Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6 12 2004 95 Televisión y radio John McEnroe no conquista a las audiencias de TV. Las bajas cuotas de pantalla de su programa deportivo en la NBC han hecho que los ejecutivos de la cadena decidan retirar el espacio ocho meses después de su estreno. Peter Jennings, Dan Rather y Tom Brokaw protagonizaron una era de oro de los informativos convencionales, ahora cuestionados por los malos resultados ABC Las grandes cadenas de Estados Unidos estudian cómo resucitar sus telediarios en declive Durante los últimos diez años su audiencia ha caído hasta perder el 30 por ciento de espectadores b La jubilación de Tom Brokaw y la defenestración de Dan Rather abren la puerta a cambios de estrategia en un sector donde se están imponiendo los canales de pago PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Durante casi el último cuarto de siglo, los principales telediarios de las grandes cadenas de televisión de Estados Unidos han sido presentados por las mismas figuras estelares: Dan Rather en la CBS, Tom Brokaw en la NBC y Peter Jennings en la ABC. Profesionales de peso, pagados con sueldos multimillonarios y miembros de esa selecta hermandad de los anchormen convertidos en figuras icónicas. Pero toda esa longevidad y status quo en un medio por definición efímero se está acabando a marchas forzadas. Esta semana se ha materializado finalmente la jubilación de Tom Brokaw, que a sus 64 años ha optado por retirarse con la elegancia que permite el haber colocado al telediario principal de la NBC como líder de audiencia. En esta transición ordenada y medida al milímetro, la cadena cuyo histórico logotipo es un pavo real ha designado como sucesor a Brian Williams, periodista más petulante y joven que el respetado Brokaw. rie de escándalos de credibilidad informativa, la CBS todavía no tiene claro un sucesor o sucesores. Y mientras tanto, la ABC espera que Peter Jennings- -como marca más conocida- -logre incrementar sus actuales niveles de audiencia. Con todo, los cambios que se avecinan en los telediarios de las cadenas generalistas de Estados Unidos no se van a terminar en el capítulo de personal. Con servicios informativos que ofrecen más prestigio que resultados económicos tangibles, las grandes cadenas se están planteando cómo relanzar este segmento de la programación en el que están perdiendo la batalla de ratings frente a los canales de pago especializados en información durante las 24 horas del día. Con un retroceso conjunto de audiencia estimado en un 30 por ciento durante los últimos diez años. Entre las opciones barajadas destaca, para empezar, un replanteamiento de los anticuados horarios de emisión de estos telediarios no locales: entre las seis y media y siete de la tarde- noche. Una franja ideal para aquellos jubilados a los que les guste irse pronto a la cama pero que resulta casi incompatible con el ritmo de vida y las demandas de familias trabajadoras. Además de operar con una mentalidad en la que presupone que la gente no se ha enterado de la actualidad a lo largo de su jornada laboral. Apuesta por los copresentadores Otra posibilidad contemplada con motivo de este cambio de guardia en el plantel de anchormen es hacerles trabajar más como periodistas que lo- cutores. Entre las opciones barajadas figuran apariciones en otras franjas horarias de mañana, en Internet, como enviados especiales o invitados en programas de entretenimiento con la esperanza de ganar audiencia. Un rumbo forzado en parte por el éxito logrado por la informal y conservadora cadena Fox News en su pulso de una década con la CNN. El presidente de la CBS, Leslie Moonves, llegaba a bromear hace unos días sobre quién sustituirá a Dan Rather diciendo que lo ideal sería que el espacio informativo fuera presentado por el reparto de la popular serie Friends Además de afirmar mucho más en serio que la gente va a tener que mirar las noticias de forma diferente, y ciertamente nosotros ya hemos empezado a hacerlo Polémica por el veto a un spot para la inclusión religiosa de homosexuales P. R. CORRESPONSAL WASHINGTON. Las principales cadenas privadas de televisión de EE. UU. se han negado a emitir un anuncio de proselitismo religioso entre homosexuales y lesbianas patrocinado por la Iglesia Unida de Cristo, una denominación protestante de izquierda con 1,3 millones de feligreses. A la hora de rechazar esta campaña publicitaria, la cadena ABC ha recurrido a su tradicional política de no emitir nunca anuncios de contenido religioso mientras que la NBC y la CBS han indicado que este spot es demasiado polémico. En el comentado anuncio de treinta segundos, unos porteros de discote- Jubilación acelerada En la CBS, la era de Dan Rather también ha llegado a su punto y final pero de forma abrupta. Con el telediario de menor audiencia, la cadena ha optado por acelerar al mes de marzo la jubilación de su septuagenario y mercurial presentador. Como este relevo se ha visto forzado como respuesta a una se- ca se colocan a la puerta de un templo cristiano y se dedican a prohibir la entrada a determinados parroquianos indeseables como un negro, un hispano y una pareja de homosexuales. El spot trasmite el eslogan de que Jesús no rechazó a nadie. Nosotros tampoco acompañado por una foto inclusiva de diversos de feligreses donde una supuesta pareja de lesbianas ocupa un lugar prominente. Una secuencia del polémico spot ABC Argumentos variados La CBS ha justificado su veto a este anuncio por la reforma constitucional respaldada por la Administración Bush para definir la institución del matrimonio exclusivamente como la unión de un hombre y una mujer. Ante esta polémica abierta, que ha reverberado durante la campaña presidencial, la CBS considera que el anuncio es inaceptable para su emisión La NBC, por su parte, ha indicado que esta campaña viola su tradición de no emitir anuncios sobre controversias públicas.