Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 5 12 2004 Los domingos 59 Un mal predecible y controlable, según la OMS Cuando se habla de Japón surge la idea de que allí la gente se suicida más que en ninguna otra parte. Esto no es así. Como en muchas otras cosas, la situación ha cambiado de forma radical en los últimos veinte años, y la cumbre del escalafón lo ocupan actualmente los antiguos países comunistas, con Lituania, la Federación Rusa y Letonia en cabeza, todos ellos con más de 60 suicidas anuales por 100.000 habitantes. Esto tiene su explicación en el colápso global de un mundo por el que se sacrificaron personas que ahora deben afrontar lo peor que les van las cosas con la ausencia de inhibiciones religiosas de fondo. En general, son países con poca luz, quizás un factor coadyuvante. En esta lista, e incluso contando países fuera del antiguo telón de acero, la tasa de suicidios en Japón ocupa el puesto 21. Por encima se sitúan países como Finlandia, Austria, Bélgica o Francia. Por contra, los granadinos, los egipcios y los jamaicanos apenas se suicidan. En España también nos suicidamos poco, apenas un 10 por 100.000. En el mapa adjunto puede comprobarse cómo las menores tasas de suicidio se dan en Iberoamérica, el sur de Europa y países de Oriente Medio, desde Egipto, hasta Irán. El argumento religioso es importante, aunque Francia, Polonia y Austria están muy arriba en la escala siendo católicos. La mayor influencia parece venir del clima, de las horas de luz y de que en muchos países donde dominan religiones como la mahometana o la católica, los lazos familiares tienden a mantenerse, creando esa red social que echa de menos el japonés Penguin. Por desgracia, no disponemos de datos sobre países africanos, por lo que resulta imposible completar estadísticamente este cinturón de optimismo Otra cuestión, mucho mas compleja, es la evolución del suicidio en el mundo. Mientras por una parte la tendencia general es hacia un aumento, en la mayor parte de los países europeos, entre ellos el nuestro, se ha registrado una disminución relativa. La Organización Mundial de la Salud insiste en que el suicidio es tan prevenible como otra enfermedad. Habría que evitar el acceso a sustancias venenosas, pero también han de elaborarse unas guías para ayudar a quienes tratan con este tipo de problemas. No obstante, es complicado imaginar un mundo en el que hayan desaparecido las causas desencadenantes del suicidio, como pueden ser la pobreza, el desempleo, la pérdida de seres queridos, peleas, la ruptura de relaciones o problemas legales o laborales. Ni tampoco una historia familiar de suicidios, alcoholismo, drogadicción, abusos infantiles o aislamiento social. Según la OMS, estos hechos aparecen en la mayoría de los suicidios. Y eso no se cambia sólo con unas normas. Somos cada uno de nosotros los que debemos alargar la mano. Cerca de un millón de personas se suicida anualmente en el mundo. El mapa de la muerte es una lección de sociología En un reciente artículo aparecido en el British Medical Journal, el doctor Sundararajan Rajagopal, psiquiatra del Hospital de Saint Thomas en Londres, explicaba que los últimos incidentes en Japón pueden ser ocurrencias aisladas en un país caracterizado por tener una de las tasas de suicidio más altas del mundo. Sin embargo, también pueden anunciar una nueva y preocupante tendencia en los pactos de suicidio, con muchos más incidentes implicando a desconocidos que se encuentran mediante internet El Dr. Rajagopal indica que quizás este tipo de pactos de suicidio tengan un cierto componente de protesta o grito: la mayor parte padece una enfermedad mental, pero una fracción puede interpretarse como un acto de protesta Las razones de la muerte Evolución en el mundo entre 1950 y 1995 30 Porcentajes 25 20 15 10 5 0 1950 1955 1960 1965 1970 1975 1980 1985 1990 1995 Porcentajes de suicidio en el mundo (Por 100.000; año más reciente disponible desde marzo 2002) Hombres Mujeres gente interesada en el tema lo discute como, poco más allá en el vecindario virtual, unas mujeres españolas discuten sobre punto de cruz o unos jóvenes italianos las peripecias de Luther Blisset. Una de las páginas más antiguas es la regentada por un tal Penguin (34 años casado, con un hijo) desde hace ocho años. Sus visitantes regulares son unas 8.500 personas, de las cuales se suicidan unas tres cada año. Las autoridades japonesas, en un alarde de realismo, explican que no pueden prohibir el acceso a esas páginas, en las cuales, más que fomentarse suicidios, se evitan, y tampoco pueden iniciar un filtro de palabras como la misma de suicidio algo tan absurdo, como impracticable. En realidad, lo que sugiere la existencia de cientos de lugares virtuales dedicados a tan sombrio tema es que no existe ninguna instancia especializada donde los suicidas puedan acudir. Según el mismo Penguin, si eres alcohólico, fumador o depresivo, hay cientos o miles de centros de ayuda. En cambio, si una persona simplemente quiere suicidarse pero no está loca, no tiene dónde acudir Algo más que cifras Otra cuestión a considerar es el mismo fenómeno del suicidio en Japón y en el conjunto de la población mundial. En estos años han venido a morir de esa forma cerca de 1 millón de personas en todo el mundo, con una tendencia al alza que hace prever más de 1,5 millones para el año 2020. Esto supone casi la mitad de las muertes violentas, casi el doble que los homicidios (500.000) y las víctimasde guerras (230.000) La Organización Mundial de la Salud explica que esas tragedias humanas tienen también un coste económico, suponiendo el 1,4 por ciento de las pérdidas relacionas con la salud. Pero esto no es lo fundamental. Vale decir que los hombres se suicidan en un número tres veces mayor que las mujeres. Y que, mientras en 1950 el 60 por ciento tenía más de 45 años, ahora esa proporción se ha invertido y la dominancia corresponde a quienes tienen menos de 45 años. Teniendo en cuenta que la pirámide demográfica se ha invertido en muchos países, la evolución del suicidio entre los más jóvenes es un dato preocupante. 13 6,5- 13 6,5 sin datos Suicidios según edad y sexo 60 Hombres Mujeres 50 Porcentajes 40 30 20 10 1,2 0 0,5 5- 14 19,2 7,7 8,4 10,5 11,8 14,1 28,3 18,8 39,7 34,7 41,0 41,5 55,7 5,6 15- 24 25- 34 35- 44 45- 54 55- 64 Grupos de edad 65- 74 75+ CG. SIMÓN