Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional XXVI ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN MARTES 7 12 2004 ABC La recepción en el Congreso fue más oficialista que nunca, con muchos ministros y ex altos cargos, donde PP y PSOE se repartieron la asistencia. El único socio de Zapatero que acudió fue Llamazares, y el público se quedó en la calle con ganas de ver a los Reyes Plantón de los socios de Zapatero TEXTO: ÁNGEL COLLADO MADRID. Error en agenda emitida el viernes para hoy día 6. No estaba previsto Reyes presidieran acto Constitución. Disculpas. Moncloa El citado mensaje enviado ayer por la mañana a los medios de comunicación que anunciaban la presencia de Don Juan Carlos y Doña Sofía es el último fallo conocido de La Moncloa, patinazo que sirvió, no obstante, para que cientos de madrileños se acercaran a la Carrera de San Jerónimo con la esperanza de ver a los Reyes y para que algunos políticos se animaran al final a acudir al Congreso pese al puente. La explicación oficial era que así figuraba en el fax del año anterior, en el que sí acudieron los Reyes, y que se había repetido sin más. Pero en La Moncloa confirmaron el mismo domingo por la tarde el dato que, a su vez, fue difundido por las agencias sin que a nadie se le ocurriera rectificar. A algunos invitados de la oposición les pareció demasiada torpeza, a otros hasta sospechosa. Y esta vez no había alto funcionario al que culpar y destituir porque en Presidencia han cambiado hasta a los subdirectores generales que estaban en el cargo desde los tiempos de Adolfo Suárez con el fin de hacer hueco al personal de Ferraz. La celebración del aniversario fue más oficialista y fría que nunca. Anfitriones aparte, Manuel Marín y Javier Rojo, asistió medio Gobierno- -Zapatero, María Teresa Fernández de la Vega, Pedro Solbes, José Bono, Fernando López Aguilar, José Antonio Alonso, Jesús Caldera, Cristina Narbona y Magdalena Álvarez- -y otra media ejecutiva del principal partido de la oposición encabezada por Mariano Rajoy. Con el presidente del PP acudieron Ángel Acebes y Eduardo Zaplana. Zapatero llegó en coche oficial junto a su esposa, Sonsoles Espinosa, que fueron aplaudidos por sus partidarios apostados en la calle, aunque tampoco faltaron los silbidos. Rajoy apareció a pie y fue recibido con aplausos. El resto de las instancias oficiales cumplieron con su presencia, pero menos que los ex presidentes de las Cámaras que acudieron casi en bloque. Landelino Lavilla, Gregorio Peces- Barba, Luisa Fernanda Rudi, Fernando Álvarez de Miranda, Félix Pons y José Federico de Carvajal. Los otros ex, antiguos ministros como José Luis Corcuera y antiguos portavoces como Luis de Grandes también eran legión. La representación más pobre fue la de los presidentes autonómicos: sólo dos, Francisco Camps y Manuel Fraga, con el añadido del presidente de la ciudad autónoma de Ceuta, Juan Jesús Vivas. Pero los que se quedaron inéditos fueron los socios nacionalis- Los presidentes del Congreso y el Senado reciben al presidente del Gobierno y a su esposa CHEMA BARROSO El Gobierno tuvo que disculparse por el error de anunciar la presencia de los Reyes pese a no estar prevista tas e independentistas del Gobierno. Nadie de ERC ni del gobierno tripartito catalán se pasó por el Congreso. Tampoco del PNV. Es una tradición de este tipo de actos. Sólo los nacionalistas catalanes acuden y de forma discreta. En esta ocasión fue el vicepresidente de la Cámara, Jordi Vilajoana. La suma de votos de los partidos ausentes no alcanza el seis por ciento en las elecciones generales, por lo que el predomino de PP y PSOE era abrumador. Gaspar Llamazares sí concurrió, pero aclaró que Izquierda Unida lo que quiere no es que siga la Constitución vigente, sino abrir paso a una segunda transición la frase favorita de Pasqual Maragall, todo sea por la unidad de los partidos en el poder o que apoyan al Gobierno. La más raquítica de las representaciones fue la de la llamada, por los socialistas, gente de la cultura que tanto juego dio al PSOE en la oposición al PP. El mismo número que el de republicanos e independentistas: cero. Es otra tradición del acto sólo salvada el año pasado, y gracias a la presencia de los Reyes, con la presencia de algunos escritores, cantantes y actores. Sólo asistieron dos presidentes autonómicos, Camps y Fraga CHEMA BARROSO Bono presidió el izado de la bandera de Colón, tan criticado por su partido JAIME GARCÍA