Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid ACUERDO MUNICIPAL LOS SURTIDORES SALEN DEL CENTRO MARTES 7 12 2004 ABC (Viene de la página anterior) elementos singulares en la zona, la proximidad a edificios habitados, el paso por aceras- el impacto sobre el tráfico- -los coeficientes de intensidad en hora punta, el coeficiente de adecuación a la zona de espera, y los coeficientes de distorsión de carril- y también se tomó en cuenta la cobertura del servicio- -qué alternativas existen y cuáles son las estaciones de servicio próximas- La gasolinera del paseo del Prado ya está cerrada y será demolida este mes Negocian el cierre de la que está situada frente a la estación de Atocha unidad de suministro del Prado se construirá una gran plaza pública, y bajo tierra, el auditorio del centro cultural Caixaforum S. MEDIALDEA MADRID. Dos de las grandes gasolineras que aún quedaban en el centro de Madrid están en vías de desaparecer. La situada en el paseo del Prado, 36- -frente al Jardín Botánico- -ya no funciona: ha sido clausurada en noviembre, y este mismo mes el Ayuntamiento madrileño planea demolerla. También quiere el Gobierno municipal que deje de funcionar la que ahora mismo opera frente a la estación de Renfe de Atocha, una gasolinera con concesión hasta 2011 pero en la que se negocia un adelanto del cierre, con posible traslado incluido, para esponjar una zona que pronto albergará el monumento al 11- M. b En el hueco dejado por la Requisitos Dicen los empresarios de gasolineras que la legislación española en la materia es de las más estrictas del mundo, junto con la de California Permisos. Hay que solicitarlos ante la Comunidad Autónoma, que es la competente en esta materia. Informes. Se presenta un informe de la instalación eléctrica, y de almacenamiento de combustible, junto con un documento del montador de depósitos que señale que se ha respetado la norma. Pruebas. Es obligatorio presentar la primera prueba de presión de los tanques, y actas de las pruebas de estanqueidad de los depósitos, así como un certificado de sellado de canalizaciones y control de atmósfera explosiva. Inspecciones. La Dirección de Industria inspecciona los cubetos y las distancias entre tanques antes de que éstos se entierren. tros de la gasolinera, que tuvo lugar en julio de 2004. En noviembre pasado, dejó de funcionar. El área de Urbanismo, bajo la dirección de la concejal Pilar Martínez, ha recepcionado la parcela y sellado los tanques de combustible, y está previsto que la estación sea demolida durante el mes de diciembre. Su desaparición deja un espacio libre en la zona que ocupará Caixaforum, la gran instalación cultural de La Caixa en este ámbito. Justo detrás, sobre la parcela de la calle Almadén que el Ayuntamiento compró a Unión Fenosa tras el incendio de la subestación Accidentes Pero la idea de mover las gasolineras del centro lleva tiempo fraguándose: ya se habló de ello en 1997, a raíz de un accidente en una estación de servicio de la capital, situada en la calle Doctor Esquerdo. Entonces se abrió el debate sobre el peligro que representaban, para la seguridad de los ciudadanos, estas infraestructuras en medio de la ciudad. El Ayuntamiento madrileño comenzó a plantearse en aquel momento la conveniencia de sacar las gasolineras de la almendra central. Otro empujón lo dieron los propios profesionales del sector en 1999, cuando el Gobierno local anunció su intención de sacar a concurso terreno para 21 nuevas estaciones de servicio, muchas en los nuevos desarrollos de la ciudad. Desde la Asociación de Empresarios de Estaciones de Servicio de la Comunidad de Madrid se propuso suprimir surtidores del interior de la ciudad- -54 en total- -y cambiarlos por gasolineras en las afueras. eléctrica del pasado verano, se situará otra instalación cultural, esta vez municipal: la recuperación de la Serrería belga. Y en el espacio que ha sido gasolinera, habrá un auditorio en el subsuelo y una plaza pública en superficie. Concesión hasta 2011 Otro caso es el de la gasolinera situada frente a la actual estación de Renfe en Atocha. Según explicó a ABC la concejal de Urbanismo, Pilar Martínez, aunque su desmantelamiento estaba previsto en el plan especial del eje PradoRecoletos, la gasolinera tiene una concesión que le permite funcionar hasta el año 2011. El Ayuntamiento pretende ahora negociar que se adelante su cierre, dado que muy cerca de su emplazamiento está previsto instalar el monumento a las víctimas del 11- M. De hecho, los responsables locales quieren que en 2005 se formalice un acuerdo para cerrar la gasolinera y trasladarla a un enclave dentro de los nuevos desarrollos urbanísticos de la ciudad. El traslado de estas dos grandes estaciones de servicio se enmarca dentro de la línea que está siguiendo el Ayuntamiento madrileño en relación con estas instalaciones, que prefiere en zonas más despejadas de la ciudad o en sus accesos. Las ubicadas en la zona centro de la ciudad son objeto de un especial seguimiento- -incluido un estudio una por una- -por su repercusión sobre una zona peatonalmente muy concurrida y que soporta además un intenso tráfico a diario. Gasolina en el eje museístico En el caso de la estación de servicio de paseo del Prado, 36, su desaparición y traslado estaba previsto dentro del plan Prado- Recoletos. Nadie entendía que una gasolinera cohabitara con el principal eje museístico de Madrid y del mundo. Los responsables municipales han querido adelantar su salida de servicio- -prevista para 2005- una decisión que se vio favorecida tras el tremendo incendio de una subestación eléctrica a apenas unas decenas de me- Molestias y seguridad Alegaban, en defensa de su idea, que los surtidores son causa de frecuentes molestias para los vecinos por tener depósitos con hasta 120.000 litros de combustible en plena calle, o provocar molestias en las operaciones de carga y descarga, junto con algunos problemas de tráfico. La gestión definitiva para acabar con estos surtidores de interior ha sido el proyecto municipal de revitalizar el centro urbano, ahora en desarrollo, que lleva aparejada una ambiciosa operación de recuperación de amplias zonas de la almendra central, con mejora de sus equipamientos y servicios. Según los datos del Ministerio de Industria, la región madrileña cuenta actualmente con 449 gasolineras, y 220 de ellas están situadas dentro del término municipal de Madrid. Precisamente el número de estaciones de servicio ha sido objeto de polémica en diferentes épocas, entre los partidarios de incrementar su número y los que piensan que la demanda está suficientemente cubierta. Los primeros manejan algunos datos comparativos: en otras capitales europeas, hay una gasolinera por cada 3.000 habitantes. En Madrid, una por cada 26.000. Londres, dicen, tiene 1.800, y Roma, 1.700. Desde otros sectores se considera suficiente la oferta actual. La gasolinera del paseo del Prado, 36 está ya cerrada, y podría demolerse este mismo mes de diciembre IGNACIO GIL