Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 Economía MARTES 7 12 2004 ABC Los altos precios expulsan a los inversores foráneos del mercado inmobiliario ABC MADRID. Los inversores extranjeros están abandonando el mercado inmobiliario español debido al espectacular encarecimiento que ha experimentado la vivienda en los últimos meses y que ha reducido considerablemente la rentabilidad del negocio, especialmente en las zonas costeras, según Servimedia. Según el secretario general de la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE) Manuel Martí Ferrer, los inversores no residentes se están retirando del mercado porque ha llegado un momento en el que la inversión en vivienda empieza a dejar de ser rentable A este respecto, consideró normal esta huída de capitales al considerar que el sector inmobiliario español ya preveía esta circunstancia, porque, tal como indica cualquier manual de economía, si los precios suben la demanda disminuye Esta percepción de los constructores se confirma con los datos de inversión en vivienda por parte de extranjeros en España que facilita el Banco de España, que ponen de manifiesto una inversión exterior de 4.653 millones de euros entre enero y agosto, lo que supone un tímido ascenso del 0,3 lo que contrasta con las fuertes subidas de años anteriores. En agosto la inversión extranjera en vivienda en España fue de 464 millones, un 6 menos que en el mismo mes de 2003. Crece la presión de los países ricos para ajustar las perspectivas financieras de la UE Este regateo del gasto en las arcas comunitarias perjudicará a España b La elevada cotización del euro frente al dólar será uno de los asuntos que analizarán hoy los ministros de Economía y Finanzas de la UE en la reunión del Ecofin ENRIQUE SERBETO, CORRESPONSAL BRUSELAS. Aunque ya se sabe que la presidencia holandesa no logrará un acuerdo sobre las perspectivas financieras de la Unión Europea, la tarea que le deja a la de Luxemburgo que le sucede es la de mantener firmes las riendas del gasto en las próximas perspectivas financieras. El regateo no será sencillo a juzgar por lo que se sabe hasta ahora de lo que se ha avanzado hasta ahora en el método de bloques de construcción que está utilizando Holanda y que consiste en hacer de cada tema un ladrillo para discutirlo por separado. Según fuentes españolas, los países partidarios de recortar los gastos han llegado a hacer propuestas de bajarlos al 0,85 del Producto Interior Bruto (PIB) europeo, muy por debajo del 1,24 que propone la Comisión Europea. En los documentos que ayer empezaron a estudiar los ministros de Economía del Eurogrupo y que hoy serán analizados en el conjunto del Consejo de ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea, Ecofin, se admite el 1,24 de la Comisión pero solamente como techo Hasta ahora se daba por supuesto que el grupo de los contribuyentes netos se mantenía en un objetivo de mantener los gastos en el 1 del PIB euro- AP El comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia peo y que el regateo estaría entre esta cifra y la propuesta de la Comisión. Sin embargo, ahora se cree que esta brusca bajada en la de negociación deja el regateo en malas condiciones para los países que como España van a dejar de recibir la mayor parte de las ayudas de las que se beneficiaban hasta ahora. España ha emprendido una ofensiva diplomática que empezó primero junto a Grecia y Portugal y que intenta extender a los diez nuevos países miembros, que acaban de incorporarse a la UE con rentas más bajas que la media. La última reunión de este grupo de países ha tenido lugar hace unas semanas en Varsovia. Además de esta árida discusión, los ministros del Eurogrupo discutieron ayer sobre las consecuencias de la alta cotización del euro frente al dólar, lo que perjudica las exportaciones europeas, y sobre los expedientes abiertos a algunos países miembros por déficit público excesivo. El mea culpa de Grecia También tomaron nota de la introducción de los datos presupuestarios correctos por parte de Gracia, después de que se haya conocido que el Gobierno de Atenas estuvo proporcionando información falsa a Eurostat, la oficina estadística europea, para eludir las sanciones. Como se sabe, según la reglamentación actual no es posible castigar este comportamiento, por lo que los ministros se limitarán a tomar nota de la situación y prometerán que no ha de volver a pasar, al menos hasta la próxima vez que vuelva a pasar. Bush tiene intención de reemplazar al secretario del Tesoro de Estados Unidos ABC WASHINGTON. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, tiene previsto reemplazar a John Snow como secretario del Tesoro, según informó ayer el diario The New York Times que añade que el cambio se producirá tan pronto como se decida por un sustituto, informa Efe. El diario afirma que Bush ha estudiado cierto número de candidatos para ocupar el cargo y que un posible sucesor es el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Andrew Card. Bush anunció muy poco después de las elecciones que Card permanecería en el cargo que ahora ocupa, pero algunos republicanos afirman que el jefe de gabinete está muy interesado en el puesto de Snow, según el rotativo. Grupos conservadores y algunos republicanos han presionado a la Casa Blanca para que considere como candidato a Phil Gramm, el ex senador republicano de Texas que era profesor de economía antes de entrar en política y que ahora es un directivo de la firma de inversiones UBS, dice el matutino. Otro posible candidato es el ex senador Gerald Parsky, un abogado e inversor de riesgo. Hasta ahora, ocho altos cargos del Gobierno, incluidos el secretario de Estado, Colin Powell, y el de Justicia, John Ashcroft, han anunciado su dimisión, y en las próximas semanas se espera que lo haga el secretario de Transportes, Norman Mineta. Snow, quien lleva tan solo dos años John Snow ABC en el cargo, en el que sustituyó a Paul O Neill, ha eludido en las últimas semanas todas la preguntas sobre una posible renuncia. El diario recuerda que Snow ha desarrollado un amplio trabajo para promover la política económica de Bush durante la campaña electoral.