Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Cultura MARTES 7 12 2004 ABC El festival Spanish Cinema now rinde homenaje a Fernando Fernán- Gómez El certamen neoyorquino, que alcanza su XIII edición, proyectará veinte largometrajes b Te doy mis ojos de Iciar Bo- llaín, se proyectará en la gala inaugural del ciclo, que arranca mañana y se desarrollará hasta el próximo día 28 ABC NUEVA YORK. Te doy mis ojos la película de Iciar Bollaín ganadora de siete goyas en la última edición de los premios de la Academia, es el filme elegido para la gala inaugural del festival Spanish Cinema Now, que alcanza este año su decimotercera edición, y que se ha convertido a lo largo de los últimos años en uno de los más efectivos escaparates para nuestra cinematografía. El certamen arranca mañana y se desarrollará hasta el próximo día 28, con la proyección de una veintena de largometrajes y una jornada dedicada a la exhibición de cortos. Fernando Fernán- Gómez es el gran protagonista de la presente edición del festival, cuyos responsables le han calificado como una de las grandes figuras del cine y la escena españolas, un verdadero renacentista cuya carrera es como un compendio de la historia moderna de la cultura española Siete largometrajes resumirán la trayectoria del actor, escritor y director español: desde Esa pareja feliz la película que le unió a Juan Antonio Bardem y Luis García Berlanga, hasta El abuelo de José Luis Garci. Su carrera co- mo director estará representada por cuatro de sus más destacados filmes: La vida por delante El extraño viaje Mambrú se fue a la guerra y la que muchos consideran su mejor película, El viaje a ninguna parte Panorama y escaparate El ciclo presenta, al margen del homenaje a Fernán- Gómez, trece películas, que conforman un profundo repaso del panorama cinematográfico español. Además de Te doy mis ojos en la primera jornada se proyectará Atún y chocolate de Pablo Carbonell; seguirán después Nubes de verano de Felipe Varga; Astronautas de Santi Amodeo; Héctor la película de Gracia Querejeta; el controvertido documental de Julio Médem La pelota vasca: la piel contra la piedra Hotel Danubio de Antonio Giménez- Rico; la última película de Carlos Saura, El séptimo día El principio de Arquímedes de Gerardo Herrero; La vida que te espera de Manuel Gutiérrez Aragón; León y olvido de Xavier Sánchez Bermúdez; la reciente Cosas que hacen que la vida valga la pena de Manuel Gómez Pereira; y Las voces en la noche de Salvador García Ruiz. Habrá también una jornada dedicada al corto, con la proyección de siete filmes. La Film Society of Lincoln Center es la anfitriona de este festival, que cuenta con el apoyo del Instituto Cervantes y que se celebra en el Walter Reade Escena de El viaje a ninguna parte una película incluida en el homenaje ABC Las películas del homenaje Esa pareja feliz (1951) de Juan Antonio Bardem y Luis G. Berlanga La vida por delante (1958) de Fernando Fernán- Gómez El extraño viaje (1964- 1969) de Fernando Fernán- Gómez Mambrú se fue a la guerra (1985) de Fernando Fernán- Gómez El viaje a ninguna parte (1986) de Fernando Fernán- Gómez Belle Epoque (1992) de Fernando Trueba El abuelo (1998) de José Luis Garci Theater de Nueva York, el Ministerio de Cultura y el ICEX. Cada diciembre- -explican los responsables del ciclo- -dedicamos la parte del león del mes de diciembre al cine español. Cuando este ciclo comenzó, en 1992, la industria cinematográfica española atravesaba una crisis profunda; la producción era escasa y el público no se identificaba con sus películas. En los últimos años se ha experimentado un renacimiento; han aparecido nuevos talentos que conforman una espléndida nueva generación que ha conectado con un público cada vez más fiel Omar Naim presenta en Sitges La memoria de los muertos protagonizada por Robin Williams JOSÉ EDUARDO ARENAS SITGES. Robin Williams es uno de esos actores a quien nadie puede negar su poder para traspasar la pantalla y la entrega a los personajes que interpreta. En La memoria de los muertos de Omar Naim, ha encontrado la horma perfecta para sus cada día mejor dosificados registros, aunque él trabaja mejor con notas altas. Últimamente ha sorprendido con películas como Retratos de una obsesión o Insomnio trabajos muy diferentes que asume con la facilidad que en tiempos conseguía en la comedia. Cada persona que vea La memoria de los muertos la captará de manera distinta, según la sensibilidad de cada uno (y edad) Y aunque una película sobre memoria virtual no supone ya ninguna novedad, en esta ocasión, el trabajo de Omar Naim ha impresionado en Sitges. El cineasta nos sitúa en un mundo Omar Naim, ayer en Sitges EFE en el que se coloca un microchip llamado Zoë en el cerebro de los recién nacidos con la misión de grabar toda su vida para, al morir, editar la grabación a modo de recuerdo de todos los buenos momentos sucedidos. La cinta se muestra en cada funeral con las piezas unidas por un montaje cinematográfico. Ni que decir tiene que Williams es el mejor ante la moviola, por lo que es demandado como editor final de los recuerdos de lo personas más influyentes, lo que le llevará a una situación límite. El director Omar Naim logra un impactante thriller. Tuvo la idea de hacer esta película mientras rodaba un documental y se cuestionaba la manipulación del género. Como estaba en la Universidad y lejos de mi familia, pensé que podría grabarles durante muchas horas para conocer detalles de mis padres que no me hubiesen conta- do, pero no lo hice, ya que comprendí que, de esa manera, ese documento manipularía también mi propia verdad. Es bastante terrorífico, ¿no? Recordamos que el hecho de tener una cámara de vídeo es el principio de ese microchip y se nos ponen los pelos como escarpias. Luego cuenta que ha rodado con diferentes texturas de color para reflejar la evolución de las cosas. Sale a colación la cuestión ética: Lo único que he hecho es contar la película, las cuestiones éticas se las dejo a cada espectador; que la interprete como quiera. Me gusta que se genere opinión. Vivimos en una sociedad donde todo se graba, hay una obsesión por dejarlo todo en imágenes. Como decíamos, ya es un peligro el vídeo doméstico. En el caso del protagonista de la película, arruina su vida dedicándose a controlar la de los otros con imágenes, aunque también será el motivo de su salvación