Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional DOMINGO 5 12 2004 ABC Las dos Simonas viajan a Ammán y reanudan su labor humanitaria para Irak Que hagan lo que quieran, pero a su riesgo comentó el vicepresidente de Alianza Nacional b Ambas jóvenes se han puesto en contacto con agencias de la ONU que trabajan en la zona y han evaluado los planes en los que trabajaban antes de su secuestro JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. Las dos muchachas italianas que fueron secuestradas en Irak durante tres semanas el pasado mes de septiembre han viajado a la capital de Jordania, Ammán, donde tienen la intención de reanudar su actividad humanitaria en la zona. Simona Pari y Simona Torretta- -las dos Simonas -llegaron a la capital jornada a última hora del viernes, según anunció un portavoz de la organización Un puente para Bagdad en la que ambas trabajan. Las jóvenes, cuya dramática peripecia las convirtió en dos de las figuras más populares y queridas de Italia, habían sido invitadas el viernes a un seminario organizado por la Universidad de Siena para charlar sobre cooperación humanitaria en tiempos de guerra. Pero la periodista Anna Pizzo, que participaba en el encuentro, debió comunicar a los presentes la ausencia de Pari y Torretta, porque en este mo- Sin noticias de los periodistas franceses PARÍS. Ciento siete días después de haber sido secuestrados, sigue la incertidumbre sobre el paradero de Christian Chesnot y Georges Malbrunot, los dos periodistas franceses capturados el 20 de agosto. No parece que ambos hubiesen sido retenidos en Faluya, ya que, tras la toma de la ciudad por tropas de EE. UU. no se ha tenido noticia sobre su paradero. Las autoridades galas se inclinan más bien por considerar que los periodistas fuesen atrapados y retenidos en el sur de Bagdad, en el denominado Triángulo de la muerte, una zona aun más descontrolada que los bastiones de la guerrilla en zona suní. Continuamos trabajando con el mismo interés y discreción, porque es una de las condiciones imprescindibles para su seguridad manifestó hace unos días el ministro galo de Exteriores, Michel Barnier. Simona Torretta y Simona Pari sonríen poco después de haber sido liberadas mento han vuelto a hacer su trabajo habitual y no están en Italia La periodista no dio a conocer el país en el que se encontraban las dos Simonas pero el misterio fue finalmente aclarado por el portavoz de Un puente para Bagdad que explicó que ambas muchachas se encuentran en Ammán para estar en contacto con agencias de la ONU que también trabajan en la zona y evaluar el funcionamiento de los proyectos en los que trabajaban antes de su secuestro. EPA Crisis de visibilidad El anuncio de su regreso a la zona ha suscitado unos cáusticos comentarios de Ignazio la Russa, vicepresidente de Alianza Nacional, segundo partido de la coalición del Gobierno: Son libres de hacer lo que quieran, siempre que no se trate de una crisis de abstinencia de visibilidad y de que lo hagan a su propio riesgo. Nosotros ya hemos cumplido señaló. Sergio Marelli, presidente de la Asociación de ONG italianas, en cambio, considera que se trata de una elección coherente con la que muestran que siguen interesándose por Irak, pero que tampoco quieren correr más riesgos de los necesarios como se desprede de su decisión de quedarse en Ammán. Pari y Torretta, raptadas cuando estaban en la sede de su asociación en Bagdad, fueron liberadas tres semanas después de su secuestro, sin que fuera confirmada la versión de que el Gobierno italiano pagó un rescate. AP Nuevas imágenes del oprobio en Irak marcan al Ejército estadounidense WASHINGTON. Las imágenes del oprobio, de las sevicias infligidas a los prisioneros en Irak, continúan persiguiendo al Ejército norteamericano. La Marina estadounidense ha abierto una investigación sobre unas fotografías de presos tomadas antes de aquellas polémicas imágenes que mostraban vergonzosas torturas y malos tratos en la prisión de Abu Ghraib. Esta vez se trata de cuarenta fotografías que forman un nuevo catálogo de horrores, esta vez cometidos por soldados de las fuerzas especiales de la Marina durante una operación de captura de insurgentes. A la izquierda, un prisionero ensangrentado es conducido a punta de pistola. A la derecha, otro preso es fotografiado mientras le encañonan. Estas imágenes, tomadas en mayo de 2003, fueron descubiertas por un periodista de la agencia Ap que tuvo acceso a un álbum puesto en internet por la esposa de un soldado.