Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 9 12 2004 Nacional 13 Gibraltar, con voz propia por primera vez en una reunión España- Reino Unido Caruana se negaba hasta ahora a ir a esas citas por considerarse un mero convidado de piedra b La reunión es resultado del acuerdo de octubre entre el Gobierno de Zapatero y Gran Bretaña, que dota al Peñón de estatutos de parte implicada en el contencioso EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Por primera vez, Gibraltar se sentó ayer, con voz propia, en una reunión entre España y el Reino Unido para tratar sobre el futuro de la colonia. El encuentro, calificada de carácter informal es fruto del acuerdo alcanzado a finales del mes de octubre en Madrid entre los ministros de Asuntos Exteriores de los dos países, que se comprometieron a crear un nuevo foro de diálogo con agenda abierta En las conversaciones de dos días, que comenzaron ayer en la ciudad inglesa de Kent, en el sur de Gran Bretaña, participan el director general para Europa del Ministerio español de Exteriores, José Pons; su homólogo del Foreign Office, Dominick Chilcott, y el ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana. Aunque la celebración del encuentro fue anunciada por la Oficina de Información Diplomática, fuentes vinculadas al Ministerio han reconocido el interés español en mantener la reunión en un perfil bajo por lo que no se ha convocado ningún contacto informativo ni se espera emitir un comunicado oficial recogiendo lo tratado. En cualquier caso, según precisa la OID, no se trata más que de una realización de consultas sobre el establecimiento del nuevo foro de diálogo. Hasta ahora, las autoridades de Gibraltar siempre se habían negado a participar en conversaciones entre Londres y Madrid por entender que el Peñón era un mero convidado de pie- dra en un proceso cuya agenda venía marcada únicamente por las dos capitales. El acuerdo alcanzado el pasado 27 de octubre entre el titular de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, y el del Foreign Office, Jack Straw, en cambio, otorga a Gibraltar voz propia en esos contactos. El temor al simbolismo de tres banderas sobre la mesa de conversaciones fue duramente criticado entonces por el PP. En su cambio de política respecto a Gibraltar, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero pactó combinar ese foro, cuyas modalidades de diálogo serán objeto de acuerdo de todas las partes concernidas 0, con la constitución de un Comité Conjunto Gobierno de Gibraltar- Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar. Esta última iniciativa pretende impulsar la identificación y ejecución de proyectos mutuamente beneficiosos en el ámbito de la cooperación local con el fin de generar un clima de confianza entre ambas poblaciones. Peter Caruana, ministro principal de Gibraltar de trabajo técnico para examinar la cuestión de las pensiones de antiguos trabajadores españoles en Gibraltar. Por otra parte, el Gobierno de Gibraltar ha comenzado a negociar con el del Reino Unido la aprobación de una nueva Constitución que sustituya a la aprobada en 1969. La pasada semana una delegación del Peñón acudió a Londres para reunirse con Dominick Chilcott con el fin de comenzar a estudiar el borrador constitucional aprobado por consenso por el Parlamento gibraltareño, que viene a introducir cambios sustanciales. JAIME GARCÍA Cuatro puntos Las conversaciones abiertas en Kent pretenden fijar el marco en el que se abordarán varias cuestiones ya anunciadas en Madrid. En el acuerdo del 27 de octubre se fijaron cuatro puntos: explorar las posibilidades de un uso conjunto del aeropuerto de Gibraltar; permitir la inclusión de aeropuertos españoles como aeropuertos alternativos en los planes de vuelos cuyo destino final sea Gibraltar (ahora, en caso de imposibilidad de aterrizar en este aeropuerto, los vuelos son desviados a Tánger; deberían poder hacerlo en Jerez o Málaga) y autorizar sin restricciones las escalas en puertos españoles de todos los buques turísticos que hagan escala previa o posterior en Gibraltar. También se comprometió la creación de un grupo Autodeterminación Además de intentar sustraer importantes competencias a la gestión directa de la metrópoli para quedar bajo la autoridad del Gobierno de Gibraltar, se ha formulado una introducción en la que se menciona el derecho de autodeterminación del pueblo gibraltareño. La aprobación por referéndum de tal Constitución debería significar, de acuerdo con la estrategia de Caruana, el cambio de estatus del Peñón, que dejaría de ser una colonia overseas territory es su actual denominación dentro de la Corona británica) y supondría ante la ONU finalizar el proceso de descolonización pendiente y dificultaría enormemente las reivindicaciones españolas. La negociación del texto, en cualquier caso, se presenta larga y aunque el Gobierno británico asegura que no existe un calendario fijado, los gibraltareños anuncian una nueva reunión sobre este asunto para el primer trimestre del próximo año.