Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6 12 2004 Internacional 25 El Pentágono tiene previsto, para el año que viene, desplegar en el teatro de operaciones de Irak una nueva generación de robots militares dotados de armas automáticas La ofensiva de los mini- Terminators TEXTO PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Desde la intervención en Bosnia durante los años noventa, las Fuerzas Armadas de Estados Unidos vienen utilizando robots todoterreno para misiones de reconocimiento o desactivación de explosivos. Pero la próxima primavera, esta tecnología robótica con aplicaciones castrenses va a hacer realidad lo que hasta ahora era ciencia ficción. Con diseños que parecen sacados directamente de la Guerra de las Galaxias el Pentágono piensa desplegar en Irak una nueva generación de estos ingenios dotados de armas automáticas. Estas máquinas forman parte de la gama Talon fabricada por la empresa Foster- Miller, con sede a las afueras de Boston. La compañía, fundada en 1956 por graduados del prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT) ha suministrado decenas de robots cada vez más sofisticados al Pentágono por un valor de 65 millones de dólares. Dentro de lo que la empresa describe como una evolución lógica la próxima generación de Talon tendrá tres versiones letales: dotados con ametralladoras M- 240 o M- 249, con un lanzador de seis granadas o con un lanzador de cuatro cohetes antitanque. Para conjurar el inquietante panorama que supone el uso de máquinas autónomas con capacidad bélica, tanto la empresa fabricante como el Departamento de Defensa se han apresurado a recalcar que los próximos Talon son ingenios teledirigidos por soldados profesionales, sin capacidad para operar su armamento de forma independiente. Tras superar más de un año de pruebas en Estados Unidos y Kuwait, la entrega de los primeros modelos operativos a la brigada Stryker está prevista para el próximo mes de marzo. Los fabricantes de los Talon presumen que sus productos son especialmente útiles para aminorar los peli- Un militar muestra los tres modelos de la clase Talon gros que acechan a soldados estadounidenses en situaciones hostiles, como Irak, donde el Pentágono lleva camino de acumular 1.300 bajas mortales y 10.000 heridos. Para su estreno en el teatro de operaciones iraquí, los militares estadounidenses esperan contar con 18 de estas unidades que nunca se cansan, asustan, desangran o dejan viudas y huérfanos. Esta nueva generación de robots armados cuenta con visores nocturnos, múltiples cámaras y la capacidad de operar en terrenos irregulares con sus orugas, e incluso subir escaleras. Los robots son manejados por radio o redes de fibra óptica desde puestos de control situados hasta a un kilómetro ABC y medio de distancia. Cada unidad pesa unos 36 kilogramos y tiene una silenciosa velocidad de unos 8 kilómetros por hora, con siete marchas y una autonomía de 32 kilómetros por cada carga de sus baterías. Según ha recalcado un portavoz de la compañía Foster- Miller, conducir, observar y disparar son acciones que siempre se harán con intervención humana. Aunque los laboratorios se inclinan por la autonomía, los usuarios prefieren siempre mantener el control Por si acaso, la consola de mando de estos mini- Terminators -una mezcla de ordenador portátil y teclado de videojuego- -tiene un botón para desconexiones de emergencia.