Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 5 12 2004 Nacional 25 Con armas más propias de una guerra Una violencia y una crueldad desconocidas en Marbella hasta el momento. Una acción que rompe con el modus operandi de todos los ajustes de cuentas entre bandas rivales en la Costa del Sol. Nunca habían muerto personas inocentes ajenas a los hechos. El dato ha dejado helado a los investigadores: los asesinos dispararon anoche más de cincuenta proyectiles con armas automáticas, posiblemente, un subfusil con munición 5,56 (utilizadas por varios ejércitos en el mundo) y una metralleta tipo UZI. Uno de los policías que trabaja en el caso resume la brutal acción de forma contundente: Han utilizado armamento propio de una guerra No fueron las únicas armas usadas en el tiroteo. El presunto escolta (en estado muy grave) de la persona a la que iban a asesinar utilizó una pistola del calibre 635, que quedó debajo del vehículo BMW en el que llegaron las dos personas que, al parecer, eran el objetivo. Momento en que retiran uno de los cadáveres de las víctimas accidentales del tiroteo JOSELE LANZA Dos muertos, entre ellos un niño de siete años, en un tiroteo registrado en Marbella El menor, de vacaciones con su familia, fue alcanzado cuando esperaba a su madre b La Policía aún no ha podido de- terminar el móvil del suceso, en el que también resultaron heridas tres personas, aunque todo apunta a un ajuste de cuentas C. GONZÁLEZ A. MONTILLA MARBELLA. El escenario era dantesco. Una decena de impactos de bala en los cristales de la peluquería eran la huella imborrable de una tragedia que comenzó a las cinco y media de la tarde en las inmediaciones del hotel Andalucía Plaza, en Marbella. En el exterior, un BMW X 3 con las lunas destrozadas por los balazos y la pistola que portaba uno de los heridos también dejaban constancia del terrible suceso. El resultado es de dos personas muertas, el empleado de una peluquería y un niño sevillano de tan sólo siete años, que esperaba mientras su madre estaba en el local, y tres heridos, una mujer y un hombre de gravedad y una niña de corta edad, de carácter leve. Al cierre de esta edición no se había producido ninguna detención. Todo sucedió en cuestión de minutos. Según fuentes policiales, tres individuos encapuchados, con armas semiautomáticas, entraron en la peluquería Cosmo, situada en unos locales comerciales de la zona del hotel y abrieron fuego contra un cliente, al parecer de nacionalidad argelina o francesa. ría, C. P. un joven italiano de 36 años. También fueron alcanzados por los disparos M. J. P. de 38 años y tía del niño sevillano fallecido, que se encontraba con sus familia disfrutando del puente de la Constitución en Marbella, y que fue herida de gravedad en cadera, muslo y tibia; una niña de corta edad con heridas leves y que era cliente del hotel; y F. B. J. de nacionalidad española, escolta de la persona a quien pretendían asesinar los presuntos delincuentes, y que se encontraba en el interior de un BMW. En su intento por repeler la agresión, disparó desde el vehículo con su pistola, que permanecía en la escena del crimen junto al coche. El herido presentaba dos impactos de bala en el costado, otro en el brazo y un último en la pierna. Al cierre de esta edición continuaba ingresado en el hospital Costa del Sol con pronóstico grave. Mientras, el individuo, objetivo de las balas, se daba a la fuga camuflándose entre la gente- -algunos testigos creen que también podría haber resultado herido- los criminales se marcha- ron del lugar a gran velocidad en un Audi S 4 en el que les esperaba una cuarta persona, también con la cara tapada. Unos 50 casquillos Al otro lado del cordón policial se sucedían escenas de dolor. Amigos del peluquero fallecido intentaban informarse. Dentro, su mujer, lloraba desconsolada abrazada a los compañeros de trabajo de la víctima. Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía se afanaban en recoger las decenas de casquillos que se repartían tanto por la galería comercial como por las inmediaciones. Según fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Málaga se podrían haber recogido medio centenar de casquillos. Testigos presenciales aseguraron que los agresores disparaban contra todo lo que pillaban Desaparecen cuatro sin papeles al naufragar dos pateras en Fuerteventura ABC LAS PALMAS. Cuatro inmigrantes desaparecieron ayer tras naufragar una patera en alta mar cuando se dirigía a la costa de Fuerteventura; los ocupantes de otras dos barcas, una de las cuales también volcó, pudieron ser rescatados ilesos, según informaron a Efe fuentes de los servicios de emergencia. En las tres barcas interceptadas viajaban un total de 114 inmigrantes. El primer naufragituvo lugar a primeras horas la mañana a unas quince millas del faro de La Entallada, en el municipio de Tuineje, cuando una patera en la que iban 41 inmigrantes subsaharianos zozobró. Cuatro de ellos, tres hombres y una mujer, desaparecieron en el mar, mientras que el resto pudieron ser rescatados por la Guardia Civil. Entre estos últimos, estaba el marido de la mujer que cayó al agua, que viajaba con ella y que tuvo que ser atendido tras sufrir una crisis de ansiedad. Los equipos de emergencia rastrearon sin éxito la zona por mar y aire. Otra embarcación con 41 inmigrantes subsaharianos volcó en la misma zona cuando navegaba a unas 9 millas de la costa, pero todos sus ocupantes fueron rescatados con vida. Una tercera patera a la deriva, con 32 subsaharianos y el patrón, fue rescatada ayer en las costas de Fuerteventura. Los padres reciben ayuda psicológica Los padres del niños fallecido esperaban con desesperación el levantamiento del cadáver de su hijo. El progenitor no podía contener las lágrimas y rompía a llorar desconsoladamente. Al margen de la presencia constante de los servicios médicos, el Ayuntamiento de Marbella también puso a disposición de los padres y de las personas que presenciaron el suceso apoyo psicológico para mitigar el dolor y poder asimilar lo que estaba ocurriendo. Pasadas las ocho y media de la tarde, el juez de guardia autorizó el levantamiento de los cadáveres. Los investigadores mantienen todas las hipótesis abiertas, aunque desde la Policía y la subdelegación de Gobiernos no descartan que se trate de un ajuste de cuentas entre bandas de delincuentes árabes. Disparos a discreción El individuo, al percatarse de la presencia de los agresores, huyó del lugar, según relatan testigos presenciales, bajo una lluvia de disparos, hiriendo de muerte al menor, que responde a las iniciales de José Manuel C. C. -que presentaba múltiples impactos de bala- -y al propietario de la peluque- Decenas de ilegales en Úbeda Por otro lado, los más de cien inmigrantes temporeros indocumentados que han llegado a Úbeda (Jaén) en los últimos días para recoger la aceituna se niegan a abandonar la ciudad porque esperan poder encontrar un trabajo cuando finalicen las lluvias y se retome la campaña, informa Efe.