Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 DOMINGO 5 12 2004 ABC Gente Carla RoyoVillanova: Nunca soñé que sería princesa SILVIA CASTILLO Carla Royo- Villanova está considerada una de las mujeres más elegantes de España, que ha sabido crear su propio estilo adaptando los dictados de la moda a su personalidad. Su buen gusto a la hora de vestir la distingue en cada aparición pública. De hecho, la esposa del príncipe Kubrat de Bulgaria ocupa desde hace año y medio el cargo de directora de comunicación y relaciones con los medios de Pedro del Hierro, una labor que desempeña con pasión, porque creo plenamente en lo que hago. Me encantan los diseños de Pedro. La verdad es que tengo la suerte de levantarme todas las mañanas encantada de ir a trabajar y encantada con lo que hago Aunque licenciada en Derecho, la princesa de Panagyúrishte se mueve como pez en el agua en el mundo de la moda, la belleza y la decoración, los ámbitos en los que ha desarrollado su labor profesional. Además, es autora de dos libros: La sencillez del saber estar -una especie de guía de protocolo light como lo define su autora- -y Madre no hay más que una historias que me ha contado mi madre de cuando mis hermanos y yo éramos pequeños, cosas que me han pasado a mí Ahora, Carla Royo- Villanova ha vuelto a lanzarse a la arena literaria con Recibir en casa (y saber vestir en cada ocasión) que ha escrito junto con María Escudero y se presentará el próximo día 13 en Madrid. Más que un libro de lectura, por sus dimensiones y su presentación se trata de un libro de mesa. María ha escrito toda la parte de recibir en casa, con fotografías hechas por ella en cenas reales que ha organizado. Yo me he ocupado de la parte del vestir, lo que es adecuado en una cena de gala, en una cena formal o informal, un almuerzo de trabajo o un almuerzo en casa, un brunch las prendas básicas que hay que tener siempre en el fondo de armario... El detalle. Una pareja de irlandeses llevó el dicho amor a primera vista hasta sus últimas consecuencias al contraer matrimonio, en directo y en la radio nacional, a los pocos minutos de haberse visto. Ferguson y su hija, a la caza del novio. La ex esposa de Andrés de Inglaterra, Sarah Ferguson, ha declarado disfrutar saliendo de fiesta y a la caza de un novio con su hija de 16 años, Beatrice. La duquesa de York dice que tanto Beatrice como ella desean un buen partido para cada una Carla Royo ha escrito, junto a María Escudero, el libro Recibir en casa (y saber vestir en cada ocasión) SIGEFREDO Lo más importante es que por primera vez se han unido los dos aspectos -Como anticipo del libro, ¿qué no se debe llevar nunca en una cena de gala? -Un vestido corto. ¿Y cómo hay que vestir en un brunch -Al celebrarse los domingos y ser casi siempre en casa de amigos, ropa muy informal. ¿Cómo llegó a ser experta en moda y belleza? -Bueno, tanto como experta... -Ha respondido consultas de belleza en un página web y escribe sobre moda. -Es un mundo en el que te metes y, a base de estar dentro, terminas conociéndolo. Difruto hablando con los diseñadores, viendo su trabajo... ya desde pequeña era algo que me llamaba la atención, me diseñaba mi propia ropa... ¿Le gustaría dedicarse a diseñar profesionalmente? -No, no... yo hago otras cosas. ¿Qué opina de las listas sobre las más elegantes? -Creo que son muy mediáticas, para promocionar en un momento dado a un personaje o a otro. Para mí la elegancia no es una cara bonita y un vestido caro o de un diseñador hiperconocido. Para mí, sobre todo, es una cuestión de educación, es una manera de hablar, de escuchar, de caminar, de comer... Es todo, desde que te levantas hasta que te acuestas, es decir, en camisón, en vaqueros y con un traje que pueda ser de un diseñador mejor o peor. Si eres elegante lo eres no porque seas guapa o lleves tal o cual cosa, creo que esto a veces se confunde. ¿Qué le parece el hombre metrosexual? -Me encanta. Es lógico que los hombres también se preocupen por su estética, siempre desde un punto de responsabilidad y no de vivir sólo para eso. Todos los extremos son malos. A mí me parece fenomenal que los hombres se cuiden, que hagan una vida sana, que se cuiden la piel, me parece fundamental. ¿Su marido es de los que se cuidan? -Mi marido sí. Al principio tenía que estar un poco más pesadita y decirle que utilizara crema o tónico, que se limpiara la cara. Y ahora ya lo hace él solo. La ropa también se la compra solo y luego me la enseña y opinamos. Él tiene muy buen gusto. -De pequeña, ¿soñaba con ser princesa? La verdad es que no. -No puede ser, de niñas todas soñamos con eso. -Bueno, de una manera figurativa e infantil, sí. Cuando me contaban o leía cuentos. Pero luego sabes quién eres. Mis padres, en ese sentido, siempre nos han inculcado lo importante que es tener los pies en la tierra, estudiar una carrera, encontrar un trabajo, porque vas a tener que sacar una familia adelante... y lo mismo hago yo con mis hijos. -Cuando se casó con Kubrat de Bulgaria, ¿le cambió mucho la vida? -Me cambió como a cualquier otra persona que se casa y deja de vivir con sus padres. De repente te ves con una casa que llevar, con la idea de tener una familia y un marido que también trabaja mucho, con tus problemas domésticos, laborales y los que pueda tener cualquier persona. ¿Se ha planteado cómo sería su vida si en Bulgaria volviese a instaurarse la Monarquía? -Me imagino que mi vida sería diferente, pero eso no va a pasar. -En casa, ¿son fieles a las tradiciones búlgaras? -En la alimentación, quizá, en lo que más. Hacemos muchos platos de la gastronomía búlgara, que es muy rica, muy variada y muy sana, con mucha verdura y mucha legumbre.