Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6 12 2004 75 El Cádiz, nuevo líder de Segunda después de vencer al Elche y aprovechar así la derrota del Éibar Robredo, Ferrero, Nadal, Arrese y Moyá (de izquierda a derecha) levantan, todos a una, la Ensaladera AP Nadal: Ser campeón en mi debut es fantástico, estoy en un equipo extraordinario D. P. SEVILLA. Juan Carlos Ferrero, Carlos Moyá, Rafael Nadal, Tommy Robredo, Jordi Arrese- -en este orden, cada uno con su réplica de la Ensaladera frente a él- y Juan Bautista Avendaño y José Perlas, muy pegaditos a la mesa. Uno a uno fueron tomando el micrófono para expresar lo que sentían. Abrió Ferrero: Es mi segunda Ensaladera y sólo tengo 24 años. No hay muchos tenistas en el mundo que puedan presumir de algo parecido. Espero, en cualquier caso, que no sea la última. Por edad y por la calidad del equipo estoy seguro de que ganaremos muchas más Le siguió Charlie Experimento una gran sensación. Una felicidad inmensa. El año pasado ya estuve a punto de lograrlo y conseguirlo justo un año después me parece casi increíble. En mi caso se ha cumplido un sueño Para Nadal: Es increíble que haya ganado la Copa Davis en mi primer año en el equipo. Campeón en mi debut, algo fantástico, pero eso sólo se ha podido lograr porque formo parte de Ferrero: Es mi segundo título y sólo tengo 24 años, no hay muchos tenistas que puedan presumir de algo parecido Moyá: Siento una felicidad inmensa, me parece increíble haber cumplido mi sueño Robredo: Remata el gran año que me ha tocado vivir Jordi Arrese: Puede que volvamos a ganar otras veces, pero ninguna será igual; este era el marco ideal, el ambiente ideal... laderas pero ninguna podrá ser igual. Se ha celebrado en el marco ideal, en un ambiente increíble e inimaginable. Jamás he vivido algo parecido. Al margen, la semana ha sido muy dura. Hemos tenido que tomar de- un equipo extraordinario. No ha sido fácil. Hemos pasado por momentos muy duros, pero al final se ha conseguido. Es la competición más grande que existe por equipos y el trofeo más importante de mi vida. Me siento increíblemente feliz El capitán, emocionado Tommy repasaba el sensacional año que me ha tocado vivir. Gané el Godó en la que considero la mejor semana de mi carrera. Para un catalán conquistar el torneo de su casa es una de las cosas más importantes que existen. Ahí vi cumplido uno de mis sueños. Luego, hace un par de semanas se confirmó que acabaría el año como número 13 del mundo, con lo que se cumplía otros de los objetivos que me había fijado. Y rematar el año con la Davis... No se puede pedir más. Estoy encantado Jordi Arrese, el capitán, emocionado, siguió el turno: A mí, deportivamente es lo más grande que podía pasarme junto con la plata olímpica que conquisté en Barcelona 92. Puede que volvamos a conquistar nuevas Ensa- cisiones muy difíciles. Como no nos preocupa mucho si seguiremos o no en el cargo podemos actuar con libertad y hacer lo que nos parece lo mejor en cada momento y sin miedo. Cuando se analice lo ocurrido con perspectiva, creo que se dirá que hemos acertado. Pero también digo que igual hubiéramos podido acertar tomando otras decisiones totalmente diferentes Concluido el turno, los tenistas fueron respondiendo a otras cuestiones. Ferrero aseguró que hace ya mucho que se me pasó el enfado por no jugar el partido de individuales contra Roddick. Soy muy feliz con el título y estoy igual de contento que ellos por haberlo conseguido Moyá, exultante, aportó una nota de humor cuando le preguntaron por el día siguiente al título: Pues me imagino que una gran resaca... bueno, yo no porque no voy a salir (su novia, Flavia Penetta, llegó ayer a Sevilla) Ja, ja, ja. Bueno, en serio, estamos a menos de un mes de que comience el Open de Australia. Tendremos unos días, muy pocos, de vacaciones y otra vez a trabajar. Yo no sé hacer otra cosa más que jugar al tenis y mientras que el cuerpo aguante seguiré en el circuito Nadal, también entre bromas, descartó que su amigo Moyá hubiera ganado a Roddick gracias a sus consejos: No los necesita. Él sabía bien cómo jugarle. Le movió muy bien. Le hizo correr mucho y jamás estuvo a gusto