Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 5 12 2004 Cultura 75 etc. y refleja las mismas aspiraciones artísticas e intelectuales de la familia que el resto de las viviendas de las que fueron propietarios. La Huerta de San Vicente Os echo de menos de un modo intenso, y la luz de la Huerta de San Vicente se me antoja con aquella divina luz y aquella suave tranquilidad de un paraíso. Después de vivir en tres calles céntricas de Granada, la familia Lorca adquirió la Huerta de San Vicente, que se convertiría en la apacible casa de veraneo, entre 1926 y 1936. Desde las habitaciones del piso alto de la casa podían verse Sierra Nevada, la Alhambra y el resto de colinas de la ciudad. Fue en una de estas habitaciones donde Federico García Lorca escribió, verano a verano, algunas de sus obras más importantes, entre otras Así que pasen cinco años (1931) Bodas de sangre (1932) Llanto por Ignacio Sánchez Mejías (1935) o Diván de Tamarit (1931- 1936) El poeta se encontraba en la Huerta de San Vicente cuando en julio de 1936 estalló la guerra civil española. Federico se despidió de su familia el 9 de agosto. Fue asesinado días más tarde. A partir de 1976, comenzó a generalizarse en España el proceso de rehabilitación de la figura y la obra de Federico García Lorca. En 1984, la Huerta de San Vicente pasó a ser propiedad municipal, incluyendo el mobiliario original que en gran medida había podido conservarse. En 1995 se abrió al público como Casa- Museo, y en 1997 se creó el Patronato Municipal que actualmente la gestiona. La Huerta de San Vicente completa, junto con las Casas- Museo de Fuente Vaqueros y Valderrubio, el itinerario de lugares de memoria histórica y literaria vinculados con Federico García Lorca, y desarrolla además un amplio programa de actividades que la han convertido en centro cultural de la ciudad de Granada. Actualmente, la Casa está rodeada de un parque dedicado al poeta pero que, paradójicamente, traiciona el estilo lorquiano. En su construcción se destruyeron señas de identidad imprescindibles como el maizal que crecía al lado de la casa, y que tanto gustaba a Federico. Instantánea de la vida familiar en la Huerta de San Vicente a finales de los años 20 daluces. Finalmente, lo han conseguido. Como este pueblo, antiguamente, se llamaba Asquerosa, a Federico no le gustaba mencionarlo, pero su hermano Francisco nació aquí y en este pueblo hizo la confirmación el poeta explica Pepe del Amor. Un poema de Lorca está grabado en el escalón de acceso a la entrada de la casa del poeta en Valderrubio. Ha sido un agricultor del pueblo, Pepe del Amor, el responsable de que la hermosa casa de Valderrubio pase a formar parte, recientemente, de la ruta lorquiana. En el centenario de Federico intentamos que aquí se celebrara algún acto, pero fue imposible. Nadie nos hizo caso. La casa se conserva exactamente igual que cuando vivía la familia de Federico comenta. Unas rosas secas descansan sobre la cama del poeta. En la pared, una fotografía del Cristo del Paño, y otra de la Patrona de Granada, la Virgen de las Angustias. Junto a la ventana, el escritorio espacioso donde el poeta concibió La casa de Bernalda Alba Somos el pueblo de la mala suerte se queja Pepe del Amor. Primero, por el nombre de Asquerosa, que Federico siempre intenta esconder con Vega de Zujaira, Cortijo de Daimuz o diciendo simplemente mi pueblo... La casa de Lorca en Valderrubio es una hermosa residencia típicamente rural, que contiene interesantes documentos- -entre ellos el de la confirmación del poeta, además de fotografías, figurines y vestuario de teatro, títeres, El futuro Centro Lorca Finalmente, con la construcción del futuro Centro García Lorca, que se ubicará en un céntrico solar, en la plaza de la Romanilla, se culminará la presencia de Lorca en Granada capital. Este edificio se convertirá en icono de la Fundación del poeta, y albergará biblioteca, teatro, archivos, aulas, cafetería, tienda y sala de exposiciones. La intención es hacer del edificio un punto neurálgico de la cultura a nivel internacional, que acogerá todas las artes, desde la pintura a la danza, el teatro, la música, y otras muchas propuestas siempre ligadas al nombre de Lorca. El proyecto final para la construcción del edificio se elegirá en enero, entre cuatro propuestas de arquitectos que ya han sido pre- seleccionadas. Federico en Granada bajo el cuadro de Dalí que también colgó en la Residencia