Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6 12 2004 Madrid 31 El barrio está construido sobre tierra arcillosa, por lo que sus viviendas presentan importantes grietas La Delegación del Gobierno ha pedido un plan integral en el que intervengan todas las administraciones barrio con tradición musical, del que han salido superventas como Los Pecos y Camela, por no mencionar que el astro merengue Raúl creció también en él. Plan para la mejora de la convivencia Unidades de nivelación e inversiones, principales propuestas educativas b En enero comenzarán a funcionar dos proyectos encaminados a integrar a los inmigrantes de San Cristóbal en la vida deportiva y cultural del barrio C. HIDALGO MADRID. La concejal de Empleo y Servicios al Ciudadano del Ayuntamiento de la capital, Ana Botella, realizó recientemente una visita a San Cristóbal de los Ángeles, donde escuchó- -y comprobó- -de primera mano las importantes carencias con que cuenta el barrio. Allí mismo le hizo a los vecinos una propuesta de acciones concretas para mejorar, principalmente, la convivencia entre sus habitantes, un 35 por ciento de ellos, inmigrantes. Por un lado, según ha podido saber ABC, la batería de medidas- -que aún se encuentran en fase de diseño y que tienen que ser presentadas y pactadas con los representantes vecinales- -tiene dos ejes de actuación. De un lado, y orientado a la población joven, el plan Convive en el deporte en el que se pondrán en marcha servicios de mediación vecinal y cultural para poder utilizar a tope las instalaciones abiertas y llegar a la convivencia sostenible entre chavales de diferentes culturas y países mediante la práctica deportiva. Por lo tanto, se llevarán a cabo campeonatos en diferentes disciplinas, con el objetivo específico de incorporar a la vida deportiva a los inmigrantes. Esta primera fase del proyecto, aún en fase de diseño, tendrá una dotación presupuestaria de entre 60.000 y 72.000 euros, y podrá estar en marcha a partir del próximo mes de enero. Miércoles: el día del libro La cultura es otra asignatura pendiente. La implantación de una biblioteca municipal en el barrio es una reclamación ya casi histórica. Sólo llega el bibliobús cada miércoles por la mañana; es decir, un día laborable, cuando todo el mundo está trabajando o estudiando comenta una vecina. Villanueva de la Cañada, municipio con una población muy similar a la de San Cristóbal, posee una, con cerca de 16.000 fondos- -uno por habitante- 1.096 carnés y 11.000 préstamos. San Cristóbal, cero patatero Otro asunto que puede convertirse en una verdadera odisea es acceder al barrio en transporte público. Descartado el taxi- -los 13 euros desde el centro de Madrid no hay quien los quite- -y el Metro- -en proyecto- quedan dos de dos: el autobús o el Cercanías. Existen dos líneas de EMT que pasan por el barrio, la 59 y la 79. La primera de ellas tiene una frecuencia de paso máxima los fines de semana de 40 minutos. La otra, de tres vehículos a la hora entre semana, uno cada 30 minutos los sábados y uno cada hora los domingos. Para llegar al cine a las siete y media de la tarde hay que salir de casa a las cuatro ironiza una vecina. El servicio de ferrocarriles tampoco es apto para ir a apagar un fuego: la línea C- 3, que sale de Aranjuez, pasa por la estación cada 20 minutos en hora punta, y cada 30, durante las noches y los fines de semana. Ante esta situación, los representates vecinales lo tienen claro: La gente se está yendo por la situación; tiene la sensación de que la están echando El deterioro de la vivienda es uno de los principales problemas del barrio Para llevar a cabo esta medida quieren contar con el patrocinio de una fundación, con la finalidad de realizar actividades artísticas abiertas a la población. Irá encaminada a personas, españolas y extranjeras, que tengan cierto sentido del arte, y ayudarlas de esa manera a expresarse, mediante la música, el teatro, la danza... Todo, con la ayuda de educadores sociales, ONG y asociaciones, a partir también de enero. Otro de los colectivos más sensibles y desprotegidos es el de los desempleados. En San Cristóbal, según la Dirección General de Estadística, existe un 5,86 por ciento de parados (7,13 por ciento, mujeres) frente al 6,16 por ciento del municipio de Madrid (7,67 por ciento, mujeres) y al 7,62 por ciento del distrito de Villaverde (10,92 por ciento, mujeres) Este dato es chocante, cuando menos, si lo contrastamos con el nivel de renta per cápita del barrio, que es el tercero más bajo de la capital, por detrás, y en este orden, de Orcasur (Usea) y Entrevías (Puente de Vallecas) Entonces, ¿de qué vive la gente en San Cristóbal? Fundamentalmente, del sector servicios afirma la presidenta de la asociación de vecinos La Unidad de San Cristóbal. Sin embargo, reconoce que a la hora de solicitar una hipoteca al banco, los españoles del barrio se las ven y se las desean para conseguir una financiación mínimamente decente. Los pisos los compran los inmigrantes, ya que les financian los créditos hipotecarios al cien por cien por lo que muchos de los jóvenes que han nacido en el barrio han decidido comprarse su piso en municipios del cinturón rojo de la región o en otros barrios de la capital. Apuesta por la educación Pero desde la Concejalía de Ana Botella son conscientes de que todo este tipo de medidas poco o nada valen si no hay detrás una correcta actuación en materia educativa. De esta manera, la edil está a la espera de información por parte de la Consejería de Educación sobre la instauración y mejoras de unidades de nivelación en los centros docentes, así como de las mejoras en infraestructuras de este tipo que el Gabinete de Esperanza Aguirre va a realizar. En San Cristóbal de los Ángeles existen cuatro colegios públicos, dos escuelas infantiles y un instituto. La población infantil en el barrio es de un 14,8 por ciento de sus 16.000 habitantes; la juvenil representa el 19,8 por ciento, y la envejecida, el 24 por ciento. Atención a los mayores Por otra parte, y en una etapa no tan elaborada, se encuentra la segunda medida, más encaminada a sectores de población del barrio de mayor edad. Aquí, la intención es darle nuevos usos al centro sociocultural del que disponen, que no está utilizado al cien por cien, sobre todo, los fines de semana.