Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 Economía LUNES 6 12 2004 ABC Ibercaja abrirá en Madrid el año que viene una oficina piloto para inmigrantes Este tipo de sucursales forman parte del plan de expansión de 150 nuevas oficinas hasta 2007 b La caja, que prevé obtener renta- bilidad de la primera de estas oficinas en un plazo de tres años, contratará a la mitad del personal entre la población de este colectivo M. J. PÉREZ M. TRILLO MADRID ZARAGOZA. En su afán por aproximarse al mercado a través del contacto directo con el cliente, Ibercaja se ha propuesto dar calidad de servicio individualizado a un colectivo creciente en España: los inmigrantes. Por ello, dentro del plan estratégico 2004- 2007 dado a conocer hace dos semanas- -por el que prevé abrir 150 nuevas sucursales en tres años- la que es a día de hoy la tercera caja de ahorros por activos en Madrid y la séptima en el conjunto del país, ha decidido abrir oficinas destinadas a la población inmigrante. El objetivo es que en la segunda mitad de 2005 Ibercaja tenga una sucursal de este tipo abierta en Madrid. Ya estamos estudiando zonas y barrios madrileños. El año que viene vamos a hacer una prueba piloto en Madrid con la apertura de una oficina en un barrio con concentración de inmigrantes. Al menos la mitad del personal será también inmigrante. La oficina, que contará con 4 ó 5 empleados, como el resto de las sucursales, será de Ibercaja, no de otra marca explica un directivo de la entidad. Los directivos de la caja, que espe- ran obtener rentabilidad de la primera de estas oficinas en un plazo de tres años, también están estudiando nuevas ofertas de productos y servicios para este colectivo. Hasta ahora, Ibercaja viene ofreciendo a la población inmigrante, con muy buenos resultados y acogida la tarjeta multipaís- -para transferencias de dinero al extranjero- cuentas corrientes, de ahorro creciente, créditos al consumo, microcréditos, y una oferta de viajes a los países de origen. Esto no quiere decir que, de tener éxito este tipo de sucursales, se deje de atender al resto de clientes desde estas oficinas añadió el mismo portavoz. Los últimos datos en poder de la caja aragonesa manifiestan que sobre el total de su clientela, el 6 es inmigrante. Porcentaje que aumenta cuando recuentan los clientes nuevos, ya que el 25 provienen de este colectivo. De hecho, ya una de cada cuatro cuentas abiertas es de un inmigrante, y un 15 tienes préstamos de los que un 8 es de vivienda. La edad media del cliente inmigrante de Ibercaja es de 34 años y, en cuanto a productos y servicios que contratan, los datos más relevantes son: un 98 tienen una cuenta de ahorro a la vista; un 8 planes de ahorro periódico; y un 50 tiene tarjetas (preferentemente de débito) De todas las nuevas hipotecas suscritas por Ibercaja en el último año que comprende de mayo a mayo, un 4,1 han sido tomadas por inmigrantes. Banca Privada Santander crece ya por encima del 20 y espera duplicar su negocio en cinco años M. J. P. MADRID. La unidad de Banca Privada del Santander Central Hispano se había fijado a principios de año el reto de consolidar su presencia nacional, aprovechando las sinergias que le proporcionaba su integración en la división de banca comercial. Este cambio en la estructura del organigrama le permitió fijarse unos objetivos de crecimiento muy ambiciosos para los próximos tres años que, no sólo se van cumpliendo, sino que ya se están superando. El punto de partida era 2004, con crecimientos recurrentes en clientes, ingresos y patrimonio del entorno del 15- 20 hasta 2006. Y ya lo estamos haciendo explicó a ABC un portavoz de esta unidad de negocio. Expertos del sector aseguraron que la banca privada del Santander está ganando cuota de mercado este año, ya que mientras el conjunto del sector registra ritmos de crecimientos en dichos parámetros y en conjunto del 12 en el banco se está incluso por encima de lo presupuestado y, por ejemplo, en ingresos crecen más del 20 En cinco años, queremos duplicar el negocio actual aseguró la misma fuente. A noviembre de 2004, el área de banca privada gestiona 22.500 millones de euros, cuenta con 16.000 clientes (algo más de 10.000 grupos familiares) -con un patrimonio medio por familia de 2,25 millones de euros- a los que se atiende desde los cuarenta centros de banca privada con los que cuenta en España.