Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional XXVI ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN LUNES 6 12 2004 ABC La reforma de la Constitución no tiene una tramitación sencilla. No es una ley más. Es la norma fundamental de los españoles y su modificación exige que, al menos, PSOE y PP se pongan de acuerdo. Sin él, cualquier intento estará abocado al fracaso Guía práctica de la reforma TEXTO: MANUEL MARÍN MADRID. La reforma de la Constitución Española de 1978 es uno de los principales compromisos adquiridos por José Luis Rodríguez Zapatero en su debate de investidura como presidente del Gobierno. El Ejecutivo considera imprescindible acometer cuatro reformas en la Carta Magna para modernizar un texto que ya tiene 26 años y que, si bien prácticamente todas las fuerzas políticas juzgan que ha resultado y resulta el instrumento idóneo para regular la convivencia de los españoles- -sólo el PNV no la respaldó en 1978- requiere de cambios que lo adapten a los nuevos tiempos. No obstante, una reforma como la planteada por el Gobierno exige, como mínimo, la aquiescencia de los dos principales partidos: PSOE y PP. Sin el PP los cambios no serán posibles. Por ello, este partido- -que no se opone a cambios específicos como los que atañen a la Corona y a dotar de una nueva estructura al Senado- -sí viene expresando su rechazo frontal a cualquier modificación en cuyo trasfondo se oculte una reforma del modelo de Estado que deje resquicios, por mínimos que sean, a agrietar la unidad de España, a la ruptura de la cohesión territorial y que perjudique la solidaridad entre Comunidades. Una guía práctica para seguir los cambios constitucionales podría ser la siguiente: convocatoria de elecciones. Las nuevas Cámaras elegidas de las urnas deberán ratificar o no la decisión y el nuevo texto, aprobado de nuevo por mayoría de dos tercios del Congreso y del Senado. Una vez aprobada por las Cortes, la reforma será sometida obligatoriamente a referéndum para su ratificación definitiva. 5. ¿Por qué la reforma que quiere acometer el Gobierno requiere de la vía agravada? Sencillamente, porque independientemente de cómo se sustancie la denominación y, en su caso diferenciación, de las Comunidades autónomas en virtud de las reivindicaciones de algunas de ser privilegiadas por su carácter histórico lo cierto es que la reforma afecta directamente al Título II, para dar una nueva redacción, al menos, al artículo 57 y poner fin a la previsión de preeminencia del varón sobre la mujer en el orden de sucesión al frente de la Monarquía. 6. ¿Se ha modificado la Constitución alguna vez con anterioridad? Sí. Ocurrió en 1992 a iniciativa parlamentaria de todos los Grupos del Congreso de los Diputados. La reforma vino impuesta por la nueva redacción que se dio al artículo 8 del Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea, derivada a su vez de la aprobación del Tratado de la Unión Europea en Maastricht. Esta normativa prevé que los ciudadanos de la Unión Europea residentes en un Estado miembro del que no sean nacionales tendrán derecho a ser electores y elegibles en las elecciones municipales del Estado miembro en que residan. Esta previsión, que era vinculante para España, motivó una consulta del Gobierno al Tribunal Constitucional en abril de 1992 para determinar si contradecía en algo el artículo 13.2 de la Constitución española. El Constitucional interpretó que así era y las Cortes aprobaron, por la vía común, la primera y única modificación de la Carta Magna introduciendo en su artículo 13.2 las palabras y pasivo El artículo, ahora vigente, quedó redactado así: Solamente los españoles serán titulares de los derechos reconocidos en el artículo 23 votar salvo lo que, atendiendo a criterios de reciprocidad, pueda establecerse por tratado o ley para el derecho de sufragio activo y pasivo en las elecciones municipales El Rey sancionó esta reforma el 27 de agosto de 1992. El acuerdo Gobierno- PP es imprescindible para encarar la reforma que será imposible iniciar cualquier reforma en tiempo de guerra, o cuando se decreten estados de alarma, excepción o sitio. JAIME GARCIA 1. ¿A qué reformas concretas se ha comprometido el Gobierno? Afectarían a cuatro puntos: la reforma del Título II con el fin de eliminar la preeminencia del varón sobre la mujer en el orden de sucesión de la Corona; la reforma de varios preceptos del Título III en lo que atañe fundamentalmente al Senado, para dotarle de una nueva estructura con el fin de convertirlo en una verdadera Cámara de representación territorial, con más fuerza y poder de las Comunidades autónomas, y de primera lectura para determinadas leyes que les afecten; en tercer lugar, la referencia a España como miembro de la Unión Europea y la inclusión de lo que representará la Carta Magna; y, finalmente, la especificación de la denominación de todas las Comunidades autónomas y de Ceuta y Melilla, que por su parte aspiran a abrir de par en par la puerta que quedó entreabierta en la disposición adicional quinta y ser reconocidas como Comunidades. 3. ¿Cómo es la reforma común por la vía del artículo 167? Los proyectos de reforma constitucional deben ser aprobados por una mayoría de tres quintos del Congreso y del Senado. De no existir ese acuerdo, la Carta Magna prevé que se intente lograr mediante una comisión paritaria de diputados y senadores que, tras sus debates, deben presentar un texto que debe ser votado por las dos Cámaras. De no lograrse de esta manera, sería suficiente con el apoyo de los dos tercios del Congreso siempre que antes se contara con la mayoría absoluta del Senado. En este supuesto, el Gobierno estaría obligado a convocar un referéndum de ratificación si así lo reclamara una décima parte de cualquiera de las Cámaras. 4. ¿Cómo es la reforma agravada por la vía del artículo 168? Se acudirá a esta vía cuando se proponga una revisión total de la Constitución o una parcial que afecte a tres apartados: al Título preliminar, que alude, entre otros conceptos, a España como un Estado social y democrático de Derecho, a la soberanía nacional, a la Monarquía parlamentaria y a la unidad de la nación española; que afecte, en segundo lugar, a los derechos fundamentales y a las libertades públicas establecidas en la Sección primera del segundo capítulo del Título I (derecho a la vida y la integridad física y moral, libertad ideológica, religiosa y de culto, derecho a la libertad y la seguridad, al honor... y en tercer lugar, que afecte al Título II, de la Corona. En este supuesto la revisión tendría que ser aprobada por dos tercios de cada Cámara. A continuación se procederá a la disolución inmediata de las Cortes y a la La reforma del Senado está pendiente desde hace quince años. PSOE y PP quieren acometerla, pero discrepan en el cómo El Gobierno ha impulsado cambios en el Consejo de Estado para que en 2006 marque las líneas de la reforma constitucional 2. ¿Qué trámites requiere la reforma de la Carta Magna? La propia Constitución establece dos sistemas para su modificación: una vía simple o de reforma común y otra vía agravada, más exigente, reguladas respectivamente en los artículos 167 y 168. Hay que tener en cuenta 7. ¿Interfieren las reformas de los Estatutos de autonomía de las diferentes Comunidades en la reforma de la Constitución? El Gobierno mantiene que son dos procesos paralelos que no tienen por qué ser contradictorios ni secantes en-