Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 5 12 2004 Los domingos 53 Rania y Noor. La procesión iba por dentro. Arriba, el Rey Husein con su nieto Husein, hijo de Abadalá y Rania mente. Al bajar de su avión en Ammán ya supe que el sucesor era yo porque me ignoró por completo cuando estrechó la mano de los que allí estábamos. Fue en ese momento cuando lo supe Hamza, el hijo preferido del Rey Husein J. C. Es, a sus 24 años de edad, el vivo retrato de su padre. Así al menos le gustaba decirlo... a su padre. El Rey Husein de Jordania tenía verdadera debilidad por su hijo Hamza, el preferido entre los once vástagos del monarca, fruto de sus cuatro matrimonios. Lo cierto es que Hamza habla como su padre; lleva cortada la barba igual que su padre, camina, se mueve, se viste como lo hacía su padre. Estudió también en la academia militar británica de Sandhurst, como su padre, y se ha casado con una joven Princesa del mismo nombre, Noor, de 22 años, que la última mujer de su padre, demasiado occidental quizás para la estricta cultura musulmana. Hoy en día, Hamza ultima sus estudios en la Universidad norteamericana de Harvard, donde también cursa los suyos su esposa. Muy popular entre sus compatriotas, que lo adoran como adoraban a su padre, Hamza La petición del Rey Husein Sólo doce días después moriría el Rey Husein. Poco antes, pudo charlar al fin a solas con el ya designado sucesor. Fue entonces cuando le pidió a Abdalá que eligiera a Hamza como Príncipe heredero. Horas después de su entierro, Abdalá II anunciaba oficialmente a Hamza como sucesor. Los deseos de Husein... y, sobre todo, de Noor se habían cumplido. Y fue la única mueca de la Reina Rania ese día. Las intrigas palaciegas, que no hospitalarias, se han repetido en las últimas semanas, aunque con mucha más naturalidad. Saleh Kallab, antiguo ministro jordano de Información, descarta siquiera maniobras en la oscuridad: No hay complots en Jordania- -asegura, tal vez convencido- Esta es una comunidad simple, rural y beduina donde todo siempre está claro Casi todo. Algunas preguntas, en cualquier caso, sí flotan en el aire: ¿Por qué se ha procedido al cambio ahora? ¿Por qué no se nombra un Príncipe heredero? ¿A qué tanta prisa si Husein sólo tiene 10 años de edad y el Rey no ha cumplido siquiera los 43? Seguro que bellas Rania y Noor, Noor y Rania, dos Reinas pero, sobre todo, dos madres que tienden, por naturaleza, a defender los derechos de sus hijos, tienen más de una respuesta convincente. El joven Principe Hamza parece haber aceptado su brusco cambio de destino también tiene, como tenía su padre, una gran ascendencia sobre el Ejército, del que actualmente es capitán. Es, como era su padre, un hombre de acción al que le gusta, como le gustaba a su padre, pilotar helicópteros y aviones; lanzarse en paracaídas, hacer buceo; practicar el taekwondo... Ha participado como oficial en misiones conjuntas de paz con las Fuerzas Armadas de los Emiratos Árabes Unidos, en la antigua Yugoslavia. Su papel como Príncipe heredero era simbólico, sin obligaciones, sin una agenda apretada. Tras la inesperada decisión de su hermanastro, Abdalá II, con el que pese a todo mantiene una buena relación que no está en peligro, nunca será ya Rey de Jordania. Una de las pocas diferencias, a fin de cuentas, con su difunto padre.