Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 Economía LUNES 6 12 2004 ABC JUAN VELARDE FUERTES LA COMPROMETIDA LUCHA ECONÓMICA PORTUGUESA D esgraciadamente sabemos demasiado poco en España de lo que sucede en la economía lusitana. Esto causa bastante asombro, porque sucede a pesar de que la interpenetración de ambas economías, tanto por lo que se refiere a las inversiones como por lo que respecta al comercio internacional de bienes y servicios, es cada vez más amplia. Portugal se ha convertido así en uno de los países con mayores compras en España. Según los datos provisionales del año 2003 publicados por el Banco de España en el volumen Balanza de pagos y posición de inversión internacional de España. 2003 (2004) las exportaciones españolas a Portugal alcanzaron los 13.221 millones de euros, una cifra superior a nuestras ventas al Reino Unido, igual a la dirigida a Italia, y sólo antecedida por Francia y ligeramente por Alemania. Si se suman nuestras ventas a toda Iberoamérica sin Venezuela más las que hacemos a los países OPEP- -que incluyen a Venezuela- no se llega ni de lejos a las cifras de ventas a Portugal, que por otro lado constituyen el 9,6 de nuestras exportaciones. Además el saldo comercial fue muy positivo para España, según estos datos de 2003: 7.302 millones de euros. Algo parecido ha surgido en el terreno de las inversiones mutuas. Una pequeña muestra, sencillamente basada en la prensa más reciente y exclusivamente en el terreno energético, nos permite conocer en relación con esto que, como señala la publicación lusitana País Económico de noviembre de 2004, después de la adquisición de la red de estaciones de servicio de la Shell en Portugal, Repsol acaba de adquirir de la empresa escandinava Borealis Poli- meros, una compañía petroleoquímica, con un complejo localizado en las cercanías de Sines, en el litoral del Alentejo. En Exame también de noviembre de 2004, se indica cómo Energía de Portugal (EDP) -que es, recuérdese, quien controla fundamentalmente Hidroeléctrica del Cantábrico- -parece que va a verse obligada por la Unión Europea a reducir su presencia dominante en el sector, debido a la absorción de Gas de Portugal. De ahí que en torno a Setgas, la operadora de gas de la región de Setúbal, se hayan observado tomas de posición por parte de las empresas españolas Endesa e Iberdrola. Sus posibilidades respectivas se sintetizan así en este titular de Exame Endesa e Iberdrola desean activos en Portugal. Setgas sitúa en confrontación a los gigantes españoles A partir del próximo 8 de diciembre parece que todo estará aclarado. El ministro portugués Álvaro Barreto, que lleva esta negociación- -cuyo final no puede dejar de observarse a la luz de la fusión de las empresas francesas EDF y GDP, por el precedente comunitario que surge con este asunto planteado por el país vecino- declaró, según el lisboeta Semanario Económico de 19 de noviembre de 2004, que éste de la ener- Las exportaciones españolas a Portugal el pasado año alcanzaron los 13.221 millones de euros, una cifra superior a nuestras ventas al Reino Unido gía es uno de los sectores más importantes de la economía portuguesa y en el que los consumidores, en especial los industriales están en posición desfavorable frente a España. La primera prioridad es crear un mercado concurrencial a nivel ibérico Todo esto, lógicamente, obliga a tener muy en cuenta lo que sucede en la coyuntura económica lusitana. La mala situación presupuestaria que el Gobierno socialista de Guterres había dejado en Portugal fue notable y causó gran revuelo comunitario. Un cuadro estadístico aparecido en el artículo- -por cierto interesantísimo- -del profesor Antonio Ribeiro Gameiro, 0 (frágil) controlo parlamentar das finanças públicas em Portugal publicado en Economía Pura octubre 2004, nos muestra cómo la creación en la última etapa socialista de la Comisión de Ejecución Presupuestaria no ha servido para gran cosa. Sousa Franco subrayó sobre esta Comisión: Fue creada; parece un Congreso; está muerta; en realidad nada ha cambiado Durão Barroso actuó con notable dureza para restablecer en lo posible la buena marcha del sector público. Fue ejemplar la postura exigente de su ministra de Hacienda, Manuela Ferreira Leite. Pero la proximidad de la apertura de un largo proceso electoral- -la disolución de las Cámaras lo acentúa- -parece que ha liquidado esas exigencias, como se sostiene en la última aportación de A. Alesina y R. Peretti, Budget deficit and Budget Institutions en el libro dirigido por J. Poterba y J. Von Hagen, Fiscal Institutions and fiscal Perfomance (The University of Chicago Press, 1999) Las recientes declaraciones de Manuela Ferreira Leite a Correio da Manhã sobre otras de Miguel Relvas, secretario general del PSD, hoy partido en el Gobierno, muestran que las cosas van por otro lado. Para cumplir las exigencias de un déficit en 2004 por debajo del 3 del Producto Interior Bruto (PIB) según Economia de 19 de noviembre de 2004 faltan 650 millones de euros. Lo más probable es un déficit del 3,4 del PIB. Sin embargo, el presidente del Gobierno, Santana Lopes anunció, La mala situación presupuestaria que el Gobierno socialista de Antonio Guterres había dejado en Portugal fue notable y causó gran revuelo comunitario como se señala en una irónica columna de Expresso de 20 de noviembre de 2004 firmada por Enrique Monteiro, el fin de la austeridad al anunciar en el Palacio de São Bento, sede de la Asamblea legislativa, aumentos en las pensiones, subidas de los salarios en la función pública, descensos de los impuestos para la mayoría de las familias Pero todo esto se hace con el telón de fondo de un bastante débil pulsar de la actividad económica, agravada por un importante déficit del sector externo. En el Boletim Económico del Banco de Portugal correspondiente al mes de septiembre de 2004, que acaba de distribuirse, se señala que este año 2004, la economía lusitana va a tener un incremento del PIB entre un 1,0 y un 1,5 También se había hablado de un crecimiento entre un 0,75 y un 1,75 Aproximadamente esto quiere decir que es muy improbable que en el año 2004 se recupere la caída del 1,3 del año 2003. O lo que es lo mismo, que todo lo que se consigue, si se logra, es retomar a las cifras del año 2002. Pero además, según Expresso de 20 de noviembre de 2004, los técnicos del Banco de Portugal opinan que aún el presente crecimiento se ha logrado retornando al peligroso modelo de finales de los años noventa: con un endeudamiento creciente de los agentes económicos, un notable incremento de las importaciones y un intento de que el crecimiento de la actividad derive de la demanda interna. Son estos momentos fuertes, quizá decisivos, para nuestros vecinos. Sin duda alguna, su bienestar o malestar sí va a incidir en nuestra economía.