Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Los domingos DOMINGO 5 12 2004 ABC DELITOS Y VÍCTIMAS Un médico que ha castrado químicamente a abusadores en España habla para Los Domingos de ABC del éxito de este tratamiento. Si la Administración sabe que un 40 por ciento de los violadores reincidirá, ¿por qué se resiste a sufragar los gastos y extender su aplicación? Los argumentos de los violadores, sus abogados y los especialistas son incontestables Castración química, arma contra la reincidencia o como violaban a su hermana y padeció en sus carnes infantiles el horror del mismo ultraje. Encogido en el silencio, nunca nadie le administró un bálsamo reparador para esa herida. Un magisterio bestial que le doctoró desde muy joven en la monstruosa aplicación del dolor aprendido a las niñas que tuvieron la negra suerte de cruzarse en su camino. ¡Que me hagan algo! suplicó en el turno de última palabra ante el tribunal que hace ya 17 años le condenó a 68 de cárcel por haber abusado de una veintena de víctimas. Pero nada le hicieron en los 13 años que pasó en prisión, y tras pisar de nuevo la calle volvió a las andadas marcando para siempre el alma y el cuerpo de otras 14 chiquillas. Ahora se enfrenta a una petición de 103 años de reclusión, a la paranoia burócrata de una Administración de Justicia que no le quiere costear una castración química que amén de barata se ha demostrado eficaz y que pondría fin a su reincidencia, y al horizonte de volver a violar en un plazo de 19 años, cuando se calcula camparía otra vez libre por nuestras calles, si es que no logra en 12 años el tercer grado penitenciario. ¿Cómo es posible que nadie haga nada, que nadie tome la decisión de acabar para siempre con esta amenaza? inquiere su abogado, Juan Carlos Rebassa, que ha pedido esta semana por escrito a la Audiencia Provincial de Palma y a la Fiscalía la aplicación del tratamiento inhibidor de los impulsos monstruosos de S. P. B. de 43 años, hoy preso en una celda de aislamiento del penal isleño. La Administración- -ha dicho tajante Rebassa- -se lo debe, a él y a todas sus víctimas Vi POR VIRGINIA RÓDENAS Panorama desde los números 7.423 delitos contra la libertad sexual se denunciaron en España en 2003. Un 7,36 por ciento creció el número de delitos contra la libertad sexual durante los nueve primeros meses de 2004. Un 17 por ciento fue el incremento en la última década de los delitos contra la libertad sexual. Más de un 42 por ciento de los violadores reinciden. El 31 de agosto de 1996, California se convertía en el primer estado norteamericano en legalizar la castración química para los abusadores de menores. En 2005, Francia practicará la castración química a 48 delincuentes sexuales reincidentes Sin embargo, ¿por qué esa desidia ante víctimas futuras? Fue Rebassa el abogado que gestionó su traslado desde Herrera de la Mancha a Palma de Mallorca, trámite que acabó en su libertad. ¿No siente remordimientos por haberle ayudado a salir de prisión, lo que le permitió cometer más violaciones? pregunto al defensor del convicto. Había cumplido la condena correspondiente según los plazos legales. Esa es la Ley ¿Tiene hijos? quiero saber. Sí ¿Y eso no le impide ponerse del otro lado? Si lo hiciera, me dedicaría a otra cosa Castrados por propia voluntad A tratar parafilias se dedica el profesor José Díaz Morfa, presidente de la Asociación Española de Sexología Clínica, con 25 años de experiencia en tratamientos y más de 20 en docencia. Este psiquiatra, al que mandan sus colegas lo peor de cada casa por irremisible, tiene tres pacientes castrados químicamente a petición propia. Uno de ellos, diagnosticado de pedofilia homosexual, ha sido uno de los modelos del artículo Actualización en el tratamiento farmacológico de las parafilias que el doctor publicó hace un año en la revista científica Interpsiquis El sujeto ha sido tratado con acetato de ciproterona, acetato de leuprorelina y flutamida, inhibidores de la testosterona, y el éxito, según el médico, ha sido del cien por cien. Me lo pidió él hace cinco años consciente de que no podía contenerse, y más por miedo que por arrepentimiento: le habían pillado y estaba pendiente de juicio. Tanto éste como los otros dos pacientes habían probado otros tratamientos, casos desesperados que ahora ven resultados Porque la opción de estos medicamentos- -puntualiza el psiquiatra- -viene después de un posible tratamiento con antidepresivos, luego con agonistas y después con la ciprosterona, que tiene más consecuencias. Y siempre acompañado de terapia porque si sólo pones medicación y alguna vez hay que quitarla, muchos recaerán Que me hagan lo que sea fue la súplica del violador de Palma, que después de 13 años en prisión atacó a 14 niñas Conductas intachables Cuando ustedes le preguntaban a la magistrada del Tribunal Supremo Milagros Calvo, en el último número de El Semanal qué pasa por su cabeza cuando un violador reincide durante un permiso penitenciario, ésta contestaba que cómo se puede calificar de intachable la conducta de un violador dentro de la cárcel sin considerar que en prisión no hay ninguna mujer a la que poder violar Entonces, qué es lo que tiene que pasar para que las cosas cambien- -inquiere el letrado mallorquín- Mi cliente, en 13 años, sólo ha recibido en la cárcel tratamientos esporádicos que de nada le han servido y ahora el fiscal acepta su castración química pero si se la paga él, que no tiene medios, y no puede costeársela Rogó y suplicó hace casi veinte años, ¡veinte años! que le pararan como fuera y nada se hizo. Simplemente se le dejó seguir en el infierno, a él y a su familia, una familia normal, de esas que decimos de monjas por las vocaciones religiosas que alberga. Luego, es curioso que nadie se haya puesto en contacto con nosotros, ninguna asociación filantrópica, de mujeres agredidas, ningún mecenas se ha dirigido a nosotros dispuesto a pagar el tratamiento médico o a hacer fuerza para que sea la Administración la que lo asuma. Siendo calificado en sentencia de enfermo sexual ni siquiera la Seguridad Social, que cubre carísimas operaciones de gente venida de remotos lugares sólo para ser intervenida gratis por nuestra sistema sanitario público, ha hecho el menor gesto. Mire, yo creo que a la gente no le importa. Igual, lo que quiere es verlo muerto. Anular deseo y eyaculación Lo que haces con los fármacos- -explica el especialista- -es anular toda posibilidad de tener deseo, erección y eyaculación. Es totalmente seguro. El que se lleva las manos a la cabeza es por desconocimiento ya que llevamos trabajando con casos clínicos desde hace ocho años. Además, no es muy caro, la medicación vale unos 95 euros y el control del paciente es cada seis meses. Hay que hacer una analítica rutinaria cada tres meses, para el mero control del hígado, tiroides, la prolactina, y una densitometría para ver cómo está el calcio en los huesos; pruebas nada especiales y que lo lógico es que las cubriera la Seguridad Social Por otra parte, tampoco existen graves efectos secundarios para el tratamiento más agresivo, entre los que se cuentan la imposibilidad de tener erecciones y la pérdida de la capacidad de eyacular, y una reducción del nivel de calcio que se compensa con vitamina D, pero fuera de esto nada importante perjudica la salud del paciente. Además, en cuanto cesa la administración de fármacos, el proceso es reversible. Después de conocer el caso del violador de Palma, es evidente que en su caso está más que justificado el tratamiento. Con estos casos graves se ha demostrado más eficaz la castración química que la quirúrgica ¿Cómo es posible entonces que la castración química no se aplique en España con la misma decisión con que se ha anunciado en Francia por el ministro de Justicia, Dominique Perben? Para