Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Cultura LUNES 6 12 2004 ABC TOROS Diego Ventura salva la tarde y corta la única oreja en Quito ABC QUITO (ECUADOR) El rejoneador Diego Ventura salvó el séptimo festejo de la Feria de Jesús del Gran Poder de Quito al cortar la única oreja de una tarde fría en emociones. El salmantino Juan Diego y el ecuatoriano Diego Rivas se fueron de vacío, aunque demostraron entrega y voluntad ante un encierro descastado y manso. Con lleno en el coso de Iñaquito, se lidiaron toros de Santa Coloma, que resultaron mansos y desarrollaron sentido, según informa Efe. Ventura se empleó en el primero templando las embestidas, con banderillas a una mano y en la ejecución del violín. Con el sobrero de Mirafuente, se ovacionó el desplante del teléfono. Oreja y palmas. El primero de Juan Diego se paró desde la salida y se aquerenció en tablas. El torero salmantino obtuvo naturales y derechazos de mérito. Con el quinto, se lució a la verónica y se la jugó con la muleta, pero falló con el acero. Ovación y palmas tras dos avisos. Diego Rivas pechó con un toro que sólo buscaba el cuerpo y con otro que tampoco tenía un pase. Ovación y palmas. Un grupo de visitantes de la feria, ante una escultura del español Jaume Plensa EFE Ayer concluyó la Feria Art Basel de Miami Beach, que en apenas tres ediciones se ha convertido en una de las grandes citas artísticas del año. La consolidación del fenómeno del dibujo y del arte en pequeño formato ha sido una de las características del certamen Miami: el arte viaja en avión privado TEXTO: LAURA REVUELTA. ENVIADA ESPECIAL MIAMI. Diecinueve aviones privados han aterrizado en Miami Beach para la inauguración de su feria de arte. Aquí están acostumbrados a visitas de lujo, pero el número de estos aterrizajes, en absoluto forzosos, nunca excede de dos o tres al día. Ésta es la noticia. Lo demás queda por añadidura: viene y se irá en avión privado. Art Basel Miami Beach se confirma en su tercera edición como la feria más importante de los EE. UU. y por extensión del mercado iberoamericano. La clave reside en averiguar qué trozo del pastel le queda a los otros, por ejemplo, a ARCO. Difícil dilema, pero si atendemos al número de operaciones, tanto las propias del mercado artístico como las de las mujeres que se pasean por los stand del Convention Center de Miami, aquí han ganado la partida. Aquí todo es diferente y se mide por el termómetro de la calidez. En la fiesta que dio el pistoletazo de salida a estos cinco días de frenética actividad o de un masivo ataque de parties como escribe un periódico, se baila a ritmo cubano; se jalea la memoria de Celia Cruz cuando suenan sus canciones y, tal vez de paso, se celebra la liberación de los siete disidentes castristas. Aquí no todo el mundo se viste de negro (la estricta indumentaria del collector del curator y de los críticos, que suman, sólo estos últimos, setecientos) sino que sacan los colores y enseñan todo lo que tengan que enseñar. Tras el masivo ataque de parties y de inauguraciones en los muy variados museos que hay en la ciudad, queda el grueso de una feria que reúne 190 galerías de todas partes, de la geografía más global, y que exhibe trabajos de más de mil artistas consagrados y emergentes. Para que sus colegas en estas lides comparen, aquí han repetido el 97 por 100 de las galerías, se han incorporado 47 nuevas y los criterios son la calidad pero sin restricciones. No en vano, el director de Art Basel, tanto en sus sedes de Basilea como de Miami, Samuel Keller, es un hombre sin prejuicios. Un profesional en lo que hace pero también un mundano que no duda en fotografiarse para una revista como un modelo o junto a su ídolo de la música, Iggy Pop, quien también cuenta con una interesante colección. Con todo esto y con más, Basilea arrasa y Miami, también. A estos dos enclaves acuden los más importantes coleccionistas y artistas. La mayoría, el más fuerte grueso galerístico, se agrupa en la parte comercial por excelencia de la feria, pero también se encuentran las zonas llamadas Art Nova, Art Stament, Art Video Loungue y los Art Positions. Estos últimos ya se han convertido en una seña de identidad del certamen. Frente a la misma playa se instalan una serie de contenedores metálicos donde se pre- En esta edición de la feria han repetido el 97 por ciento de las galerías y se han incorporado otras cuarenta y siete sentan algunas de las propuestas más innovadoras, pero también algunas de las más absurdas. Por estos lares se pudo ver a Norman Foster y su esposa, Elena Ochoa, empapándose de la contemporaneidad más absoluta. Para abarcar algunos rasgos de esa contemporaneidad artística, en esta feria se consolida el fenómeno del dibujo, sin más y sin menos, y el pequeño formato prolifera en las galerías; la pintura vuelve a tener tanto protagonismo como la foto. En Miami se venden ante todo los clásicos del arte norteamericano de la segunda mitad del siglo XX, de los que muy pocos quedan vivos. Mientras Rauschenberg se pasea en silla de ruedas, muy mayor, para ver alguna de sus escasas piezas a la venta. Pero además se vende un Picasso por veinte millones para un rico texano que se lo quiere regalar a su mujer porque les queda una pared del rancho vacía. Así funcionan las cosas en Miami Beach. Llega el espinoso tema de los artistas españoles presentes, cuyo número no es abundante, pero sí representativo: Aitor Ortiz, Darío Álvarez Basso (ambos han sido ganadores del Premio ABC de fotografía y pintura, respectivamente) Ángel Marcos, Muntadas, Plensa, García Rodero, Chillida y Barceló, por supuesto. Sin embargo, no hay duda de que la auténtica protagonista nacional es Rosa Martínez, codirectora de la Bienal de Venecia y una de las personalidades más requeridas. Para junio del 2005 es la cita, y más necesidad de saber por dónde irá su propuesta. Texcoco Enrique Ponce arranca su temporada mexicana con una puerta grande EFE. Enrique Ponce abrió la puerta grande en Texcoco tras ejecutar una faena en la que anduvo en maestro. Salió a hombros en compañía de los mexicanos Miguel Espinosa Armillita y Eulalio López El Zotoluco Con tres cuartos de entrada, se lidiaron toros de Montecristo, manejables. Armillita, oreja en ambos. El Zotoluco, palmas y dos orejas. Enrique Ponce, dos orejas y ovación. Acuerdo Los Chopera, nuevos apoderados de Gallo ABC. Eduardo Gallo ha llegado a un acuerdo de apoderamiento con los hermanos Pablo y Óscar Chopera, una vez que el matador de toros salmantino decidiese romper con Luc Jalabert y Alain Lartigue por disconformidades en la gestión de mi carrera Ambos apostaron por Gallo desde su etapa de becerrista. Según ha señalado Óscar Chopera, el acuerdo se ha sellado sin contrato, como es costumbre en esta casa, y durará lo que la confianza de las dos partes