pueda cambiar la mayoría.