Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6 12 2004 Deportes ESPAÑA, CAMPEONA DE LA COPA DAVIS 77 El camino hasta la Ensaladera REP. CHECA, 2; ESPAÑA, 3 (6- 8 de febrero, Brno, pista cubierta) Equipo: Tommy Robredo, Feliciano López, Rafael Nadal y Alberto Martín. Resultados Jiri Novak, a Rafael Nadal, 7- 6 (7 2) 6- 3 y 7- 6 (7 3) Tommy Robredo, a Radek Stepanek, 7- 5, 3- 6 y 7- 6 (7 4) Jiri Novak y Radek Stepanek, a Rafael Nadal y Tommy Robredo, 6- 4, 7- 6 (8 6) y 6- 3; Feliciano López, a Thomas Berdych, 6- 4, 6- 7 (2 7) 6- 3 y 6- 2; Rafael Nadal, a Radek Stepanek, 7- 6 (7 2) 7- 6 (7 4) y 6- 3. LOS CAMPEONES JUAN CARLOS FERRERO Pasión por el éxito La vida lo maltrató al quitarle a su madre siendo un niño. Se refugió en el tenis y ahuyentó la tristeza a raquetazos ESPAÑA, 4; HOLANDA, 1 (9- 11 de abril. Palma de Mallorca, tierra) Equipo español Juan Carlos Ferrero, Carlos Moyá, Tommy Robredo y Rafael Nadal. Resultados Carlos Moyá, a Martin Verkerk, 6- 2, 7- 5 y 6- 4; Juan Carlos Ferrero, a Raemon Sluiter, 6- 2, 6- 2 y 6- 4; John Van Lottum y Martin Verkerk, a Rafael Nadal y Tommy Robredo, 3- 6, 2- 6, 6- 3, 6- 2 y 6- 2; Juan Carlos Ferrero, a Martin Verkerk, 6- 4, 6- 7 (5) 4- 6, 7- 5 y 6- 1; Carlos Moyá, a Seng Schalken, 6- 3 y 6- 4. El mejor palmarés español D. P. ESPAÑA, 4; FRANCIA, 1. (24- 26 de septiembre. Alicante, tierra) Equipo español Juan Carlos Ferrero, Carlos Moyá, Tommy Robredo y Rafael Nadal. Resultados Paul- Henri Mathieu, a Carlos Moyá, 6- 3, 3- 6, 2- 6, 6- 3 y 6- 3; Juan Carlos Ferrero, a Fabrice Santoro, 6- 3, 6- 1, 1- 6 y 6- 3; Rafael Nadal y Tommy Robredo, a Arnaud Clement y Michael Llodra, 7- 6 (4) 4- 6, 6- 2, 2- 6 y 6- 3; Rafael Nadal, a Arnaud Clement, 6- 4, 6- 1 y 6- 2; Tommy Robredo, a PaulHenri Mathieu, 6- 4 y 6- 4. objeto del deseo, la Ensaladera La presente edición de la Davis no entraba en los planes de casi nadie, ni por supuesto de Moyá. La posibilidad de ganarla se presentaba como una quimera. La primera eliminatoria se disputó en la República Checa, en pista cubierta y en moqueta. Era, sobre el Roddick mostró su decepción en varias ocasiones REUTERS No podía fallar; si se me presentaba una ocasión como ésta y la desaprovechaba no sería un ganador papel, la crónica de una eliminación anunciada. Más aún cuando ni Moyá ni Ferrero, lesionados, pudieron viajar hasta Brno: el primero, con un esguince de tobillo; el segundo, lastimado en los isquiotibiales. Tuvieron que ser los cachorros de la Armada los que lograran la proeza. MARIANO RAJOY UN TRIUNFO DE TODOS omenzaba la jornada con la impresionante noticia de la victoria de España en el Mundial de fútbol sala y hemos terminado el día levantando por segunda vez la Ensaladera de plata. Y escribo levantando porque creo que esta competición la hemos ganado todos: los tenistas y los aficionados. Ni el mejor de los guionistas podría haber imaginado una final de la Copa Davis tan perfecta. Jugamos en casa, en Sevilla; tierra batida, nuestra superficie; con más de 27.000 C espectadores, una gran afición; y los mejores jugadores del mundo con ganas de ganar: Moyá, Nadal, Robredo y Ferrero. Moyá, que se merecía este triunfo, ha ganado dos imprescindibles puntos demostrando que es el mejor; Nadal ha reivindicado el papel de nuevo abanderado del tenis español; Ferrero, al que quiero enviar un saludo especial y darle mucho ánimo, es el único español que ha levantado las dos Ensaladeras y Robredo que, estoy seguro, pronto entrará en el selecto club de los top ten Ellos, capitaneados por Arrese, Avendaño y Perlas han levantado de nuevo las ilusiones y las alegrías de todos. Por