Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 MARTES 7 12 2004 ABC Cultura y espectáculos Escribir es un oficio, y como tal se puede aprender. Sólo se necesitan las herramientas y los profesores adecuados. Como los de los talleres y escuelas literarios. Les abrimos sus puertas Manos a las letras TEXTO. MANUEL DE LA FUENTE FOTOS: JAVIER PRIETO TALLER DE ESCRITURA DE MADRID: En el corazón de Malasaña se escribe el devenir cotidiano del Taller de Escritura de Madrid, siempre bajo este lema borgiano: El tiempo es un tigre que me devora, pero yo soy el tigre El Taller ofrece cursos presenciales (iniciación a la escritura creativa, técnicas narrativas, relato breve, guión cinematográfico, poesía) aunque también existe la posibilidad de hacerse escritor en el ciberespacio a través de los Cursos de Escritura Creativa On- line. Además, en su web se puede encontrar una guía de premios literarios y muestran numerosas y eficientes herramientas para cualquier aprendiz de escritor o cualquier persona interesada en la cultura, a través de contactos y apartados como bases de datos, bibliografía, bibliotecas y bibliotecas virtuales, diccionarios, librerías on line editoriales y un largo etcétera. Durante este tiempo- -explica Enrique Páez, miembro de la escuela- -han pasado por el Taller más de 2.000 personas, y muchas más alumnas que alumnos, en un porcentaje de 70- 30. Funcionamos desde hace 12 años, pero fue hace 5 cuando nos constituimos en Asociación Cultural Como en el caso de las otras escuelas, los alumnos llegan de todas partes y sus motivaciones son diversas. Proceden de mil y un sitios distintos. El arco de edades se sitúa entre los 16 y los 86 años, y abarca sindicalistas, profesores, camareros, estudiantes, editores, amas de casa, informáticos, parados, psicoanalistas, jubilados, investigadores, sacerdotes, contables y músicos. Algunos vienen desde Valencia, Bilbao o Valladolid cada semana Por si este cúmulo de actividad fuera poco, todos los domingos, a partir de las 5 de la tarde, se abre una sesión de chat. Y además celebran con asiduidad tertulias en el conocido bar Libertad 8. ¿Hay comparación? Nunca. Una tertulia es una tertulia, y un chat es un chat; pero si alguien vive en Móstoles y quiere acudir cada semana a una tertulia con sus amigos internautas de Berlín, Oporto, Caracas y Estambul, más vale que se conecte al ordenador. Y luego, o antes, que acuda a la tertulia de Libertad 8 ESCUELA DE LETRAS: En plenas entrañas del romántico barrio de los Austrias, en la calle de Noblejas, asienta sus reales desde hace 16 años la Escuela de Letras, uno de los centros con mayor experiencia y medios en este mundo que se escribe sílaba a sílaba. En cuanto a sus características específícas, el poeta y crítico Juan Carlos Suñén, actual director, apunta que el curso de la Escuela de Letras es un máster de 3 años de duración y nuestra pretensión es la de enseñar a nuestros alumnos a pensar como escritores, no pretendemos explotar la aplicación puramente terapéutica de la escritura ni enseñar a escribir la misma obviedad en muchos estilos diferentes Su alumnado está compuesto, generalmente, por profesionales independientes de entre 25 y 35 años. Algunos desean realmente convertirse en escritores, otros, simplemente, necesitan conocer los entresijos de la cocina literaria para mejorar su trabajo (guionistas, publicistas... Esos son los picos pero últimamente advertimos que el alumnado comienza a ser cada vez más joven Lo que no impide que muchos de ellos ya hayan ganado premios y hayan publicado en Debate, Huerga y Fierro, Seix Barral, Tusquets, Anagrama... Pero hay más, bastante más. No nos limitamos a la docencia de aula -recalca Suñén- también organizamos encuentros con autores y trabajamos en distintos frentes con diferentes empresas e instituciones. Publicamos la revista El crítico y poseemos nues- tra propia agencia literaria. Nuestros servicios en internet van desde servicios de noticias, hasta foros de discusión, pasando por artículos de crítica, fichas de libros sobre creación literaria, asesoría legal, cursos en línea y próximamente venta de libros Por sus aulas pasan y han pasado con mayor o menor asiduidad autores como Alejandro Gándara (fue su primer director) Jesús Ferrero, Agapito Maestre, Juan Cruz, Manuel Rodríguez Rivero, Cristina Peri- Rossi, José María Guelbenzu, Luis Mateo Díez, Muñoz Molina y el propio Suñén, quien explica el origen de este profesorado tan especial: En primer lugar, es necesario ser escritor y conocer bien nuestro método, un método pedagógico, que puede resumirse en pocas palabras: su propósito no es otro que reproducir el proceso de creación de un escritor Los talleres y escuelas ofrecen al alumno las mejores herramientas para la creación literaria ESCUELA DE ESCRITORES: Otro de los recodos en los que es obligado detenerse en este paseo es la Escuela de Escritores. Nacimos hace cinco años como un proyecto para llevar a la red los cursos del Taller de Escritura de Madrid- -cuenta Javier Sagarna, su jefe de estudios- A lo largo de 3 años, este proyecto fue creciendo, hasta que en junio de 2003 la Escuela de Escritores se soltó de la mano del Taller de Escritura y empezó a caminar sola, bajo la dirección de Isabel Cañelles. Así hasta hoy, fecha en la que contamos con una dece- La edad y la procedencia de los alumnos de los talleres son heterogéneas. Veteranos y noveles adoran las palabras. Aunque eso sí, las mujeres son mayoría na de profesores y más de doscientos cincuenta alumnos matriculados Esta escuela ofrece cursos y talleres como el relato breve semestral, de poesía, de redacción y estilo, de relato breve anual, de novela... También, y como dato destacado, poseen un curso de comunicación empresarial, porque como ellos mismos aseguran en un mundo en el que diariamente se distribuyen cientos de millones de mensajes, el poder de la palabra, de comunicar adecuadamente una idea, se convierte en un activo tan importante como el de los propios productos y servicios Por supuesto no nos encontramos sólo ante un taller. Si nos damos un gar-