Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Cultura LUNES 6 12 2004 ABC El Teatro Real se rinde ante Hans Werner Henze Mañana se estrena su ópera L Upupa centro de una serie de actividades dedicadas al músico b El compositor alemán, uno de los más reverenciados en nuestros días, será homenajeado con conferencias, conciertos y la presentación de su Autobiografía JULIO BRAVO MADRID. Hans Werner Henze es una de esas figuras incuestionadas, que concita una admiración que a veces se convierte en lo más parecido a la adoración. Su venida a Madrid para el estreno de su última ópera, L Upupa und der Triumph der Sohnesliebe (La abubilla y el triunfo del amor filial) ha estado acompañada de numerosas muestras de veneración, incluso en su encuentro con la prensa, transformado prácticamente en un homenaje. Y de homenaje ha vestido, precisamente, el Teatro Real este estreno de mañana, que estará arropado por una serie de actos durante toda la semana; no son pocos los que consideran a Henze el más importante de los compositores vivos, y es en cualquier caso uno de los nombres imprescindibles de la música de nuestros días. El Henze que visita estos días Madrid ha perdido el brío y la locuacidad que mostraba hace cinco años y medio, cuando vino a España para asistir al estreno de The Bassarids (primera ópera suya que se representaba en nuestro país) pero conserva intacto su acerado sentido del humor, su cultura y su lúcida inteligencia. Soy viejo dice Henze encogiéndose de hombros cuando alguien le pregunta si la vuelta al mundo infantil que supone escribir una parábola como L Upupa supone que está desencantado de la política. Henze, en efecto, ha mantenido siempre una actitud combativa social y política en su música. L Upupa es, sin embargo, una comedia alemana únicamente inspirada en un cuento árabe. En esta cultura, la abubilla es un pájaro sacro, un mensajero de la felicidad. Incluso la Reina de Saba envía una abubilla a Salomón para decirle que en Yemen hay una Reina explica Henze. Hans Werner Henze, el viernes, en el Teatro Real, acompañado por su director artístico, Emilio Sagi JAIME GARCÍA El principio más importante de mi vida ha sido, es y será no pertenecer a ningún grupo asegura el compositor alemán Eterno francotirador de la música, alejado de corrientes y generaciones, asegura el músico que el principio más importante de mi vida ha sido, es y será no pertenecer a ningún grupo. He tenido que buscar mis propias respuestas en cuanto al estilo y a la forma de composición, y quizás por eso he necesitado más esfuerzo y tiempo para llegar a este nivel. Otros músicos ya habían llegado y yo todavía estaba buscando mi propio camino Un camino solitario. No me gustan las disputas ni los conflictos, y menos con mis propios compañeros. Lo considero un error innecesario. Por eso me he construido una casa en Italia, en el campo, donde vivo desde hace cuarenta años, y por eso he dejado de oír la música de los demás y de relacionarme con los demás músicos. He desarrollado una filosofía y un lenguaje musical propios Vive Henze efectivamente desde hace varias décadas en Italia, en una villa apartada de las grandes urbes. Allí, dice, ha pasado las tardes de los últimos meses. No ha hecho mucho frío en Italia y yo salía todas las tardes al jardín con varios vasos de whisky a ver los movimientos de la luz, la salida de la Luna Como Lorca, siente fascinación por ella. Me influye mucho- -reconoce- a veces más de lo que me doy cuenta. Cuando me siento muy creativo, eufórico, contento, es porque hay luna llena... O al menos yo creo que estoy así por ella Alguien le reprocha que no haya hablado de esta fascinación en su autobiografía, y él se defiende. Tampoco hay que contarlo todo, y no quiero que me identifiquen con los poetas románticos, que tenían una sospechosa relación con la luna No sabe, aunque en alguna ocasión lo ha dicho, si L Upupa será su última ópera. ¡Quién sabe! Escribir música es muy difícil concluye. La parábola de un cuento árabe impregnado de poesía SUSANA GAVIÑA MADRID. L Upupa und der Triumph der Sohnesliebe es una parábola sobre los cuentos, que aunque tiene un contenido mítico también está basado en muchas experiencias del propio Henze; incluso contiene un personaje que es su alter ego explica el director de escena, Dieter Dorn. Asegura que ha tenido que adaptarse a la dimensiones del Real, lo que le ha permitido brindar más aire a unos personajes que se tornan cada vez más densos a medida que avanza la obra. Tienen un doble significado y, poco a poco, van adquiriendo un carácter más trascendental Dorn no ha querido destrozar la parábola trasladándola al siglo XX, y por ese motivo ha incluido elementos, sobre todo en el vestuario- -con prendas traídas de la India- que inducen a los espectadores a pensar en el carácter mágico de la obra. Es intemporal- -afirma- -pero le hemos ofrecido al público la posibilidades de fantasear y de que cada uno lo vea desde su punto de vista Además, Henze quería mantener la parábola Sobre la partitura, el director musical, Paul Daniel, no repara en elogios hacia el compositor alemán, destacando como una de las cosas más maravillosas su forma de progresar Es una obra que tiene que ver con las ideas y los temas importantes de la vida misma, tratándola de aceptar tal y como es. En ella hay esperanza, porque Henze, al mismo tiemo que mira hacia atrás, lo hace hacia adelante Subraya igualmente la gran ironía y sentido del humor que tiene la ópera, con unos momentos bellísimos. Es una música colgada en el espacio, que hace referencia a los cua- tro elementos- -agua, tierra, aire y fuego- Henze ha creado un mundo sin perder de vista a los personajes, a los que ha tratado con mucho cariño Entre los intérpretes, destaca la presencia de la española Ofelia Sala, la única del elenco que no estuvo en Salzburgo, y tal vez por ello destaca su sorpresa y espontaneidad. Habitual de la Deutsche Oper de Berlín, elogia el montaje. Es una producción muy poética desde la partitura- -es un cuento muy lindo- -que se ha traducido maravillosamente a la escena