estas razones, felicidades al equipo, felicidades a la afición, y felicidades a todos por hacer grande, una vez más, el deporte español. Hacía muchos años que España no ganaba fuera (desde Portoalegre 98) y muchos más que no vencía una eliminatoria en esa superficie (desde Moscú 90) Los chavales, Robredo, Nadal, Feliciano López y Beto Martín- -aunque éste no jugó- -completaron la proeza y situaron de nuevo al equipo español en la senda de la final. El calendario, como en 2000, volvía a resultar propicio: cuartos y semifinales asegurados en España y con muchas posibilidades de disputar también en casa la final. De golpe se allanaba el camino. La Ensaladera volvía a poblar las noches de Moyá. El mallorquín se enfrentaba a su tercera oportunidad. Los obstáculos fueron cayendo como fruta madura. Holanda, en Palma, y Francia, en Alicante, apenas opusieron resistencia al mejor equipo del mundo sobre tierra (12 eliminatorias seguidas ganadas sobre esta superficie) La final ya estaba en el bolsillo. Quedaban un par de semanas para comenzar la gran batalla, cuando unas molestias en el hombro derecho ensombrecieron el ánimo del mallorquín. Afortunadamente quedaba tiempo por delante para recuperarse. Se recluyó en su isla. Preparó la cita como nunca y llegó a tiempo y en forma a Sevilla. La Ensaladera volvía cruzarse en su vida. No podía fallar- -reconocía- Si se me presentaba una ocasión como ésta y no era capaz de aprovecharla no sería un ganador Por todo esto, por los cuatro años de espera, por la obsesión, por las noches en vela, por la presión, por las oportunidades perdidas... lloró mientras levantaba la Ensaladera y gritaba: ¡Por fin he cumplido el gran sueño de mi vida! A sus 24 años, Juan Carlos Ferrero ya es, por palmarés, el mejor jugador español de todos los tiempos en la Copa Davis. Manolo Santana habrá jugado y ganado en esta competición más partidos que nadie, pero el valenciano atesora dos Ensaladeras y una final. Si por equipos es el número uno, individualmente está cerca de conseguirlo. El año pasado, cuando ganó Roland Garros y el Masters Series de Madrid, ocupó el primer lugar del ranking mundial durante varias semanas. Tuvo que luchar mucho y batallar como una bestia para alcanzarlo y luego intentar defenderlo hasta final de temporada. Fue un esfuerzo que en cierta medida le pasó luego factura. El año 2004, un poco por aquel trabajo titánico y un mucho por la mala suerte, ha sido un agujero negro en su carrera. Enfermedades (varicela) accidentes, lesiones... todo se ha unido para hacerle caer en el ranking mundial hasta el puesto 31. Había depositado todas sus esperanzas en la Copa Davis para intentar borrar el mal sabor de boca de la temporada. Sin embargo, los capitanes decidieron que no estaba al nivel que ellos deseaban. Le relegaron a la suplencia. Le pusieron por delante a Nadal. Ferrero se comportó con un campeón. Asumió la decisión, la rumió y la asimiló hasta el punto de que aceptó salir al matadero del partido de dobles. Llevaba muchísimo tiempo sin jugar a esta disciplina. Se medía a los terribles Bryan y el riesgo de rozar el desastre era enorme. Pese a todo se sometió de nuevo a la petición de los capitanes. Esta no ha sido la manera soñada de ganar su segunda Copa Davis, pero siempre le quedará Barcelona 2000 en el recuerdo. Allí sí fue él el gran protagonista. Conquistó los dos puntos y, su segunda victoria, fue también el definitivo. Ahora sólo piensa en 2005. Su espíritu de superación es infinito y así y todo es menor que su orgullo y su capacidad de sacrificio. El próximo año saldrá a resarcirse de tantos disgustos.