Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional MIÉRCOLES 8 12 2004 ABC los registros policiales no consta ningún comunicado informando de la existencia de esas carreras que, precisó, son ilegales, pero no delictivas ya que no hay constancia de que en ella se cursen apuestas ni que los participantes en las mismas hayan amenazado al resto de personas que acuden al lugar. Ya hubo heridos el día anterior No obstante, el propio concejal reconoció minutos después que el día anterior a los hechos, el sábado 4 de diciembre, hubo otra carrera ilegal en la que se registraron también varios heridos, por lo que la Policía Local tuvo que intervenir en aquella zona. Teníamos constancia de que en algunos momentos se producían (esas carreras) pero no de forma continuada aseguró Fernández, para quien, no ha habido una actitud de abandono por parte de la Policía Local ante estos hechos. Con todo, el edil de Seguridad señaló que la Policía Local actúa con los medios que tiene y alegó que la celebración de la Copa Davis ha supuesto que muchos agentes hayan tenido que regular el tráfico. Eso sí, anunció que este fin de semana sí habrá presencia policial en Tablada. En relación a los hechos ocurridos el domingo, Fernández aseguró que la Policía Local actuó con rapidez y llegó al lugar cuando los efectivos sanitarios del 061 estaban intentando reanimar al pequeño. Los agentes tomaron declaración a los testigos, se detuvo a uno de los conductores implicado en el atropello mortal del pequeño Cristian, mientras que otro, que resultó herido, fue trasladado al Hospital de Valme y, tras ser dado de alta, fue conducido a las dependencias policiales. También fueron intervenidos los tres vehículos implicados, dos Ibiza y un Mercedes. Ayer, la Policía Local remitió las diligencias abiertas al Cuerpo Nacional de Policía, cuya brigada de Homicidios se ha hecho cargo del caso. Un centenar de personas despidió al pequeño atropellado en una carrera ilegal en Sevilla EFE Dos de los conductores que mataron al niño de Sevilla ingresan en prisión La Policía Local investiga si se habían denunciado las carreras ilegales b El concejal de Seguridad asegu- ra que al realizarse en una propiedad privada, en la que no rige la Ley de Ordenación Vial, la Policía Local sólo actúa a denuncia M. D. A. SEVILLA. Dos de los tres detenidos por la muerte el domingo del niño de diez años Cristian Serrato en el transcurso de una carrera ilegal de coches en Tablada- -los conductores de los dos seat Ibiza- -ingresaron ayer en prisión incondicional. El tercer implica- do en el suceso, que conducía un Mercedes, quedó en libertad con cargos. Los jóvenes, de 20 años, se derrumbaron ante el juez y, entre lágrimas, repitieron que no estaban participando en ninguna carrera, sino que perdieron el control del coche. Su versión no convenció al juez. Por su parte, el Ayuntamiento anunció la apertura de una investigación para esclarecer los hechos y las supuestas denuncias sobre las carreras ilegales en esta zona, de las que se asegura no hay constancia oficial en las dependencias de la Policía Local. Tras reiterar que la carrera en cues- tión se produjo en un suelo de propiedad privada, donde no se aplica el código de circulación, por lo que la Policía Local no puede actuar salvo en los casos en que se ponga en peligro la vida de alguien y a denuncia el concejal de Seguridad, Francisco Fernández, insistió que, a día de ayer, no le consta ninguna denuncia formal por escrito sobre la existencia de estas prácticas en Tablada, aunque se va a investigar. Si esas denuncias han sido telefónicas, indicó, también han quedado registradas, por lo que en pocos días se podrá determinar si se han producido. Fernández también aseguró que en La Audiencia Nacional condena a Josefa Charlín a 17 años de cárcel por un alijo de 600 kilos de cocaína NATI VILLANUEVA MADRID. La Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a Josefa Charlín, hija del narcotraficante gallego Manuel Charlín, a 17 años, cuatro meses y un día de prisión por su participación en la contratación del transporte de 600 kilos de cocaína en el barco Halcón II que desembarcó en las proximidades de Muxía (La Coruña) en julio de 1989. La Sala considera probado que en el momento en el que tuvieron lugar los hechos, Josefa Charlín ostentaba, junto a su padre, el liderazgo del llamado clan de los Charlines En la primavera de 1989, Manuel Charlín, aprovechando un permiso penitenciario, encargó a Manuel Baulo que se desplazara a México para recoger la embarcación Halcón II y transportar a España un alijo de cocaína que debía ser cargado en las costas colombianas, Allí embarcó una nueva tripulación compuesta por siete españoles- -ya condenados por estos hechos- que se dirigió hacia las costas gallegas con los 600 kilos de cocaína repartidos en 20 ó 25 bidones Entre los días 21 y 22 de julio de 1989, y ya en las proximidades de Muxía, trasladaron esa mercancía a una lancha o planeadora donde se llevó el alijo a tierra. Según el tribunal, Baulo recibió por este servicio tres millones de pesetas, una cantidad que le entregó en efectivo Josefa Charlín en el cocedero de mariscos de la empresa Charpo S. A. propiedad de la familia. El 11 de septiembre de 1994, Baulo fue asesinado en su domicilio de Cambados por varios sicarios colombianos después de que se decidiera a colaborar con la Justicia en varios sumarios relacionados con el Josefa Charlín EFE clan de los Charlines Durante el juicio, celebrado entre los pasados meses de octubre y noviembre, la defensa de Josefa Charlín trató de impugnar las declaraciones inculpatorias que prestaron tanto la mujer de Baulo, Carmen Carballo- -que en el tiroteo en el que murió su marido resultó herida y desde entonces está postrada en una silla de ruedas- como el hijo del matrimonio. El letrado de Charlín- -condenada también a pagar una multa de 1.200.000 euros- -consideraba que ambos fueron sólo testigos de referencia, pues no tenían conocimiento directo de los hechos. Sin embargo, la Sala ha aceptado ambas declaraciones y respecto a la de Carmen Carballo señala: A su esposo se le borró de la faz de la tierra a balazos, motivo por el que no pudo declarar en el plenario. Si no hubieran sucedido tan desgraciados sucesos, la testigo cuestionada estaría sobrando aquí y ahora Los magistrados dan total credibilidad al testimonio prestado por esta mujer, quien dice que Josefa Charlín suministró las armas a los sicarios que mataron a su marido y la dejaron a ella en tan deplorable estado