Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 8 12 2004 Nacional 23 La Junta de Andalucía cierra con PSOE, IU y PA un pacto que fija dos años de sueldo para ex directores generales El Partido Popular se opone y advierte que los ex presidentes cobrarán doble pensión b La negativa popular a apoyar el acuerdo podría retrasar su entrada en vigor unos seis meses, frente a la inmediatez que le pretendía dar la Junta aprobándolo mañana por lectura única en el Parlamento J. MORILLO SEVILLA. El PP fue ayer el único grupo parlamentario que no rubricó el primer gran pacto político de la legislatura: el acuerdo sobre medidas de impulso democrático y transparencia política propuesto por el presidente Chaves, y que sí firmaron la propia Junta, PSOE, IU y PA. Las razones esgrimidas por los populares para no firmar el documento radican en que lo acordado es, en su opinión, insuficiente y carente de garantías por lo que no se adherirá si no es modificado, posibilidad que han descartado los firmantes. Además, según fuentes populares, con estas modificaciones los ex presidentes de la Junta percibirán una doble pensión mientras que ex presidentes, consejeros, directores generales y delegados del Gobierno de la Junta percibirán retribuciones económicas durante dos años. Un acuerdo al que sorprende que se hayan sumado IU y PA, a menos que haya contrapartidas ocultas, algo que la portavoz de IU, Concha Caballero, se apresuró a negar: No hay nada oculto en este acuerdo y lo que está acordado es lo escrito Estos acuerdos suponen la elaboración de cinco nuevas leyes, la modificación de otras dos y diversos acuerdos políticos sobre publicidad institucional, incompatibilidades de altos cargos, creación de nuevos órganos- -como el Consejo Audiovisual- -y sobre paridad en las instituciones. Los cuatro portavoces parlamentarios, ayer, junto al consejero de Presidencia de los 2.500 millones del anterior sistema de financiación autonómica. Además, reclamaban que se garantizaran los principios de veracidad e imparcialidad, por lo que exigían control previo en el Parlamento de las campañas, la garantía de que no se criticaran en ellas a personas e instituciones y el establecimiento de responsabilidades subsidiarias de la Administración cuando no se cumplieran las normas de publicidad en periodo electoral. EFE Garantías de control parlamentario Otras exigencias de los populares atendían a las medidas de transparencia parlamentaria, para lo que reclamaban mecanismos para garantizar la información a la que tenemos derecho dijo Sanz, así como que todas las empresas públicas figuren en los Presupuestos de la Junta. Otro de los puntos de discordia es el relativo al estatuto de los ex presidentes de la Junta, que ahora perciben una retribución del Consejo Consultivo. Con el acuerdo firmado ayer, apuntan fuentes populares, percibirán una doble pensión ya que se les reconoce una asignación vitalicia cuando alcancen los 65 años, la pensión máxima, y podrán seguir cobrando dietas del Consejo Consultivo. El portavoz socialista, Manuel Gracia, justificaba la medida en la necesidad de que los ex presidentes cobren por su condición y no co- mo miembros del Consejo Consultivo, ya que así no hay necesidad de que pertenezcan a él, lo que no tiene sentido si no se es jurista Además, añadió, perteneciendo al Consejo ganan más que con este nuevo estatuto. Tampoco está de acuerdo el PP con el régimen de cesantías, que establece retribuciones económicas durante dos años a los altos cargos cuando abandonan su puesto. Según el PP, el Estado reconoce asignaciones para ex presidentes del Gobierno y ministros, por lo que entienden que lo lógico es que se aplicaran en Andalucía a ex presidentes de la Junta y ex consejeros, pero no a delegados del Gobierno de la Junta y directores generales. Gracia justificó la ampliación a directores generales porque se beneficiarían de estas asignaciones muy poca gente y en que la mayoría de estos cargos son funcionarios, ya que pocos directores generales proceden de la empresa privada. Por todo ello, los populares reclamaron más tiempo a la Junta y PSOE para cerrar el acuerdo, aunque fuentes populares señalan que desde hace dos semanas no han movido un dedo Sin embargo, no descartan que se pueda alcanzar un compromiso antes del Pleno. En ese sentido, el portavoz del PP se mostró sorprendido ante la obsesión de los grupos en rubricar el pacto ayer, a los que acusó de que, sobre todo, se haya querido visualizar el acuerdo en lugar de seguir negociando, ya que teníamos y tenemos voluntad de acuerdo Dificultades para su aprobación La intención de la Junta era que estos acuerdos contaran con el apoyo unánime de los grupos, para, así, incluir las nuevas leyes y modificaciones en el Pleno parlamentario de mañana, ser aprobadas por el procedimiento de léctura única y entrar en vigor en enero. Sin embargo, la negativa del PP, que pidió más tiempo para negociar, frustra esta posibilidad y obligará a tramitar las leyes por la vía ordinaria en el próximo periodo de sesiones que se inicia en febrero y el proceso se podría prolongar durante unos seis meses. Los populares ya mostraron la semana pasada sus reticencias para asumir el acuerdo, ya que no incluía la reforma de la RTVA y no les satisfacían, por insuficientes las reformas en la Ley de Publicidad Institucional. El portavoz parlamentario del PP, Antonio Sanz, exigía que se garantizaran criterios objetivos para definir la publicidad, para evitar así episodios como la controvertida campaña sobre el pago Unos 1.500 médicos franceses se manifiestan en las calles de Barcelona ABC EFE BARCELONA. Unos 1.500 médicos franceses se manifestaron ayer por Barcelona para protestar por sus condiciones laborales y salariales. Con pancartas con lemas como Las condiciones de trabajo no son decentes o Más calidad los galenos partieron desde el Palacio de Congresos de la Diagonal hasta el hotel Princesa Sofía, cortando el tráfico en este tramo de la vía. La protesta fue convocada por la Conferencia Nacional de Asociaciones de Médicos Liberales (CNAM- Lib) que llegó el lunes a Barcelona para protagonizar un exilio simbólico de tres días, una protesta que se enmarca en la negociación del convenio que la Seguridad Social francesa mantiene con los sindicatos. Según los médicos, sus tarifas están congeladas desde 1995. Eligieron exiliarse en Barcelona porque los médicos galos consideran que Cataluña cuenta con un sistema ejemplar y es una región dinámica con una medicina de calidad.