Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MIÉRCOLES 8 12 2004 ABC Nacional Zapatero y Chirac defienden a Annan y la apertura hacia Castro frente a EE. UU. El presidente del Gobierno reclama a Batasuna que tenga la valentía de condenar a ETA París mantienen su desacuerdo sobre los fondos de cohesión, aunque el presidente francés considera que se llegará a un acuerdo LUIS AYLLÓN ZARAGOZA. Jacques Chirac y José Luis Rodríguez Zapatero coincidieron ayer en Zaragoza en sus planteamientos en dos asuntos en que difieren sensiblemente de la posición de Estados Unidos. Por un lado, su apoyo a Kofi Annan, acosado por la implicación de su hijo en un caso de corrupción en el programa Petróleo por alimentos en Irak, y, por otro, su apertura a Cuba. La XVII Cumbre hispano- francesa celebrada en Zaragoza, bajo la presidencia del jefe del Ejecutivo español y del presidente galo, y con participación de diez ministros de ambos países, concluyó con escasos acuerdos prácticos, pero permitió comprobar que Zapatero y Chirac continúan alineándose cuando se trata de hacer frente a Washington. Ayer, ambos realizaron una llamada telefónica conjunta al secretario general de la ONU para transmitirle su solidaridad ante las peticiones de dimisión formuladas por varios congresistas republicanos de EE. UU. después de conocerse los negocios de su hijo, Kojo Annan, con una empresa vinculada al programa humanitario desarrollado en Irak y que dependía de Naciones Unidas. Aunque el presidente Bush se ha limitado a pedir una investigación, a nadie se le escapa la incomodidad de la Casa Blanca con Annan, con quien se ha enfrentado durante la crisis iraquí. Por eso, tiene un especial significado la llamada a Annan de Chirac y Zapatero, lo mismo que las palabras que ambos pronunciaran en la rueda de prensa conjunta. Todos en Europa- -dijo el presidente francés- -tenemos una gran estima hacia Kofi Annan y un gran reconocimiento a sus acciones en apoyo de la paz y la democracia. Y en un momento en que algunas voces, sobre cuyo trasfondo podemos interrogarnos, intentan poner en tela de juicio sus méritos, coincidimos en testimoniarle nuestro agradecimiento y solidaridad Sus manifestaciones fueron corroboradas por Zapatero, que expresó su respaldo al secretario general b Madrid y de la ONU, así como su estima, amistad y solidaridad Además, Chirac también dio su apoyo a la política de acercamiento a Cuba que ha emprendido el Gobierno español, y que provocó duras críticas del subsecretario adjunto para América Latina del Departamento de Estado norteamericano, Roger Noriega. El mandatario galo ironizó señalando que la verdad no sale necesariamente de la boca de un funcionario del Departamento de Estado Y agregó: No sólo no critico, sino que apruebo el planteamiento de España sobre Cuba. Tiene efectos positivos, como la liberación de disidentes encarcelados Mérito de los demócratas Zapatero no dejó pasar la ocasión para subrayar lo que considera resultados de ese cambio de política. Me remito a la valoración de quienes han sido liberados, y en concreto, de Raúl Rivero, sobre unas y otras políticas dijo. Mi Gobierno no considera que los resultados, evidentes y positivos, sean mérito de nadie en concreto, sino de todos los demócratas Pero si hubo coincidencia en estos asuntos, no se ve todavía ningún avance en lo que respecta a la pretensión española de lograr una salida gradual de los fondos de cohesión, lo que choca Zapatero y Chirac posan con los miembros de sus respectivas delegaciones España y Francia reiteran su frente común contra ETA y anuncian que se extenderá a la lucha contra el terrorismo islamista con los anuncios de Francia y Alemania de defender la reducción de los ingresos de la UE para los próximos siete años. Chirac reiteró lo dicho hace un par de meses en la cumbre con Zapatero y Schröder, en el sentido de que comprende todas las posiciones y de que, con diálogo, se llegará a un acuerdo. Zapatero, que elogió a Chirac como Impulso a una nueva travesía ferroviaria por el Pirineo central MANUEL TRILLO ZARAGOZA. El Gobierno español obtuvo ayer de Francia algunos gestos en materia de infraestructuras. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y su homólogo galo, Guilles de Robien, llegaron a acuerdos para impulsar las comunicaciones transfronterizas, entre ellos la incorporación a sus planes estratégicos de un enlace ferroviario de gran capacidad por el Pirineo central, como alternativa a los pasos del País Vasco y Cataluña. Aunque no es la primera vez que Francia ofrece buenas palabras sobre este proyecto- -ya previsto entre las redes transeuropeas- viene dando largas a la hora de llevarlas a la práctica. En esta ocasión, al menos, el Gobierno francés se compromete a comenzar en 2005 los estudios. Magdalena Álvarez ha propuesto que Zaragoza sea en la parte española el origen de esta línea, que conectaría así con la actual Madrid- Lérida. En cambio, se reduce a proyecto de interés regional la reapertura de la línea de Zaragoza a Pau a través de Canfranc, puesta en marcha en tiempos de Alfonso XIII y cerrada en los años 70, a pesar de que los dos presidentes se acercaron a saludar a los manifestantes que les pidieron en la plaza del Pilar recuperar el trazado. En cuanto a las conexiones por carretera, la mejora del actual paso por Canfranc seguirá teniendo el cuello de botella del tramo inicial francés. El ministro galo anunció que la autopista Pau- Burdeos funcionará entre 2008 y 2010 y se declarará en 2006 de utilidad pública el tramo Pau- Oloron, pero nada se dice de los 40 kilómetros hasta la frontera, ahora una carretera de montaña casi impracticable que resta utilidad al costoso túnel internacional de Somport, abierto en 2003. El único avance aquí es la admisión en el túnel de mercancías peligrosas. Frente a la congestión de los pasos por carretera, se acordó licitar en 2005 un proyecto común de autopistas del mar Además, en el primer semestre de 2005, Zapatero y el primer ministro francés participarán en otro encuentro, esta vez con los dirigentes de las siete regiones pirenaicas- -cuatro españolas y tres galas- -para abordar proyectos comunes.